fbpx
Salario Mínimo, El American

Estas 84 localidades suben el salario mínimo para recibir el Año Nuevo

Las consecuencias las sufrirán las familias que ya están luchando contra una inflación agobiante y una recuperación tambaleante

Por Brad Polumbo

Dos años después de la pandemia del COVID-19, las pequeñas empresas de todo el país siguen luchando bajo el peso de las restricciones y mandatos del gobierno. Ahora, les espera otra fea bienvenida en este nuevo año -al menos, en los 84 lugares que están aumentando sus salarios mínimos obligatorios en 2022. 

Cuando los estados o los gobiernos locales aprueban aumentos del salario mínimo, suelen estructurar las leyes de manera que los aumentos se apliquen gradualmente a lo largo de varios años, a menudo a partir del 1 de enero. Con el año 2022 oficialmente en marcha, los aumentos del salario mínimo entrarán en vigor en 25 estados, 58 ciudades/condados y Puerto Rico, según un nuevo informe del Instituto de Políticas de Empleo (EPI), un grupo de intelectuales fiscalmente conservador que generalmente se opone a los aumentos del salario mínimo. 

California está a la cabeza de los salarios mínimos en todo el estado, con un salario mínimo de 15 dólares/hora en vigor para las grandes empresas. Washington también aumentó su salario a 14.49 dólares, seguido de Massachusetts con 14.25 dólares, Connecticut con 14 dólares, Oregón con 13.50 dólares, Nueva York con 13.20 dólares, Nueva Jersey con 13 dólares, Arizona con 12.80 dólares, Maine con 12.75 dólares y Colorado con 12.56 dólares. 

Algunos lugares están aumentando el salario mínimo de forma aún más acusada a nivel local. West Hollywood, California, está a la cabeza en 2022, con un salario mínimo de 17.64 dólares específicamente para los empleados de los hoteles. Emeryville, California, también está promulgando un salario mínimo de 17.64 dólares este año, mientras que en Washington, SeaTac está implementando 17.54 dólares y Seattle está exigiendo 17.27 dólares entre los grandes empleadores. 

A continuación hay más localidades californianas, con Berkeley y San Francisco implementando un salario mínimo de 17.16 dólares, mientras que Mountain View y Sunnyvale van por 17.10 dólares y Palo Alto y Milpitas promulgan salarios mínimos de 16.45 y 16.43 dólares, respectivamente. 

Will the new Press Secretary be just as awful as Jen Psaki?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

(Para ver la lista completa de las 84 jurisdicciones que aumentan sus salarios, pulse aquí). 

A primera vista, todo esto podría parecer una buena noticia. Al fin y al cabo, ¿no quiere todo el mundo unos salarios más altos? Sin embargo, la verdad es que estos aumentos salariales obligatorios perjudicarán tanto a las empresas como a los empleados. Como señala el informe del EPI, estos aumentos perjudicarían a la economía en el mejor de los casos. Y, de hecho, no estamos viviendo los mejores tiempos. 

“Conocemos el daño que han causado los mandatos de aumento brusco del salario mínimo antes de la pandemia”, dijo el director gerente del EPI, Michael Saltsman. “Ahora, a pesar del historial de daños pasados, los defensores del salario mínimo están moviendo los postes de la meta sin evaluar el alcance de las pérdidas creadas por los aumentos del salario mínimo a pesar de las dificultades de los últimos dos años”.



Mientras que algunos trabajadores verán sus salarios aumentar como resultado de estos aumentos, muchos otros perderán sus puestos de trabajo por completo o verán sus horas reducidas y verán una reducción neta de los ingresos. ¿Por qué? Pues porque el salario mínimo real es siempre cero: el desempleo. 

“Hacer que sea ilegal pagar menos de una cantidad determinada no hace que la productividad de un trabajador valga esa cantidad -y, si no es así, es poco probable que ese trabajador esté empleado”, explicó el famoso economista del libre mercado, Thomas Sowell. “Desgraciadamente, el salario mínimo real es siempre cero, independientemente de las leyes, y ese es el salario que reciben muchos trabajadores tras la creación o el aumento de un salario mínimo impuesto por el gobierno, porque o bien pierden sus puestos de trabajo o no encuentran empleo cuando se incorporan a la población activa”.

Los aumentos del salario mínimo pueden eliminar millones de puestos de trabajo y dar lugar a una menor remuneración general, pero eso no es todo. Los estudios también han demostrado que los incrementos salariales obligatorios pueden provocar un aumento de los precios de los alimentos y del cuidado de los niños, lo que anula con creces cualquier beneficio.  

Por supuesto, muchos de los aumentos del salario mínimo que están entrando en vigor en todo el país son graduales. Pero sus consecuencias siguen siendo muy reales, y seguirán siendo percibidas por las familias que ya están luchando contra una inflación agobiante y una recuperación vacilante.


Previous Article

La defensa de Taiwán tiene una importancia estratégica para los Estados Unidos

Next Article
Big Tech, El American

¿Creador de JavaScript le gana la pulseada a las Big Tech?

Related Posts
Total
1
Share