fbpx
Saltar al contenido

Grupos de izquierda organizan protestas frente a residencias privadas de jueces de la Corte Suprema

Corte Suprema, El American

Available: English

[Read in English]

Grupos de activistas de izquierda están organizando protestas frente a las casas de los jueces conservadores de la Corte Suprema luego de que se filtrase una opinión que podría revertir la sentencia conocida como Roe v. Wade.

Uno de los grupos, llamado Wall Of Moms, está haciendo invitaciones públicas en redes sociales a protestar frente a la casa del juez Samuel Alito en Alexandria, Virginia.

Una “traición” a la Corte Suprema

Según un reporte de Fox News, el grupo Ruth Sent Us ha publicado las supuestas direcciones personales de los jueces de la Corte Suprema, Amy Coney Barrett, John Roberts, Samuel Alito, Brett Kavanaugh, Clarence Thomas y Neil Gorsuch.

“Nuestra extremista Corte Suprema 6-3 emite habitualmente fallos que perjudican a las mujeres, las minorías raciales, LGBTQ+ y los derechos de los inmigrantes”, se lee en el sitio web del grupo. “Debemos levantarnos para forzar la rendición de cuentas utilizando una diversidad de tácticas”.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El reporte indica que las casas de los jueces han sido reforzados con presencia policial desde la filtración del documento.

Ruth Sent Us ha enviado a grupos de manifestantes a irrumpir en las iglesias católicas como parte de la protesta contra la opinión los jueces, bajo la excusa de que quienes aprueban la anulación de Roe v. Wade son “nacionalistas cristianos“.

Por otra parte, el Departamento de Policía de Washington D.C. erigió barreras de seguridad alrededor de las instalaciones de la Corte Suprema, previendo cualquier tipo de escalada ante las posibles protestas que estos grupos alientan durante el fin de semana.

En un comunicado hecho público en la web del Supremo, el juez John G. Roberts Jr. se refirió a la filtración como una “traición a las confidencias de la Corte” cuyo propósito es “socavar la integridad” del órgano, y aclaró que los esfuerzos por desestabilizar sus operaciones no tendrán éxito.

“Nosotros en la Corte tenemos la suerte de tener una fuerza laboral, tanto empleados permanentes como asistentes legales, intensamente leales a la institución y dedicados al Estado de derecho”, lee la declaración de Roberts. “Los empleados del tribunal tienen una tradición ejemplar e importante de respetar la confidencialidad del proceso judicial y defender la confianza del tribunal. Esta fue una violación singular y atroz de esa confianza que es una afrenta a la Corte y a la comunidad de servidores públicos que trabajan aquí”.

Por su parte, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, dijo que la “sorprendente violación” que implicó la filtración es un “ataque a la independencia de la Corte Suprema” que fue orquestado por la “izquierda radical” con el fin de “intimidar a los jueces”.

Total
1
Share