fbpx



Cuba, El American

Human Rights Watch denuncia detención de 400 personas en Cuba, incluidos periodistas y activistas

HRW señaló que se desconoce el paradero de muchos de los detenidos

El director de la División de las Américas de la ONG Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco denunció la detención de casi 400 personas en Cuba a raíz de las movilizaciones en contra del régimen dictatorial de Miguel Díaz-Canel.

La organización realizó diversas entrevistas a periodistas, activistas y víctimas de la situación en el país, y han extraído estos resultados, según informó Vivanco este viernes en sus redes sociales.

Más allá de la detención de varios centenares de personas, HRW señaló que se desconoce el paradero de muchos de los detenidos y que incluso muchos han sido retenidos al salir de sus domicilios o cuando circulaban por la vía pública.

“En muchos casos, el régimen ha detenido a activistas y periodistas reconocidos con el aparente propósito de impedir que participen en las manifestaciones o que informen sobre estas”, detalló Vivanco.

Además, el director de la División de las Américas de la ONG Human Rights Watch informó la detención de forma arbitraria de personas de a pie que participan de forma pacífica en las protestas, así como transeúntes.

Por otro lado, se registraron denuncias de golpes y abusos policiales a civiles durante las detenciones y una vez ya bajo arresto, aunado al estado de incomunicación de muchos de los apresados a quienes no se les permite ponerse en contacto con familiares o abogados.

Madres en Cuba buscan a sus hijos

“Muchas personas en Cuba aún no saben dónde se encuentran sus familiares detenidos. Muchas madres van de estación de Policía en estación preguntando por ellos”, dijo el director de la División para las Américas, quien además considera que “muchos cubanos han superado el miedo pero otros siguen atemorizados ante los enormes riesgos de sufrir abusos o represalias”.

HRW lamentó que se den este tipo de detenciones ilegales y abusos contra la ciudadanía en un país en el que el poder judicial “está subordinado al Ejecutivo”, donde “la prensa libre está prohibida” y la defensa de los derechos humanos “no es reconocida como una actividad legítima”.

“Sin una presión internacional concertada e inteligente que obligue a Díaz-Canel a poner freno a los abusos y la censura, es probable que nunca conozcamos plenamente la represión que ha ocurrido estos días”, enfatizó Vivanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Nikole Hannah-Jones y su admiración por la tiranía castrista

Nikole Hannah-Jones y su admiración por la tiranía castrista

Next Article

Cuba será libre

Related Posts
Total
1
Share