fbpx

“Digan a mis hijos que los amo”: Francia llora ataques terroristas

No ha pasado un mes desde que un checheno decapitara a un profesor, cuando un islamita radical asesina a tres católicos en Niza. «Digan a mis hijos que los amo»: la súplica de otra víctima

«Digan a mis hijos que los amo», fueros las últimas palabras de una de las tres víctimas mortales del más reciente atentado en la basílica Notre Dame de la Asunción, en el corazón de Niza, Francia. Un crimen que expone la más cruel intolerancia, y cómo la religión se convirtió en una excusa para los ataques terroristas.

Este jueves 29 de octubre un hombre armado con un cuchillo asesinó a feligreses que rezaban en el templo mientras gritaba “Alá es el más grande”. Entre las víctimas hay una mujer de 70 años, que fue degollada por el atacante cerca de la pila de agua bendita. Testigos afirman que intentó decapitarla.

La tercera víctima, una mujer gravemente herida, logró huir a un bar vecino, pero murió poco después. «Digan a mis hijos que los amo», logró decir antes de fallecer, según testimonios difundidos por la cadena BFMTV.

Francia, Ataque terrorista
Francia no para de llorar por constantes ataques terroristas. (AFP)

Mientras el mundo llora el ataque, los franceses viven el terror, sufren las víctimas y no terminan de asimilar el atentado que se vivió hace dos semanas —con la decapitación de un profesor en París—. Por su parte, el ex primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, justificaba el ataque «porque la gente enojada mata»”. Mohamad con tono vengativo dejó en evidencia su empatía por el resentimiento que aún viven musulmanes.

«Independientemente de la religión que profese, la gente enojada mata. Los franceses en el transcurso de su historia han matado a millones de personas. Muchos eran musulmanes», señaló a través de su cuenta de Twitter en un mensaje que la red social optó por no censurar a pesar del evidente lenguaje de odio, como sí ha hecho con otros.

El primer ministro francés, Jean Castex, calificó el ataque de «cobarde y salvaje». Entre tanto, el Gobierno de Emmanuel Macron decidió elevar el nivel de seguridad en todo el país tras la “urgencia” del atentado.

Francia no deja de llorar

Francia no descansa ante los constantes ataques en el supuesto nombre de “Alá”. Ya la Fiscalía antiterrorista abrió una investigación, a menos de dos semanas de que un terrorista decapitara a un profesor por haber mostrado en clases caricaturas del profeta Mahoma.

Samuel Paty, de 47 años y padre de familia, era profesor de geografía e historia; también impartía los cursos obligatorios de educación moral y civil; habló de libertad de expresión, mostró a los alumnos, de 12 a 14 años, unas caricaturas de Mahoma, el profeta del Islam; y semanas después fue decapitado.

El 14 de julio de 2016, también en Niza, murieron 86 personas cuando Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, un tunecino de 31 años, arremetió con un camión contra una multitud de niños, familias y turistas que celebraban la fiesta nacional francesa, antes de que la policía lo matara.

Eventos como el de hoy también traen a la memoria eventos como la ola de violencia islamista en 2015 luego de que asesinaran a decenas de trabajadores de la revista Charlie Hebdo por caricaturas del profeta Mahoma publicadas.

Al terrorismo islámico le molestan las caricaturas, aterrorizan, atacan y decapitan sin parar; y Francia no ha dejado de sufrirlo.

¿Una ley contra el terrorismo?

«Debemos liberar el islam en Francia de sus influencias extranjeras. Debemos atacar el separatismo islámico porque en ese islamismo radical hay una voluntad de contravenir las leyes de la República y de crear un orden paralelo, otra organización de la sociedad», dijo Macron durante el anuncio del proyecto de ley sobre separatismo islámico, que será presentado el próximo 9 de diciembre en la Asamblea.

Macron introdujo el término ‘separatismo’ en octubre de 2019 a raíz del atentado en la Prefectura de París cuando un informático empleado del Ministerio de Interior, convertido al islam y radicalizado en silencio, acabó con la vida de cuatro funcionarios a cuchilladas. 

«En algunos lugares de la República se ha instalado un separatismo, es decir la voluntad de no vivir ya juntos, de no estar dentro de la República en nombre de una religión, el islam, desfigurándolo», declaró entonces el presidente francés.

El mandatario ha decidido llamar a los franceses a alejarse de un “islam radical” mientras que los terroristas se escudan en una religión para atacar y desmoronar ciudades.

Total
215
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
FBI, 5 agentes chinos, EEUU

FBI detiene a 5 agentes chinos por persecución de opositores en EEUU

Next Article
Economía americana

Crecimiento récord bajo Trump: PIB repunta 33.1 % en el tercer trimestre

Related Posts
Total
215
Share