fbpx
creciente inflación

FED reconsidera política de dinero fácil ante creciente inflación

Varios oficiales de la FED consideran que tal vez vaya siendo tiempo de modificar la política monetaria actual, a medida que la economía se va recuperando de la pandemia

El rendimiento de los mercados financieros cayendo globalmente, la propiedad raíz alcanzando precios estratosféricos y una creciente inflación, que acumula un 4.2 % en un año, ha hecho que los miembros de la Reserva Federal (FED) consideren que tal vez sea tiempo de abandonar las medidas de dinero fácil con las que ha intentado estimular la economía.

Aunque en el pasado el presidente de la FED, Jerome Powell, negó que la inflación estuviera fuera de control, el balance de una inflación del 4.2 %, pasado un año tras el comienzo de la pandemia, muestra que la economía americana se está recalentando más rápido de lo que los burócratas del banco central habían pensado.

Lo cierto es que la inflación no solo ocurre por las medidas de emisión de la FED, sino también por los cuellos de botella en las cadenas de producción globales ocasionadas por el coronavirus. Estos cuellos de botella van desde los combustibles hasta los microchips que escasean cada vez más.

¿Qué está causando la creciente inflación en USA?

Para el caso de combustibles como la gasolina, la extracción de petróleo y el refinamiento han sido los dos principales cuellos de botella que están ocasionando su aumento en el precio. Muchas compañías petrolíferas pararon sus proyectos de extracción y exploración durante los cierres del 2020, lo que en el 2021 les está costando, pues la oferta se quedó corta de capacidad para suplir la creciente demanda (que cada vez irá en aumento con el levantamiento de las restricciones de movilidad en el mundo), como lo revela un reciente informe de la British Petroleum Company.

Por el lado de los microchips, la escasez se ha dado por el crecimiento de los servicios cloud-computing (que crecieron en la pandemia por el elevado uso del internet) y por la alta concentración de la manufactura de microchips en unos pocos centros de producción, que no dan abasto para suplir la creciente demanda.

La escasez de microchips ha afectado a la industria tecnológica, automovilística y de electrodomésticos. (EFE)
La escasez de microchips ha afectado a la industria tecnológica, automovilística y de electrodomésticos. (EFE)

Los commodities también han elevado su precio, desde la soja hasta el hierro. Miles de productores americanos se encuentran afectados por los altos costos de importar la preciada materia prima para sus productos.

En parte, los costos de los commodities se han visto afectados por la congestión en los puertos, con la quiebra de múltiples navieras, los costos de enviar cargamentos desde China, por ejemplo, se han triplicado, situación que se hace aun más costosa para la economía por la vigencia de las tarifas impuestas por la administración de Donald Trump y que el presidente Joe Biden mantiene.

El último cuello de botella proviene por la escasez de mano de obra. Aunque en Estados Unidos todavía hay casi 8,000,000 de desempleados, las empresas están teniendo problemas para llenar las vacantes, como así lo revela el último informe del Buró de Estadísticas Laborales. En él se muestra que en abril la economía americana solo generó 266,000 nuevos empleos, cifra muy inferior al millón de empleos que se esperaba que se generaran durante ese mes.

La congestión en los puertos por la quiebra de las navieras ha afectado los precios de la materia prima. (EFE)
La congestión en los puertos por la quiebra de las navieras ha afectado los precios de la materia prima. (EFE)

Las acciones que tomará la FED ante la creciente inflación

Varios oficiales de la FED consideran que tal vez vaya siendo tiempo de modificar la política monetaria actual, a medida que la economía se va recuperando de la pandemia.

«Si llegamos al punto en que nos sentimos cómodos en el lado de la salud pública de que la pandemia quedó atrás y no va a resurgir de alguna manera que fuera sorprendente, entonces creo que podríamos hablar sobre el ajuste de la política monetaria», afirmó James Bullard, presidente de la FED en Atlanta.

Algunos inversionistas consideran que para controlar la inflación la FED deberá elevar las tasas de interés al 4.5 %. Sin embargo, esta alternativa no está libre de riesgo, pues con el alto nivel de endeudamiento corporativo muchas empresas podrán verse en problemas para pagar sus deudas, que crecieron de forma exponencial en la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
ataques antisemitas

Ciudades de USA sumergidas en una ola de ataques antisemitas

Next Article
medios tradicionales, encuestas, americanos, washington post

53 % de los americanos no confían en los “medios tradicionales”, según encuesta

Related Posts
Total
1
Share