fbpx
Just Do The Right Thing From the Start to Avoid Authoritarian Abuses

Haz lo correcto desde el inicio para evitar abusos autoritarios

Si no tienes principios básicos, o si los dejas de lado porque no puedes soportar la presión, puedes pagar un precio terrible en el futuro

[Read in English]

Cuando un político te ofrezca algo a costa de los demás, recuerda estas palabras del poeta John Dryden: “Mejor rechazar el cebo, que luchar en la trampa”.

La advertencia de Dryden nos habría ahorrado muchos problemas si hubiéramos aplicado su perspicacia de forma coherente a nuestro pensamiento económico y político. El no hacerlo ha producido un desastre tras otro.

Cuando el presidente americano Lyndon Johnson inauguró los programas de ayuda social de la “Gran Sociedad” en la década de 1960, los hombres y mujeres más sabios advirtieron que tales programas darían poder a las burocracias, derrocharían enormes sumas de dinero, crearían generaciones de dependencia y llevarían al Tesoro a la bancarrota. Desgraciadamente, los americanos mordieron el anzuelo y ahora luchamos en la trampa.

Hugo Chávez prometió a los venezolanos un paraíso socialista. La gente se lo creyó, sin pararse a pensar que los métodos malvados rara vez dan lugar a buenos fines. Los venezolanos ahora luchan en la trampa. Siempre es más difícil salir de ella que evitarla en primer lugar.

Esto es una prueba del valor de los principios básicos que están arraigados en lo que es correcto, no necesariamente en lo que es popular en el momento. Si no tienes principios básicos, o si los dejas de lado porque no puedes soportar la presión, puedes pagar un precio muy alto en el futuro. ¿Mi consejo? Haz lo correcto ahora o inevitablemente lamentarás tu fracaso más adelante. ¿Cuántas veces hay que repetir esto para que se entienda?

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El economista Thomas Sowell ilustró la actualidad de este tema cuando dijo lo siguiente “Una encuesta reciente mostró que casi la mitad del público americano cree que el gobierno debería redistribuir la riqueza. Que tanta gente esté tan dispuesta a poner alegremente un poder tan enorme, peligroso y arbitrario en manos de los políticos —arriesgando su propia libertad, con la esperanza de conseguir lo que otro tiene— es una señal dolorosa de hasta qué punto muchos ciudadanos y votantes no están a la altura de lo que se necesita para preservar una república democrática”.

Marian Anderson, la gran cantante americana y defensora de los derechos civiles ofreció esta sabia observación:

Hay muchas personas listas para hacer lo correcto porque en su corazón saben que es correcto. Pero dudan, esperando que el otro compañero haga el primer movimiento, y él, a su vez, te espera.



Saber qué es lo correcto y tener el temple para hacerlo son dos rasgos distintos. No siempre están presentes en la misma persona. El carácter de una persona es lo que marca la diferencia.

Si no sabes lo que es lo correcto, te falta el conocimiento que te puede proporcionar un libro o una conferencia. Si sabes qué es lo correcto, pero no te atreves a hacerlo, entonces tienes un problema de carácter que solo un cambio personal de corazón puede arreglar. La gente de todo el mundo debe decidir si quiere ser libre, responsable e independiente, por un lado, u obstaculizada, por otro, con las costosas promesas de los políticos que nos ponen en el camino de la dependencia y la bancarrota.

Animo a los lectores de El American a consultar mi breve libro, Are We Good Enough for Liberty? Está disponible gratis en línea, aquí.

Al final, el consejo de Dryden es una llamada al carácter, ¿no crees?


Previous Article
economía europea

Guerra en Ucrania debilita la economía europea

Next Article

¿Tomando señales de China?

Related Posts
Total
0
Share