fbpx
Sean Penn, El American

El idiota de la semana: ¿Sean Penn o Bill Gates?

Esta semana queremos que nuestros lectores decidan entre Sean Penn y Bill Gates para ser galardonados como idiota de la semana por sus más recientes declaraciones.

[Read in English]

Por suerte para el contenido de El American, pero por desgracia para nuestra paz mental, se nos acumulan los candidatos para nuestra sección del idiota de la semana. Esta semana queremos que nuestros lectores decidan entre Sean Penn y Bill Gates para ser galardonados como idiota de la semana, tanto por sus más recientes declaraciones como por su rutilante trayectoria.

Sean Penn – el actor conocido por haber sido el marido de Madonna cuando aún le importaban a alguien los novios de Madonna, y todavía se podía llevar la cuenta -, ha vuelto a usar su Twitter para mostrar sus inclinaciones políticas con un polémico y bastante desinformado tweet.

Sean Penn, declarado marxista y admirador – y amigo – de Hugo Chávez, Fidel Castro y Evo Morales, y con la autoridad en materia política que le da haber sido también marido de Robin Wright – quien fuera presidente de los Estados Unidos en la quinta temporada de House of Cards interpretando a Claire Underwood – ha dicho en Twitter que “el Vaticano debería practicarles un “impeachment” a los líderes evangélicos si no siguen el ejemplo de Nikki Haley, y no dicen claramente que no deberían haber seguido a Satin [sic] a las entrañas del infierno. Pero tal vez están demasiado ocupados en fiestas sexuales”.

El cúmulo de imprecisiones en un solo tweet es tan abrumador que nos preguntamos por qué Twitter no ha puesto un aviso al estilo de los que ponía en los tweets de Trump antes de borrar su cuenta. Aparte de haberle dado tersura y brillo al mismo Satán al haberlo satinado, Sean Penn parece no tener muy claras las ramas de la cristiandad sobre las que el Vaticano tiene autoridad, amén de desconocer la diferencia entre un “impeachment” y una excomunión.

Con estas sectarias declaraciones Sean Penn quizás quiera labrarse una carrera en el cada vez más escorado a la izquierda Partido Demócrata. Aunque conociendo la simpatía de Hollywood por los artistas de izquierda (y su aversión hacia los artistas de derecha), Sean Penn todavía está a tiempo de conseguir un papel en el “Universo Cinematográfico de Marvel” si declara algún batiburrillo como que “el Capitán América debería expatriar a Batman de los X-Men si no sigue el ejemplo de Darth Vader cuando se enfrentó a Thanos. Pero seguramente esté ocupado de fiesta con los romulanos”.

Bill Gates, experto virólogo y nutricionista

Otro candidato a idiota de la semana es Bill Gates, que últimamente parece empeñado en parecerse al mismísimo Thanos, o a un supervillano de James Bond. Al igual que a Thanos y Malthus, a Bill Gates parece inquietarle la sobrepoblación. También está financiando proyectos de geoingeniería que coquetean con la idea de tapar el sol con una nube artificial para evitar el cambio climático. Sí, al más puro estilo David Blade, uno de los villanos de Highlander II.

Últimamente Bill Gates parece obsesionado con las pandemias, y después de perpetrar Windows Vista e Internet Explorer, llenando nuestras computadoras de virus y pantallazos azules, ahora quiere vaciar nuestras neveras de carne.

Esta semana Bill Gates ha declarado en una entrevista para MIT Technology Review que “los países ricos deberían pasar a consumir al 100 % carne sintética”. Bill Gates, emulando a los villanos billonarios y megalómanos de las películas de James Bond quiere imponernos una dieta vegana. Ni Ernst Stavro Blofeld se atrevió a tanto.

Según Bill Gates, que reconoce ser uno de los humanos del planeta que más contamina, el resto de mortales somos un peligro para el pobre planeta porque comemos mucha carne y tenemos demasiados hijos. Al parecer le preocupa el pecado de la carne en toda su extensión.

El ecologismo cada vez se parece más a una religión dogmática, y sirve de excusa a los agentes políticos para erigirse en sacerdotes supremos pontificando sobre su particular cosmovisión. A este ritmo, Sean Penn, experto teólogo, “coronará” a Bill Gates como “brahmán supremo” para que lance una “fatua” por la que comer carne de vaca sea “anatema”, y así el mundo imite el ejemplo de su venerado socialismo del siglo XXI en Venezuela.

Que sean los lectores de El American quienes decidan el idiota de esta semana. La competencia entre Bill Gates y Sean Penn es, respectivamente, encarnizada y de proporciones bíblicas.

Total
8
Shares
1 comment
  1. Que porquería de artículo, la sección sobre Bill Gates es bien conspiranoica y manipuladora. Por ejemplo respecto al sobrepoblamiento: el video de YouTube muestra que Gates simplemente hace un análisis racional del crecimiento poblacional en el mundo, y termina en nota positiva: no habrá problema de sobrepoblación porque conforme el mundo se ha vuelto más rico, la gente ha pasado a tener menos hijos. Por cierto, en otros momentos Gates ha mencionado que nuestra riqueza global se debe al sistema de libre empresa, y particularmente al capitalismo apoyado en la democracia liberal.

    Gates es un símbolo del liberalismo mucho mejor que casi cualquier político. Se me ocurren pocas cosas más estatistas que atacar a un pionero de su calibre mientras al mismo tiempo se defiende a un imbécil colectivista que incrementó significativamente el tamaño del sector público como el payaso anaranjado.

    Pd. Sean Penn si que da asco, podrían haberse enfocado en el y ya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
ivanka Trump El American

Ivanka Trump no se postulará al Senado de Florida

Next Article
Irán, Biden

USA baja la guardia: Biden ofrece negociar pese a las constantes amenazas de Irán

Related Posts
Total
8
Share