fbpx
Saltar al contenido

Fact-check de las afirmaciones de Biden sobre la recuperación económica

Read in English

[Read in English]

El presidente Joe Biden ha afirmado en repetidas ocasiones que ha liderado una gran recuperación económica como presidente. La Casa Blanca ha afirmado que el plan económico del Presidente ha hecho que el desempleo baje al 4.2 % tres años antes de lo que preveían los expertos. El presidente también ha dicho que cuando juró su cargo, el desempleo estaba en el 14 %. El jefe de gabinete de Biden señaló que hay más personas vacunadas que hace un año y que este gobierno ha creado una cantidad récord de empleos para un presidente de primer año.

Sin embargo, hay algunos problemas con la historia de “éxito” económico que Biden le está vendiendo al pueblo americano. Comencemos por el aspecto en el cual el presidente tiene razón: sí, la tasa de desempleo disminuyó al 4.2 % en noviembre de 2021, y sí, la economía americana ha creado un número significativo de puestos de trabajo en 2021 a medida que la economía se recupera del parón del COVID de 2020.

recuperación económica
Las afirmaciones de Biden sobre la economía carecen de contexto clave (EFE)

A las afirmaciones de Biden sobre la tasa de paro les falta algo de contexto 

Las afirmaciones del gobierno de Biden de que la tasa de desempleo ha disminuido tres años más rápido de lo que afirman los expertos no son del todo exactas. La Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO) sí pronosticó que el desempleo bajaría al 4.6 % en 2023, pero la Reserva Federal pronosticó que esa cifra se alcanzaría en 2022, y Goldman Sachs pronosticó que el desempleo bajaría al 4.1 % a finales de año. Por lo tanto, la afirmación de que Biden ha aplastado el desempleo tres años antes de lo previsto sólo coincide en un modelo, lo que es cierto, es que la tasa de desempleo es inferior a las expectativas de la Reserva Federal o a las de la CBO.

Sin embargo, hay un factor clave que el presidente no menciona al dar su valoración de lo bien que funciona la economía: la tasa de participación de la población activa. Aunque parezca un término económico muy oscuro, es un indicador vital para entender el estado de la economía nacional. La tasa de actividad es el número de personas que buscan activamente un empleo, cuando se calcula la tasa de desempleo. Se realiza sobre la base de la población activa, lo que significa que no cuenta con las personas que han decidido no buscar trabajo. 

Aquí es donde entra en juego la tasa de participación de la población activa, ya que mide las personas que se descuentan en la tasa de paro. Aquí es donde el panorama para el gobierno de Biden se torna turbio, antes de la pandemia la tasa de participación era del 63.3 %, hoy es del 61.8 %, que es una de las más bajas del siglo XXI, lo que significa que hay un número importante de americanos que no están trabajando pero que no se cuentan en la tasa de desempleo.

Biden no fue el que más puestos de trabajo creó en la era COVID-19 

El presidente también dijo que la tasa de desempleo estaba en el 14 % cuando “empezamos este trabajo”, sin embargo, esto sólo podría ser cierto si se refería al inicio de la pandemia, que ocurrió mientras Trump era presidente. Si Biden se refería a su presidencia, entonces sería una afirmación tremendamente inexacta. Si se refería a la pandemia, entonces sería muy extraño que el presidente se atribuyera el mérito de la recuperación, ya que la tasa de desempleo ya estaba en el 6.7 %, lo que significa que la mayoría de los empleos recuperados se produjeron mientras Trump era presidente. 

Esto nos lleva a otra afirmación que ha sido propagada por la Casa Blanca, que es que la administración demócrata ha monitoreado un número de nuevos empleos que constituyen un récord, especialmente para un nuevo presidente. Sin embargo, esta afirmación carece de una increíble cantidad de contexto, si bien es cierto que Biden ha creado más empleos que muchos otros presidentes, también es cierto que ninguno de sus predecesores asumió el cargo cuando el país ya se estaba recuperando de una recesión histórica causada por una pandemia.

economic-recovery
La mayor parte de la recuperación del empleo de la COVID-19 ocurrió antes de que Biden fuera presidente (EFE)

Además, si Biden va a atribuirse el mérito de conseguir que los americanos volvieran a trabajar después de la COVID, habría que comparar sus esfuerzos con los de los últimos diez meses de la presidencia de Trump. Según los datos del BLS, Biden ha supervisado la creación de aproximadamente 5.8 millones de puestos de trabajo, en comparación, la economía recuperó 12.8 millones de puestos de trabajo después del golpe económico inicial de la pandemia. Biden ha presidido, efectivamente, una recuperación económica post-pandémica, pero esa economía ya se había estado recuperando tras el golpe inicial de la COVID. 

Por último, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ronald Klain, señaló que uno de los éxitos de la Casa Blanca de Biden es que hoy hay más personas totalmente vacunadas en comparación con el año pasado. Eso es completamente cierto, pero se olvida de un pequeño detalle clave: las vacunas ni siquiera existían durante la mayor parte de 2020 y la FDA solo aprobó las inyecciones de COVID a principios de diciembre de 2020. De hecho, las vacunas, que han demostrado ser fundamentales en la lucha contra el virus, se desarrollaron después del exitoso despliegue de la Operación Warp Speed por parte de la administración anterior.

Daniel is a Political Science and Economics student from the University of South Florida. He worked as a congressional intern to Rep. Gus Bilirakis (FL-12) from January to May 2020. He also is the head of international analysis at Politiks // Daniel es un estudiante de Cs Políticas y Economía en la Universidad del Sur de la Florida. Trabajo como pasante legislativo para el Representate Gus Bilirakis (FL-12) desde enero hasta mayo del 2020. Daniel también es el jefe de análisis internacional de Politiks.

Deja una respuesta

Total
6
Share