fbpx
bojo, pasaporte de inmunidad,

Pasaporte de inmunidad: la medida que planea Reino Unido para limitar libertades

Los pasaportes de inmunidad son una posibilidad para el Gobierno británico

[Read in English]

Para la administración británica algunos serán más libres que otros. El secretario de Relaciones Exteriores de Boris Johnson, Dominic Raab, dijo a la radio LBC que el Gobierno está considerando un plan nacional para «permitir mayores libertades» a quienes puedan demostrar que han sido vacunados. La propuesta en cuestión es la del pasaporte de inmunidad.

Durante la entrevista, el host del programa preguntó a Raab si sería o no necesario un pasaporte doméstico de inmunidad que se tendría que presentar para entrar a un supermercado. Raab contestó que la administración no ha descartado aplicar esta radical medida. «Estamos considerándolo, pero hay que hacer que funcione».

«No estoy seguro de que haya una respuesta infalible en la forma en que a veces se presenta, pero, por supuesto, veremos todas las opciones», agregó Raab.

Los cuestionamientos se produjeron a raíz de las declaraciones del ministro de vacunas Nadhim Zahawi. El ministro anunció que el Gobierno definitivamente no impondrá la vacuna contra el coronavirus y que no tiene planes de introducir pasaportes de inmunidad ni imponer restricciones a quienes no se la apliquen.

«Creo que obligar a las vacunas es discriminatorio y completamente incorrecto… e instaría a las empresas que escuchan este debate hoy a que ni siquiera lo piensen», comentó Zahawi.

La organización por los derechos civiles Big Brother Watch se había opuesto a tal medida. «No aceptaremos pasaportes de inmunidad, pases de libertad, certificados de salud o cualquier etiqueta sanitaria obligatoria». «No aceptaremos un apartheid de salud», denunciaron. Esto ocurrió dos semanas antes, cuando el mismo Zahawi tenía una opinión favorable sobre estos pasaportes.

«No tenemos absolutamente ningún plan para el pasaporte de vacunas», aclaró el ministro. La incongruencia interministerial revela que Zahawi estaba mintiendo o no le llegó la notificación de que en el Gobierno de Johnson sí están planeando implementar el pasaporte de inmunidad.

Una fuente gubernamental de alto rango también le reveló a The Telegraph que la administración ha sido «muy cautelosa con la idea de que si no tienes un pasaporte, tus libertades están restringidas». La fuente, que se mostró recelosa ante la propuesta del pasaporte de inmunidad, agregó que «como conservadores, deberíamos estar instintivamente preocupados por eso».

¡Pasaporte de inmunidad global!, clama el laborista Tony Blair

Por su parte, el exprimer ministro laborista Tony Blair, acompañado por las grandes instituciones mundiales, las Big Tech, como Microsoft de Bill Gates e instituciones como la Rockefeller Foundation, propone una medida más radical.

El grupo se llama a sí mismo la Iniciativa de Credenciales de Vacunación (VCI) e incluye a Microsoft, Salesforce y Oracle.

Blair propone un pasaporte de inmunidad mundial. Es respaldado por la Rockefeller Foundation y la propuesta está siendo trabajada por Microsoft y por el Foro Económico Mundial. (Flickr)
Blair propone un pasaporte de inmunidad mundial. Es respaldado por la Rockefeller Foundation y la propuesta está siendo trabajada por Microsoft y por el Foro Económico Mundial. (Flickr)

«Con mi equipo en el Institute for Global Change», comentó Blair», «he analizado esto desde todos los ángulos y llegué a esta conclusión: no hay perspectiva de volver a algo parecido a la normalidad sin permitir que las personas muestren su estado de COVID, ya sea mostrar que han sido vacunados o que recientemente hayan pasado por una prueba».

En un artículo reciente para el Daily Mail, Blair instó a que «deberíamos planificar un “pasaporte acordado” ahora. Los argumentos en contra realmente no cuadran». «El mundo se está moviendo en esta dirección», agregó Blair.

«Llámelo pasaporte, certificado o comprobante de estado; querremos saberlo», señaló Blair.

De forma manipuladora, Blair no admite que tal medida esencialmente aumentará el poder de los gobiernos y la vigilancia tanto para los ciudadanos y no ciudadanos. «Se trata de mejorar los niveles de confianza para volver al lugar de trabajo. Viajar en transporte público. Unirse a eventos con grandes multitudes. Sobre todo, ver a los seres queridos, especialmente a aquellos que pueden estar entre los más vulnerables a la COVID-19».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Partido, gop, third party

Gallup: «62 % de americanos quiere un tercer partido»

Next Article
China Jade

Después del golpe de Estado, China va por la minería de Myanmar

Related Posts
Total
0
Share