fbpx
Saltar al contenido

Guerra y terrorismo en el corazón de Europa: Diego Arria cuenta sus vivencias presidiendo el Consejo de Seguridad de la ONU

El nombre de Diego Arria nos lleva inmediatamente a recordar una carrera diplomática que llena de orgullo a muchos venezolanos. El economista, político venezolano y expresidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), vivió de cerca y participó en la resolución de crisis humanitarias en varios países.

Ahora, luego de varios años, ha decidido contar en su nuevo libro Guerra y terrorismo en el corazón de Europa su experiencia durante el desastre humanitario en Croacia, Bosnia y Kosovo, debido a los abusos cometidos por las autoridades civiles y militares de Serbia.

Arria reconoce que aunque durante mucho tiempo pensó escribir sobre su carrera diplomática, fue durante la pandemia cuando decidió dar el paso y registrar sus vivencias en el organismo internacional. “Cuando llegó la pandemia, yo dediqué dos años para dejar finalmente un testimonio en primera persona de lo que fue para mí un recorrido en la historia política mundial que fue doloroso y de una gran importancia que, debo confesar, me marcó. Lo hice porque quise dejar testimonio de un momento en el que yo representaba a un país que era libre y democrático, que era Venezuela. Por lo tanto, promovíamos las mejores causas de la humanidad y condenamos las peores causas que estuviesen sucediendo en el mundo”, dijo Arria en una conversación con El American.

El diplomático explica su vivencia en otras crisis, como la primera guerra del Golfo, las negociaciones de paz en El Salvador, la invasión de Haití y también narra cómo se dio paso a la creación del Tribunal Penal Internacional.

Diego Arria sobre la ONU

Durante su carrera también conoció de cerca la influencia de países como China y Rusia en la política internacional, lo que evitó que se avanzara en algunos procesos humanitarios o la indiferencia de otros para la resolución de conflictos. “Fue una lucha permanente de un pequeño grupo de países en el Consejo de Seguridad que luchamos fundamentalmente con la posición indiferente o acomodaticia en ese momento de países como Rusia o Francia”, comenta.

Resaltó que en la actualidad ha habido cambios en la Organización de la Naciones Unidas, pero, asegura, es lamentable que no han sido para el beneficio de los ciudadanos que enfrentan crisis humanitarias en sus países. Puso como ejemplo la situación actual durante la invasión de Rusia a Ucrania.

Do you think trading Brittney Griner for the russian arms dealer is a fair swap?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

“Hasta hoy en día vemos que el Consejo de Seguridad ha permanecido casi marginalmente a todo este proceso, dado que Rusia es miembro permanente del Consejo de Seguridad y vetaba cualquier iniciativa importante”.

Sin embargo, resaltó que la Organización de las Naciones es un organismo que califica como “extraordinario”, pero reconoce que muchas veces los ciudadanos le atribuyen labores que no son su responsabilidad, debido en gran parte a que sus decisiones dependen de 5 miembros permanentes en el Consejo de Seguridad. Pero sostuvo que de una u otra manera la ONU ha mantenido la estabilidad política del mundo.

“Se dice que las Naciones Unidas permanece indiferente. No es las Naciones Unidas, la ONU tiene 193 países miembros, con lo cual generalizar de esa manera no es justo. La ONU participa en una serie de campos de la actividad humana que van desde el desarrollo, la niñez, la regulación, hasta de los sistemas de transporte aéreo del mundo. El sistema postal está regido por normas y convenciones de las Naciones Unidas, pero resulta más fácil decir que no opera, cuando realmente no le asignamos la responsabilidad a los países que corresponden. Generalmente esa responsabilidad está en alguno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad o a tres actuando conjuntamente, pero el peso está en esos países y no en una organización”, explicó.

Por ello, apela a una reestructuración que permita una mejor actuación por parte de la comunidad internacional ante crisis humanitarias y violación de derechos humanos. En ese sentido, invita a los ciudadanos a leer su libro, para que conozcan estos hechos históricos.

El libro de Arria se encuentra disponible en Amazon, así como en la Casa del Libro. “Arria recoge sus experiencias de manera independiente, sin otra agenda que no fuera su firme compromiso con los principios y fundamentos de la Carta de las Naciones Unidas, sistemáticamente violada por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, a los que denuncia de manera documentada y muy severa”, dice la descripción de Amazon sobre el libro.

Total
1
Share