fbpx
Herschel Walker: la arriesgada apuesta republicana que podría dar el batacazo en Georgia

Herschel Walker: la apuesta republicana en Georgia para recuperar el Senado

El histórico exatleta, apoyado tanto por Trump como por McConnell, arrasó en las primarias del GOP del Senado en Georgia, alcanzando el 68.2 % de los votos

[Read in English]

En agosto del 2021, el histórico atleta de fútbol universitario, Herschel Walker, mudó su registro electoral desde Texas hacia Georgia, que prácticamente confirmaba los rumores de una posible candidatura al Senado por el estado georgiano. Esa apuesta republicana que parecía tan arriesgada, ahora funciona como pocos imaginaron, pues el exfutbolista no solo arrasó en las primarias, sino que está compitiendo palmo a palmo con el senador demócrata Raphael Warnock en la lucha por recuperar un escaño en la Cámara Alta.

La mayoría de las encuestas nacionales muestran un empate técnico entre Walker y Warnock.

Walker prácticamente no tuvo oposición para vencer en las primarias del GOP, acaparando el 68.2 % de los votos. Gary Black fue el contrincante que más se le acercó, con el 13.4 %.

Esta carrera electoral en Georgia es especialmente importante, pues fue una de las dos elecciones donde el Partido Republicano perdió la mayoría del Senado en noviembre de 2020. Un triunfo de Herschel Walker sería importantísimo para el Partido Republicano, ya que recuperaría un escaño vital de cara a su principal objetivo: alcanzar la mayoría en la Cámara Alta.

Captura de pantalla del mapa del New York Times.

Herschel Walker, el candidato subestimado

Si bien ahora Walker goza de cierto respeto en la prensa a medida que su campaña electoral avanza, no siempre fue así, teniendo que soportar diversos cuestionamientos.

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Luego del cambio de registro electoral, la candidatura de Walker, con el apoyo de su viejo amigo Donald Trump, se hizo oficial para felicidad de los medios liberales, quienes aprovecharon el anuncio para explotar la inexperiencia política del exatleta, su difícil y polémico pasado, y las supuestas dudas del establishment republicano con respecto a su candidatura.

En CNN, por ejemplo, el editor-at-large Chris Cillizza publicó un análisis titulado “Una candidatura de Herschel Walker es una pesadilla total para los republicanos del Senado”.

En su artículo, Cillizza enumera varios de los supuestos problemas que implicaría una candidatura de Herschel Walker para el GOP: 1. Hace mucho tiempo no vive en el estado, por lo que los georgianos podrían acusarlo de “carpetbagging“; 2. El pasado violento del exatleta, quien en su momento reveló que sufrió un severo caso de trastorno de identidad disociativo; 3. Nunca fue candidato y estará compitiendo en una carrera cerrada contra el pastor Raphael Warnock (D); 4. Las supuestas “reservas” (nunca confirmadas) del líder de la minoría Mitch McConnell.



En ese momento, el artículo de Cillizza tenía sentido, pues honestamente así lucía Walker ante la opinión pública, sobre todo luego de que en julio de 2021, Associated Press publicara un duro informe contra el exatleta recopilando los detalles de su pasado durante una de las épocas más difíciles de su vida en pleno apogeo de su trastorno de identidad disociativo.

AP recordó la denuncia de la exesposa de Walker, Cindy Grossman, quien aseguró que su exesposo la amenazó de muerte apuntándole a la cabeza. Asimismo, la agencia rememoró varios pasajes del libro “Breaking Free” —publicado por el propio Walker en 2008— donde la propia estrella del fútbol universitario asegura que llegó a jugar a la ruleta rusa y tenía hasta 12 “alters”, unos que se dedicaban a hacer el bien y otros que tenían conductas violentas y extremas.

Es claro que un candidato con este pasado, además de inexperto, era una apuesta política que podía generar dudas. Sin embargo, los medios afines a los demócratas pecaron, una vez más, de simplistas, ignorando tres detalles que hoy posicionan a Herschel Walker como un candidato serio a quitarle su silla curul al actual senador demócrata Warnock.

La historia de Herschel Walker llega al público

Sí, el pasado de Herschel es complicado, sin embargo, su historia siempre se ha tratado de superar adversidades. De joven, Herschel Walker era un apasionado de la lectura y de la poesía, y desafortunadamente, sufrió de acoso en el colegio por su sobrepeso y tartamudez. En octavo grado, la situación cruzó un límite, cuando Walker fue golpeado por uno de sus compañeros y todos en la escuela se rieron de él.


Lo que habría sido un golpe moral y espiritual, durísimo para la mayoría de los jóvenes, para el joven Walker, apoyado por su madre, sirvió de motivación para cambiar el rumbo de su vida. El histórico atleta no se achicó ante el bullying y decidió iniciar una dura e intensa rutina de ejercicios que consistía en hacer grandes cantidades de flexiones, abdominales y sesiones de trote que posteriormente lo convirtieron en un atleta con un físico privilegiado para su edad y que haría historia en la escuela secundaria y la universidad.

Fue tanto el éxito de Walker que, gracias a sus grandes años en la Universidad de Georgia, ganó el Trofeo Heisman y, posteriormente, fue dos veces seleccionado para el Pro Bowl de la NFL, siendo uno de los corredores con mayor poderío físico de la historia del fútbol americano.

No obstante, la vida le depararía batallas más duras a Herschel Walker más allá del bullying y el deporte, pues luego del retiro, como le suele pasar a muchos deportistas, los problemas de la cotidianeidad se multiplican y las crisis existenciales salen a relucir. Para Walker fue mucho peor, pues su trastorno de identidad disociativo se disparó, poniéndose en peligro a sí mismo y a sus seres queridos.

Sin embargo, según relató en su propio libro, Herschel Walker no sucumbió ante su trastorno y se convirtió en una voz importante en la lucha contra el acoso escolar y la importancia de cuidar la salud mental. El exatleta explicó que primero encontró la fe en Cristo antes de empezar a ir a terapia, ambos puntos clave para rencaminar nuevamente su vida y superar el trastorno.

“La mayoría de las cosas que he hecho después de mis luchas han demostrado a la gente que uno puede ser derribado y puede levantarse”, dijo en una entrevista con Axios en diciembre de 2021. “No te avergüences de abordar tus problemas. Para un hombre, es muy duro. Para un hombre afroamericano, es aún más difícil. Pero quiero que la gente lo vea. Y esa es una de las principales razones por las que decidí presentarme”.

Sinceramente, ¿cómo es posible que una historia así no conecte con el electorado conservador de Georgia? Un estado donde, además, Herschel Walker fue una estrella deportiva. De hecho, los números están allí: de acuerdo con Politico, el 61 % de los votantes republicanos moderados apoyan a Walker, frente al 81 % de los conservadores.

El candidato republicano al Senado, Herschel Walker es saludado en el escenario por el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump. (EFE)

¿La unidad del GOP en Georgia no era lo que quería el establishment conservador?

Luego del descalabro en las elecciones de noviembre de 2020, donde el Partido Republicano no solo perdió la presidencia, sino también la mayoría en el Senado luego de prácticamente tenerla en sus manos, el establishment conservador llegó al consenso de que si debían apostar por un candidato ese sería aquel que logre motivar a la base y, además, reunificar al partido. Y Herschel Walker fue el hombre elegido no solamente por Donald Trump, sino Mitch McConnell, quien dijo en su respaldo al exatleta que Walker es “el único que puede unir al partido, derrotar al senador Warnock y ayudarnos a recuperar el Senado”.

Definitivamente, los analistas liberales se equivocaron cuando dijeron que la candidatura de Herschel Walker sería un dolor de cabeza para los republicanos, de hecho, está siendo una solución inmejorable.

No hace falta un charlatán para ganar una silla en el Senado

Hasta ahora, Herschel Walker ha hecho contadas apariciones públicas en su campaña al Senado. Quizás sea para evitar errores no forzados porque no es un político experimentado o tal vez para no exponerlo ante la maquinaria mediática demócrata. Pero indiferentemente de la razón, la estrategia está funcionando, aunque los liberales lo critiquen por ello.

Herschel Walker, por ejemplo, habló sobre su pasado y la escalofriante amenaza contra su esposa en la entrevista con Axios. Sus palabras sirvieron para aclarar varias dudas, entre ellas, que ahora está bien en cuanto a sus facultades mentales y, aparentemente, está en buenos términos con su exesposa, a quien incluso llamó “mejor amiga”.

En cuanto a sus propuestas políticas, Herschel Walker ha aprovechado los espacios para impulsar sus promesas, entre ellas presionar para ampliar los recursos de salud mental en la atención sanitaria, como así también a las fuerzas del orden y el ejército. También se ha mostrado crítico contra la impopular Teoría Crítica de la Raza y ha dicho que está adentrándose en la política porque quiere luchar por el sueño americano desde Washington salvándolo de las fallidas políticas demócratas.

El candidato republicano al Senado Herschel Walker sube al escenario en un mitin de Donald Trump patrocinado por ‘Save America’ en el recinto ferial nacional de Georgia en Perry, Georgia, Estados Unidos, el 25 de septiembre de 2021. (EFE)

Sin necesidad de hacer una campaña bulliciosa, Walker ha dejado muy claro su perfil al público: es un hombre de valores conservadores —patriota y religioso, sobre todo— que cuenta con el apoyo de todos los estamentos del GOP y ha sido lo suficientemente valiente como para hacerse cargo de sus escándalos del pasado y luchar por su principal bandera: la salud mental.

Quizás sea arriesgada, pero el Partido Republicano ha hecho una gran apuesta Herschel Walker, quien hoy se posiciona con grandes oportunidades para recuperar una silla importantísima en Georgia.

Previous Article

Trump le ganaría a Joe Biden y Kamala Harris en elecciones presidenciales, según encuesta

Next Article
AMLO delira y la oposición no lo puede parar. Imagen: EFE/ Sáshenka Gutiérrez

López Obrador avanza en su desprecio hacia las instituciones mientras la oposición sigue en su burbuja

Related Posts
Total
0
Share