fbpx
Saltar al contenido

Facebook News: ¿un cártel noticioso con futuro incierto?

Facebook News, El American

Desde que en la década pasada cerca de la tercera parte de los americanos comenzaron a ver las noticias a través de Facebook, quedó claro que los algoritmos de esa red social podrían elevar o hacer caer tanto a los medios tradicionales en Internet como a los primeros imperios de medios digitales, como Huffington Post y BuzzFeed.

No fue de extrañar que grandes medios de izquierda se hicieran eco del Russiagate de la campaña de Hilary Clinton, difundiendo y validando afirmaciones sin sustento de que anuncios rusos en Facebook habían inclinado la elección a favor de Donald Trump. Tras la derrota electoral, los demócratas intentaban descalificar la victoria de Trump y poner plomo en ala del nuevo presidente. Pero los grandes medios de izquierda pudieron tener otros motivos propios para apuntar contra una empresa tan woke como ya era Facebook entonces.

Sería imposible negar que grandes medios de izquierda impulsaron una matriz de opinión sobre una “crisis” de “noticias falsas” y de “desinformación” conservadora que justificó a las grandes redes sociales como Facebook para censurar voces y medios conservadores y promover voces y medios de izquierda. En 2019, Facebook anunciaba el lanzamiento de Facebook News, un servicio que prometía identificar y combatir las “fake news”, al tiempo que pagaría substanciales montos a ciertos medios. 

El Wall Street Journal reportó que Facebook pagó más de 20 millones de dólares al New York Times y más de 15 millones de dólares al Washington Post en tarifas anuales. Y aunque muchos otros editores de noticias recibieron pagos de Facebook para que su contenido apareciera en su pestaña de noticias, el Wall Street Journal también señaló que fue una fracción de lo cancelado al New York Times y al Washington Post. Pero lo más importante en realidad fue que varios editores atribuyeron a Facebook News aumentos masivos de tráfico muy desiguales entre diferentes medios.

Facebook ofreció a sus mayores críticos entre los grandes medios fuertes sumas de dinero y más tráfico en Internet a cambio de acuerdos exclusivos. Ambas partes declaraban que los acuerdos eran “contra la desinformación” pero en la práctica habrían funcionado como una cartelización de las noticias en Internet, con un creciente sesgo ideológico anti-conservador. Ahora ese acuerdo entre Big Tech y Big Media está próximo a caducar y los grandes medios de izquierda comienzan a mostrarse nerviosos

En las elecciones de 2020, Zuckerberg no solo accedió, al igual que los dueños de otras redes sociales, a censurar como presuntas “fake news” informaciones veraces desfavorables a Biden de medios como el New York Post, sino que donó cientos de millones en “Zuckerbucks” entregados en las oficinas electorales locales de áreas principalmente demócratas. 

"*" señala los campos obligatorios

Do you believe the FBI was planting evidence during the Mar-A-Lago raid?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Pero tras cambiar su nombre a “Meta” y prescindir de su directora de operaciones, Sheryl Sandberg, Facebook podría estar menos dispuesto a apostar en la política y más concentrado en su apuesta por el “Metaverso” y la imitación de los videos cortos de su creciente competidor chino TikTok. Facebook obviamente necesitaba cambios tras su primera pérdida considerable de usuarios. No obstante, la mera posibilidad de que Facebook News deje de ser lo que es ahora, sería una pesadilla para los medios privilegiados por un servicio de dos niveles que habría financiado e impulsado el contenido de esos medios y suprimido el de sus competidores conservadores. 

Si Facebook dejase de privilegiar las noticias de los medios cuyo tráfico en Internet depende críticamente de Facebook News, mucho de ese tráfico desaparecería. Y sin esa “relación especial” no habría motivo para que Facebook siguiese pagando a esos medios lo que ahora les paga.

Como era de esperar, algunos grandes medios empiezan a “descubrir” nuevas “crisis” que apuntarían a Facebook como un “gran villano” corporativo. El Washington Post hizo viral “Facebook da a los vendedores de armas 10 avisos antes de la prohibición” a lo que AP sumó “Facebook falla nuevamente en detectar el discurso de odio en los anuncios“. 

Para un Facebook en ascenso financiar y hacer funcionar en Internet, algo que luce como un cártel de noticias de grandes medios de izquierda era fácil. Pero, será más difícil si esa misma plataforma que pierde usuarios, enfrenta competidores nuevos y ve bajar sus acciones. 

Guillermo Rodríguez is a professor of Political Economy in the extension area of the Faculty of Economic and Administrative Sciences at Universidad Monteávila, in Caracas. A researcher at the Juan de Mariana Center and author of several books // Guillermo es profesor de Economía Política en el área de extensión de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Monteávila, en Caracas, investigador en el Centro Juan de Mariana y autor de varios libros

Total
78
Share