fbpx

¿Cómo un gift card de Walmart ayudó a resolver el robo de $4,500 millones en bitcoin?

En 2016 el robo de bitcoin equivalía a $70 millones, en el presente esa cifra equivale a $4,500 millones

[Read in English]

En el 2016, una cuenta en el broker de criptomonedas Bitfinex fue hackeada y fueron extraídos tokens de Bitcoin por un valor que hoy equivale a $4,500 millones. Por años, las pistas del fraude eludieron a las autoridades federales, sin embargo, una pequeña gift card de Walmart por $500 fue la clave para resolver el misterioso robo.

Esa gift card de Walmart y otra docena de ellas, incluidas de Uber, Hotels.com y PlayStation fueron vinculadas a un email que pertenecían a una pareja que residía en un lujoso apartamento en Manhattan; Ilya “Dutch” Lichtenstein y Heather R. Morgan.

Las autoridades arrestaron a la pareja tras recuperar casi $3,600 millones robados en Bitcoin, convirtiéndose en la mayor incautación financiera en la historia del Departamento de Justicia.

La pareja ha estado junta por siete años, afirmó su abogado durante el juicio. Mientras que el señor Lichtenstein era un introvertido programador que emigró de Rusia ha Estados Unidos con su familia a los seis años, Morgan era una columnista de Forbes donde se describía como una experta en seguridad digital.

En 2016, un grupo de hackers usó un malware para infiltrarse en la red de Bitfinex y mover bitcoin a través de más de 2,000 transacciones no autorizadas a otras cuentas en el broker de criptos.

Will the new Press Secretary be just as awful as Jen Psaki?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Las autoridades notaron que aunque la gift car de Walmart fue solicitada a una dirección americana, el email provenía de un host en Rusia. (EFE)

Según la investigación el dinero permaneció sin moverse hasta el 2017, cuando empezó a ser transferido en una serie de pequeñas transacciones. Los bitcoin robados comenzaron a ser enviados a través de AlphaBay – un mercado que operaba en la dark web- a diferentes cuentas recientemente creadas en varios exchange de criptomonedas.

Algunos de los exchange al recibir tan importantes sumas de dinero pidieron verificación de identidad a los usuarios tras las nuevas cuentas, sin embargo, no recibían respuesta alguna por parte de la pareja; cuentas hasta con depósitos por más de $300,000 fueron completamente abandonadas.

Todas las transacciones de Bitcoin son públicas, por lo que estas pueden ser verificadas en el blockchain. En 2017, Alphabay fue desmontado y las autoridades pudieron comprobar que wallets utilizaron el sitio en la darkweb para hacer transacciones.



Los fiscales comprobaron que entre febrero del 2019 hasta diciembre del 2020, la pareja movió hasta un equivalente de $7.8 millones en bitcoin a través de una serie de cuentas en varios intercambios de criptos. Una de las direcciones de las billeteras utilizadas por los presuntos estafadores con la codificación 36B6 llamó la atención de los fiscales.

En mayo 3 del 2020, una transacción vino de la wallet 36B6 a un intercambio de criptos que además vende tarjetas de regalo. La transacción se finiquitó con la compra de una gift card de Walmart por $500, la particularidad es que la compra se hizo a través de un email registrado en Rusia.

Lo curioso, es que a pesar de que el email era ruso, la transacción se hizo desde un computador portátil en Nueva York, como así se identificó por la ubicación de la IP de portátil. Adicionalmente, parte de las tarjetas de regalo fueron redimidas por Morgan, que usó su nombre original, uno de sus emails y listó dos direcciones de residencia en los Estados Unidos.

La gift card de Walamrt fue la pista clave para ubicar a la pareja que residía en un lujoso apartamento en Wall Street. (EFE)

Los fiscales solicitaron a la magistrada Zia Faruqui que emitiera una orden para investigar los emails asociados a las gift card de Walmart, petición que fue aprobada en agosto del 2021.


La pareja se enteró de la investigación debido a que un proveedor de internet les informó que autoridades federales solicitaron información sobre la IP detectada del portátil del señor Lichtenstein.

Después de tener esta información, la pareja apresuró para casarse, puesto que en Estados Unidos una persona no puede ser obligada a testificar en contra de su conyugue, y anunciaron planes de tener un hijo por inseminación in vitro.

El 5 de enero del presente año, agentes federales llegaron al apartamento de la pareja en Wall Street con una orden de búsqueda para revisar las instalaciones. En el apartamento los investigadores requisaron una bolsa plástica que decía “burner phone”, $40,000 en efectivo y más de 50 dispositivos electrónicos.

Según los fiscales, la pareja optó por permanecer afuera de su casa mientras transcurría la búsqueda. Morgan habría tratado de salir con un teléfono celular que intentó bloquear, pero fue interceptada por uno de los investigadores que le solicitó el teléfono, a lo que ella se negó y los agentes tuvieron que arrebatárselo para poder confiscárselo.

El señor Lichtenstein tenía un servidor en la nube, que tras ser intervenido por los investigadores, se pudo encontrar una lista con varias cuentas, entre ellas, aquellas abandonadas en exchanges de criptomonedas.

Los agentes también encontraron un archivo digital que listaba la billetera digital en la que la pareja guardaba los $3,600 millones en Bitcoin que fue confiscada por los agentes federales y cuyo registro público quedó guardado en el Blockchain.

La juez federal, Beryl Howell, ordenó la detención preventiva para Lichtenstein bajo cargos para conspirar en el lavado de miles de millones de dólares robados en bitcoin.

Previous Article
¿Qué está pasando con la derecha en España? Las claves de la guerra abierta en el Partido Popular entre Ayuso y Casado

¿Qué está pasando con la derecha en España? Las claves de la guerra abierta en el Partido Popular entre Ayuso y Casado

Next Article
La inflación dispara el precio de las viviendas de segunda mano un 15,4 %

La inflación dispara el precio de las viviendas de segunda mano un 15,4 %

Related Posts
Total
7
Share