fbpx
El idiota de la semana: Jen Psaki

El idiota de la semana: Jen Psaki

El galardón de El Idiota de la Semana de El American va para Jen Psaki, secretaria de Prensa de la Casa Blanca

[Read in English]

En esta ocasión el galardón de El Idiota de la Semana de El American va para Jen Psaki, secretaria de Prensa de la Casa Blanca. Sin pestañear ni sonrojarse ha hecho una cerrada defensa de la censura para más gloria del gobierno, de su Gobierno, claro.

«Nos aseguramos regularmente de que las plataformas de medios sociales sean conscientes de las últimas narrativas, peligrosas para la salud pública, que nosotros y muchos otros americanos estamos viendo en todos los medios sociales y tradicionales. Y trabajamos para comprometernos con ellos para entender mejor la aplicación de las políticas de las plataformas de medios sociales».

Esta sucesión de eufemismos, traducidos del politiqués, vienen a significar que a Jen Paski le parece normal que la Casa Blanca se esté asegurando de que las redes sociales censuren lo que el Gobierno considere desinformación peligrosa para la salud pública, y que hay que hacer entender a la opinión pública que la censura es buena.

Aún desconocemos las medidas que proponen para quienes no estén de acuerdo con la censura gubernamental. Quizás afirmen que valorar la libertad de expresión es un síntoma de enfermedad mental propia de terroristas domésticos y supremacistas blancos. Todo sea por la salud pública.

De considerarlas «peligrosas para la salud pública» a peligrosas para la salud del Gobierno hay un pequeño paso. Al ver el descaro de los demócratas en este sentido, estamos seguros de que están dispuestos a dar este pasito. O mejor dicho, que ya lo han dado y están dando saltos de alegría, chapoteando con los dos pies sobre el charco del totalitarismo.

En su inconexo discurso de justificación, y en parte imitando el estilo de su comandante en jefe, Psaki balbuceó que «como todos saben, la información viaja muy rápido. Si está ahí arriba durante días y días y días, ahí está, cuando la gente lo ve, ya sabes, es difícil poner eso de nuevo en una caja, y por supuesto la promoción de algoritmos de información de calidad, no sé cómo funcionan, pero ellos saben cómo funcionan».

jen psaki idiota semana
Jen Psaki con gesto amenazante. (EFE)

Lo que entendemos que Jen Psaki quiso decir es algo así como que de las cuestiones técnicas y de escribir las líneas de código se encarguen los nerds de Facebook, pues desde la Casa Blanca solo dictarán las instrucciones generales sobre qué información ha de darse y cuál no.

«No retiramos nada. No bloqueamos nada, Facebook y cualquier empresa del sector privado toma decisiones sobre qué información debe estar en su plataforma. Nuestro punto es que hay información que está llevando a la gente a no vacunarse», dijo Jen Psaki.

Ah bueno, nos quedamos más tranquilos. Su argumento recuerda a la defensa de Charles Manson, que decía que, al fin y al cabo, él no mató a nadie, sino que fueron los fervientes seguidores de su secta. Una argumentación incuestionable y sin fisuras la de Jen Psaki.

Jen Psaki justifica abiertamente imponer el ostracismo social

Y no solo Facebook, ojo, Psaki ha dicho sin despeinarse que considera que si un usuario es bloqueado en Facebook por desinformar, debería ser bloqueado en el resto de redes sociales. Suponemos que ponerles un bozal a lo Hannibal Lecter puede ser una opción.

Al fin y al cabo, según la Casa Blanca, solo hay 12 personas detrás de la mayor parte de las que ellos consideran como fake news ¡Vaya! La Casa Blanca reconociendo alegremente que maneja algo así como una lista negra de ciudadanos desafectos al régimen. Lo de amarrarlos y amordazarlos para ser enviados a un campo de reeducación no parece muy distante, según lo declarado por Psaki.

Hace unos meses, Facebook y el resto de Big Tech censuraban implacablemente toda información relacionada con la idea de que el virus de Wuhan provenía de un escape del laboratorio de investigación vírica de, ya saben, la ciudad de Wuhan. Esta insospechada asociación de ideas era considerada una descabellada teoría de la conspiración y, por supuesto, fue conveniente e implacablemente censurada. Ahora que dejó de ser considerada peligrosa electoralmente para Biden, ya no es una conspiranoia, sino plausible. Magia.

Jen Psaki, que más que secretaria de Prensa parece tener el cargo de prestidigitadora de palabras, nos toma por idiotas si cree que nos va a convencer de que lo que está haciendo Gobierno y las Big Tech no es censura pura y dura. Mientras no demostremos ser idiotas al creerle, Jen Psaki seguirá siendo la Idiota de la Semana de El American.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
¿Bloqueo? Cuba recibe 1,7 millones de jeringuillas donadas por una ONG de Estados Unidos

¿Bloqueo? Cuba recibe 1,7 millones de jeringuillas donadas por una ONG de Estados Unidos

Next Article
contaminación ambiental, el american newsroom puerto rico

Puerto Rico ganó demanda de $25 millones contra Exxon por contaminación ambiental

Related Posts
Total
1
Share