fbpx
Facebook, Google, conservadores, dinero rechazado

The Heritage Foundation rechazó jugosas donaciones de Google y Facebook

El afamado think tank conservador, respetando sus ideales, no quiso aceptar el dinero proveniente de las compañías tecnológicas por su cruzada y censura contra los conservadores

[Read in English]

Últimamente las convicciones significan cada vez menos. Se han visto casos donde políticos, centros de pensamiento y organizaciones se venden al mejor postor con tal de recibir una dosis de dinero. Se olvidan por completo de los valores que dicen defender. Sin embargo, todavía hay organizaciones que demuestran que hay gente que todavía respeta sus ideales por encima del factor monetario. El más reciente ejemplo lo dio The Heritage Foundation.

El afamado think tank conservador rechazó jugosas donaciones de dinero provenientes de las compañías tecnológicas Google y Facebook, pues, según argumenta, estas llevan adelante una cruzada contra el discurso de los conservadores.

La Heritage Foundation se afianza en los hechos de que YouTube (propiedad de Google), Facebook, Twitter y otras Big Tech vienen ejerciendo un fuerte control sobre la retórica de derecha en sus plataformas, escudándose en sus políticas internas.

En ese sentido, el think tank rechazó de forma tajante las donaciones de las empresas propiedades de Mark Zuckerberg y Sundar Pichai, CEO de Facebook y Google respectivamente.  

La presidente saliente de la Heritage Foundation, Kay Coles James, escribió a finales de octubre dos cartas durísimas dirigidas a los señores Zuckerberg y Pichai rechazando sus donaciones de 150,000 y 225,000 dólares respectivamente.

«Estimado Sr. Pichai, le escribo para informarle de que la Heritage Foundation no aceptará la donación de 225,000 dólares que Google ha ofrecido este año. No podemos, en conciencia, aceptar dinero de una empresa que suprime repetida y descaradamente la expresión conservadora en sus plataformas», se lee en la carta dirigida a Pichai.

El inicio de la carta destinada a Zuckerberg es parecido. En esta, James menciona, entre otras cosas, la controversial decisión de Facebook de limitar la exclusiva del New York Post sobre la historia de Hunter Biden y sus negocios en Ucrania unas semanas antes de disputarse las elecciones presidenciales.

La Heritage también criticó y acusó a Facebook de limitar el alcance de su medio de noticias, el Daily Signal, y de perjudicar al think tank de forma constante con la censura impuesta.

Cabe destacar que la historia del Post no resultó ser desinformación o pirateo, como argumentaron en un principio algunas Big Tech para limitar la difusión del enlace. Las explicaciones del por qué se limitó y censuró el artículo no han conformado a buena parte de la opinión pública.

Cabe recordar que las cartas salieron a la luz pública el jueves 25 de marzo, horas antes de que Pichai y Zuckerberg testificaran ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes.

Los dos CEO se sometieron a duros interrogatorios, tanto de representantes republicanos como demócratas. Los primeros indagaron sobre la censura y defendieron la libertad de expresión de los ciudadanos conservadores en línea. Los segundos, en cambio, cuestionaron a los directores de ambas compañías el porqué no hicieron un mayor esfuerzo para impedir la «desinformación electoral en redes».

Facebook y Google también fueron criticadas por su responsabilidad en el asalto al Capitolio, suscitado el 6 de enero, pues se alegó que las redes sociales fueron un lugar importante para que se llevara adelante dicha toma.

«Nosotros cumplimos con nuestro trabajo para garantizar la integridad de las elecciones. Y luego, el 6 de enero, el presidente Trump dio un discurso en el que rechazó los resultados y pidió a la gente que luchara», dijo Zuckerberg en su defensa.

The Heritage Foundation, Facebbok, Google
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, ante el Senado en 2020 a raíz de la censura durante las elecciones presidenciales. (EFE).
Más detalles sobre el contenido de las cartas de la Heritage Foundation

En la carta dirigida al CEO de Google, James lamentó la poca preocupación de la empresa por resolver el problema de la censura contra los conservadores y la propia Heritage:

«Como usted sabe, hemos tratado en el pasado de trabajar con Google para abordar las quejas sobre la parcialidad contra los conservadores en la forma en que aplican las normas de la comunidad. Abordamos este trabajo con la esperanza de que la dirección de su empresa se tomara en serio la aplicación de normas uniformes para la expresión política. Por desgracia, Google ha demostrado una y otra vez que nuestros esfuerzos son inútiles. A veces recibimos disculpas, pero nada cambia. No creo que sea necesario recitar los numerosos ejemplos de prejuicios contra los conservadores en sus plataformas. Pero señalaré que su filial de YouTube ha censurado en dos ocasiones vídeos producidos por The Heritage Foundation y nuestro sitio de noticias, The Daily Signal».

Parte de la carta de James al CEO de Google.
Google, Heritage Foundation, donaciones, rechazo
Sundar Pichai, CEO de Alphabet Inc. y su subsidiaria Google LLC, aparece en un monitor mientras testifica de forma remota durante la audiencia del 2020 ante el Senado. (EFE)

La carta de Zuckerberg no se quedó atrás en tono y James apuntó contra la parcialidad de Facebook y contra los famosos fact-checkers “independientes” de la plataforma:

«La Heritage Foundation ha sido víctima con demasiada frecuencia del doble rasero de Facebook. Las referencias a nuestro sitio de noticias Daily Signal, por ejemplo, han caído de 600,000 sesiones en julio a apenas 105,000 en lo que va de octubre. ¿Qué otra explicación hay que no sea un intento de bloquear a un respetado medio de comunicación conservador para que no llegue a los usuarios de Facebook? También hemos sido víctimas de los verificadores de hechos de terceros supuestamente imparciales que Facebook utiliza ahora como guardianes del contenido. Cada vez que sale a la luz una nueva forma de censura, su empresa se disculpa y promete mejorar. Basta de disculpas. Arréglalo».

Parte de la carta de la presidente saliente de la Heritage Foundation a Facebook.

James también lamentó el cambio de rumbo de Facebook, que pasó de ser una plataforma libre, donde el disenso y el debate era una norma, a una red social bastante limitada para el discurso de derecha: «Debo decir que estoy profundamente entristecida por estos acontecimientos. Facebook prometía mucho como plataforma para el libre intercambio de ideas. Pero su empresa lo ha desaprovechado al permitir que sus empleados censuren las opiniones que no les gustan. Hasta que esto cambie, la Heritage Foundation no podrá seguir aceptando donaciones de Facebook».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Pantene, Tuiteros antiarmas

El idiota de la semana: ¿Pantene o tuiteros antiarmas?

Next Article
Votantes, El American

"Supresión de votantes": la herramienta para el robo electoral

Related Posts
Total
38
Share