fbpx
Estados Unidos, América Latina, El American

¿Está Estados Unidos siguiendo a América Latina?

Los estadounidenses deberían fijarse en los numerosos errores que los políticos de izquierda latinoamericanos han cometido para la destrucción de sus naciones

[Read in English]

Por Osvaldo de León

Como la mayoría de los estudiantes de las instituciones de enseñanza superior de Estados Unidos, soy bombardeado por la ideología de izquierda. Soy consciente de la gran cantidad de estudiantes “despiertos”, de los administradores que alucinan con la diversidad y de la propaganda que se enseña a mis compañeros y amigos.

Desde la década de 1960, muchos jóvenes estudiantes cuestionaron el statu quo de su tiempo mediante disturbios, cuestionando a sus padres, a los líderes de la Iglesia, etc. Hoy en día, esos mismos estudiantes de los años 60 se convirtieron en nuestros líderes políticos, profesores universitarios y presentadores de los medios de comunicación.

Estados Unidos siempre se ha caracterizado por ser el país de las oportunidades. Su Declaración de Independencia, basada en los derechos naturales, afirma que “todos los hombres son creados iguales, que están dotados por su Creador de ciertos Derechos inalienables, que entre ellos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad”. Obsérvese que el mensaje que Jefferson quería dejar como legado al pueblo americanos era el de ser libre de la coacción del gobierno y que todos los individuos vivieran felices en una sociedad virtuosa.

Hoy, sin embargo, los americanos son testigos de un tipo de sociedad diferente. La Cámara de Representantes de los Estados Unidos está siendo testigo, por primera vez en su historia, de un debate que los latinoamericanos vemos en nuestras naciones, las políticas de identidad de género. El proyecto de ley H.R.5 – Equality Act, dice: “Este proyecto de ley prohíbe la discriminación basada en el sexo, la orientación sexual y la identidad de género en áreas que incluyen los alojamientos e instalaciones públicas, la educación, la financiación federal, el empleo, la vivienda, el crédito y el sistema de jurados”.

En concreto, el proyecto de ley define e incluye el sexo, la orientación sexual y la identidad de género entre las categorías prohibidas de discriminación o segregación.” Y, “El proyecto de ley permite al Departamento de Justicia intervenir en las acciones de protección de la igualdad en los tribunales federales a causa de la orientación sexual o la identidad de género.

El proyecto de ley prohíbe que a una persona se le niegue el acceso a una instalación compartida, incluidos los baños, los vestuarios y las salas de vestir, que estén de acuerdo con la identidad de género de la persona”. Ahora, piénselo por un segundo.

Si mandas a tus hijos a un baño y vuelven corriendo diciendo que han visto a un hombre en el baño de chicas/mujeres pensarás que eso es raro y que el hombre está loco. Ya no, este proyecto de ley protege a cualquier persona de su “género” y como latinoamericanos, ahora sabemos lo que eso significa. Sí, género ya no significa tu sexo biológico. Por lo tanto, nadie puede discriminar a una persona que se identifique como un él o un ella, o como dicen los más extremistas políticamente “ellos”.

Ahora bien, el título de este artículo es “¿Está Estados Unidos siguiendo a América Latina?” porque los países latinoamericanos han adoptado las políticas de género. Por ejemplo, Argentina es una de las naciones más progresistas de la región que ha adoptado ideologías de extrema izquierda radical. Agustín Laje, el escritor político latinoamericano más influyente de nuestros tiempos, ha tratado estos fenómenos en sus artículos.

En un artículo escrito en Listín Diario, Laje explica qué es la ideología de género: “La ideología de género son ideas anticientíficas que, con fines políticos autoritarios, desarraigan la sexualidad humana de su naturaleza y tienden a explicarla exclusivamente desde la cultura.

Así, nuestra realidad sexual, como hombres o mujeres, sería una mera construcción social, anulando nuestras determinaciones naturales. Por tanto, si somos meras “construcciones” de la sociedad, podemos ser “deconstruidos” para ser voluntariamente, tanto individual como colectivamente, lo que queramos ser”.

Los americanos deberían fijarse en los numerosos errores que los políticos de izquierda latinoamericanos han cometido para la destrucción de sus naciones. La Ley de Igualdad será destructiva en los Estados Unidos y afectará a las instituciones religiosas, los hospitales, las universidades, las empresas privadas, las personas de fe y, lo que es más importante, a las personas que piensan en la libertad.


Osvaldo de León es estudiante de Historia con un diplomado en Ciencias Políticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Huawei

Huawei aspira a salir de la crisis por sanciones de Trump gracias a Biden

Next Article
Progreso, El American

Meditaciones en torno al progreso

Related Posts
Total
0
Share