fbpx
Gustavo Petro

Las 3 graves señales de que Gustavo Petro en el poder es un peligro para Colombia y el mundo

El candidato de la izquierda en Colombia es también un personaje polémico ligado al terrorismo, narcotráfico y al fraude; un mal presagio para el futuro

Se acercan las elecciones presidenciales en Colombia en una contienda electoral que definirá el futuro del país y su implicancia en el mundo, pues de ganar Gustavo Petro los comicios, hay grandes señales de que la seguridad global se verá fuertemente afectada.

Una nueva encuesta revelada en las últimas horas señala que la intención de voto, a dos semanas de las elecciones, favorece a Petro con 36,6 %; mientras que su principal contrincante, Federico Gutiérrez, cuenta con 21,40 % de apoyo, y un 14,39 % corresponde a los indecisos.

La situación es que Gustavo Petro, el candidato de la izquierda en Colombia afín al socialismo, es también un personaje muy polémico ligado al terrorismo, el narcotráfico, y al fraude; un mal presagio para el futuro de ese país que además afectará a la región.

Graves señales para Colombia

Gustavo Petro fue alcalde de Bogotá; su gestión estuvo marcada por el incumplimiento de propuestas, la baja popularidad y los recurrentes escándalos políticos.

De un plan de desarrollo aprobado por valor de $52 billones de pesos, se ejecutaron tan solo $30 billones correspondientes al 57 %. La Contraloría Distrital resaltó 30 promesas incumplidas en la mayoría de los sectores: servicios públicos y hábitat, salud, educación y seguridad. Además, Bogotá terminó con 45 obras inconclusas por un valor que supera el billón de pesos.

How many people signed the Declaration of Independence?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Durante su gestión aplicó un modelo muy similar al establecido por tiranos de la región, donde decidió ejecutar por la fuerza y por decreto, lo que no lograba hacer con el apoyo popular.

Hay que recordar que al no alcanzar un consenso democrático en la aprobación del Plan de Ordenamiento de Bogotá, decidió sacarlo a través de un decreto, lo que derivó en que el 17 de mayo de 2019 el Consejo de Estado tumbara el plan de Petro por considerarlo ilegal.

Otro gran indicio de que el candidato de la izquierda es un potencial peligro para el derecho a la propiedad privada en Colombia, es su afinidad por la expropiación como modelo económico. Petro ya propuso que el Estado debe comprar forzosamente lo que considera “tierras improductivas” tal y como lo hizo Hugo Chávez en Venezuela.

Un anuncio alarmante de Petro durante su campaña, fue su promesa de que de llegar a la Presidencia, cerraría la exploración de petróleo en Colombia; una situación que afectaría a las empresas ya establecidas y que atentaría contra la economía del país, suponiendo el aumento de aranceles en alimentos, el aumento de la inflación y la potencial caída del PIB.

Graves señales para la seguridad global

Un informe publicado por el Foro de Madrid resume la trayectoria de Petro en tres palabras: “terrorismo, ineficiencia y corrupción”.

A sus 17 años Petro se vinculó al M-1903, su alias era “Comandante Aureliano”. El Movimiento 19 de abril, mejor conocido como M-19, fue una organización guerrillera urbana que surgió en 1973 e hizo parte del conflicto armado hasta su desmovilización en 1990.

En octubre de 1985 fue capturado por el Ejército Nacional por porte ilegal de armas y luego condenado por la Justicia por conspiración.

Además de su vínculo con la guerrilla, Petro ha sido calificado por el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, como el “Caballo de Troya del narcotráfico” porque en diversas situaciones se ha visto vinculado con acciones delictivas.

Petro fue uno de los principales convocantes de las manifestaciones vandálicas de 2021, cuyos protagonistas fueron los integrantes de la “Primera Línea”. Las autoridades colombianas revelaron que dichas protestas fueron financiadas por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), organización convertida en un cartel más del narcotráfico.

El candidato presidencial se ha mostrado a favor del perdón a narcotraficantes; de hecho, en febrero de este año propuso “procesos jurídicos de sometimiento colectivo a la justicia, lo que implica beneficios jurídicos a cambio de no repetición de la actividad narcotraficante”.

A todo esto se suma el apoyo profeso que le han brindado organizaciones como las FARC para esta campaña presidencial.

Gustavo Petro salpicado por la corrupción

En 2021, Hugo Carvajal, exjefe de inteligencia de Hugo Chávez en Venezuela, presentó a la Audiencia Nacional de España un documento en el que aseguraba que el gobierno venezolano había financiado distintos partidos y líderes políticos por todo el mundo; entre ellos al partido Podemos en España, Evo Morales en Bolivia, Lula da Silva en Brasil y Gustavo Petro en Colombia.

Diosdado Cabello, el número 2 del régimen venezolano y sobre el cual pesa una recompensa de 10 millones de dólares por parte del Departamento de Justicia, declaró también en 2018 que Petro les pidió financiamiento para su campaña política.

Además de dichas aseveraciones que vinculan a Petro con el régimen de Venezuela, también existen dos asesores del candidato que dicen mucho de sus “malas juntas“. Se trata de Vinicio Alvarado y Amauri Chamorro, un prófugo ecuatoriano y un creador de trolls, quienes serían sus arquitectos del marketing político.

Tanto Alvarado como Chamorro están detrás de las estrategias comunicacionales de la izquierda en Colombia, pese a estar involucrados en casos de corrupción y manejo de ciber-ejércitos.

Alvarado es prófugo de la justicia de Ecuador, donde fue condenado por los sobornos entre 2012 y 2017. Al igual que él, su hermano Fernando Alvarado, y otros funcionarios se encuentran en otros países huyendo de la justicia.

Chamorro, por su parte, salió a relucir recientemente por haber firmado tres contratos que suman $300 millones para asesorar a la Alcaldía de Medellín, que estaba encabezada por el alcalde Daniel Quintero, recientemente suspendido.

Todo indica que de ganar la Presidencia, Petro retomará relaciones con el régimen de Nicolás Maduro. Ya Venezuela se convirtió en un búnker para criminales donde la guerrilla y el narcotráfico pueden actuar con libertad; hay que imaginar qué pasará en caso de que ambos se unan para contrarrestar la lucha contra el crimen internacional que venía impulsándose desde Estados Unidos en alianza con el gobierno colombiano.

Previous Article
Petro

Elecciones presidenciales en Colombia y un riesgo llamado Petro

Next Article
Musk, El American

¿Por qué Elon Musk cambiará su voto hacia el Partido Republicano en las próximas elecciones?

Related Posts
Total
24
Share