fbpx
Saltar al contenido

La Idiotez de la Semana: show progre sobre filtración de la Corte Suprema

La Idiotez de la Semana de El American viene preñada de reacciones progres a la filtración de la Corte Suprema sobre su posible decisión sobre Roe v. Wade. Algunas son "paridas" absurdas e incoherentes, otras son maliciosas y casi criminales, pero todas merecen un repaso. Hace unos días se filtró —convenientemente para un Gobierno en apuros— un borrador de la Corte Suprema que eliminaría la decisión tomada en 1973 en el caso Roe v. Wade, que convirtió el aborto en un derecho constitucional. Pero no, lo que dice la filtración de la Corte Suprema no implica que el aborto vaya a ser ilegal o a estar prohibido en Estados Unidos, como nos quiere hacer creer la izquierda —y ojo, sectores conservadores también han malinterpretado su significado, celebrándolo como si así fuera—. Lo que implicaría esta decisión es que será cada estado, a través de sus representantes electos, quienes decidirán sobre este tema tan controversial. Para entendernos, las mujeres de estados azules como California podrán seguir deshaciéndose de sus bebés, y en otros como New York podrán seguir abortando alegremente, en muchos casos hasta los 9 meses. Que la izquierda nos quiera hacer creer que la Corte Suprema va a prohibir el aborto en América cuando en muchos casos se va a poder seguir practicando legalmente con el niño a punto de asomar la cabeza es mucho más que una idiotez o una broma de mal gusto, es una mentira flagrante. Y esta mentira sí hay que abortarla. Pero claro, esta filtración viene de perlas a la izquierda para armar escándalo y desviar la atención de los graves problemas que asolan al país. La izquierda, como siempre, no va a permitir que la realidad le arruine su relato y le quite la posibilidad de practicar algunos de sus hobbies favoritos, como tomar las calles, quemar contenedores, romper escaparates y acosar a quienes opinan diferente. Convertir esta filtración de la Corte Suprema en un debate moral sobre el aborto es una majadería que le interesa a la izquierda, y entrar en su juego sería una idiotez por parte de la derecha. En realidad, se podría decir que esto no es más que una decisión jurídica y técnica que democratiza la decisión sobre los límites del aborto, dejándola en manos de los votantes de cada Estado. Reacciones progres a la filtración de la Corte Suprema sobre Roe v. Wade Evidentemente, los progres han puesto toda su maquinaria mediática a todo gas y las reacciones de muchos políticos y famosos están siendo muy llamativas e hilarantes —por llamarlas de alguna manera— debido a sus contradicciones e incoherencias. Una de mis favoritas es la de Bill Gates, que en Twitter se mostró “impactado” por la noticia y dijo apoyar “el derecho de la mujer a tomar sus propias decisiones sobre su atención médica”. Lleva años apoyando y financiando a los que digamos que no respetaban tanto las decisiones de cada quien sobre atención médica, y ahora se descuelga con esto. No sé Bill, suena hipócrita. Captura de pantalla de la cuenta de Bill Gates en Twitter. Las feministas también han desempolvado la pancarta de “mi cuerpo, mi decisión” después de dos años en los que la tuvieron guardada bajo llave en el trastero. Y también han vuelto a darle lustre a la consigna de que “los hombres no pueden opinar sobre los embarazos”, después de que nos hayan estado intentando meter con cuchara que “los hombres también pueden quedarse embarazados” o que la definición biológica de mujer haya sido para ellas un término discutido y discutible. ¡Cómo cambian las cosas de un día para otro! Nos están intentando dar lecciones de autonomía corporal los mismos que trataron de imponer las vacunas al resto. Una lógica sin fisuras. Otro clásico que no podía faltar es el de apelar al éxodo. En 2016 muchos amenazaron con mudarse a Canadá si ganaba Trump. Por desgracia no lo hicieron. Recientemente también amenazaron con quitarse de Twitter si lo compraba Elon Musk, pero ahí siguen. Pues ahora famosillos venidos a menos como Rosanna Arquette dicen que “millones de mujeres están pensando en cómo salir de este país para siempre”.  ¡Millones! Rosanna parece que ha estado haciendo binge-watching de The Handmaid’s Tale, y eso le ha sentado regular y se ha venido un poco arriba. Tranquila mujer, no hace falta emigrar, siempre podrán irse a New York o a Chicago para sentirse seguras y vivir tranquilamente. La que sí ha borrado su cuenta de Twitter en un acto de autocancelación digno de mención ha sido la muy liberal, tolerante y antirracista artista Amanda Duarte. Eliminó su cuenta después de llamar "supremacistas blancos" a los jueces de la Corte Suprema y, en el mismo tweet, asegurar que pensarían diferente si a sus hijas las violaran y dejaran embarazadas hombres negros. Es una pena que lo haya borrado porque consiguió el logro de ser el tweet anti-supremacismo-blanco más racista de la historia. https://twitter.com/libsoftiktok/status/1521737903050616832?s=20&t=l8sUIwvHkT2ayl7QCzNc0Q Otra muy buena ha sido la reacción de diferentes grupos de activistas y alborotadores profesionales que están aprovechando para hostigar a los jueces de la Corte Suprema, o para atacar a asociaciones que ofrecen alternativas al aborto a mujeres embarazadas. Estos angelitos no están en la lista de terroristas domésticos, donde sí están los padres preocupados por el adoctrinamiento sexual de sus hijos en las escuelas. Esta incongruencia da casi tanta risa como que hayan convocado manifestaciones y protestas para el próximo Día de la Madre. https://twitter.com/LilaGraceRose/status/1522283785278017536?s=20&t=EhH783I34wmFhSycUprnOQ Si manifestarse a favor del aborto el Día de la Madre no provoca una brecha en el continuo espacio-tiempo, nada lo hará. Hay muchas más reacciones progres a la filtración de la Corte Suprema que podrían haber entrado en esta sección de La Idiotez de la Semana de El American, pero como sabemos que los demócratas no soltarán este hueso como mínimo hasta las próximas elecciones de medio término, confiamos en que podrán aparecer en próximas ediciones.

La Idiotez de la Semana de El American viene preñada de reacciones progres a la filtración de la Corte Suprema sobre su posible decisión relacionada con el caso Roe v. Wade. Algunas son “paridas” absurdas e incoherentes, otras son maliciosas y casi criminales, pero todas merecen un repaso.

Hace unos días se filtró —convenientemente para un Gobierno en apuros— un borrador de la Corte Suprema que eliminaría la decisión tomada en 1973 en el caso Roe v. Wade, que convirtió el aborto en un derecho constitucional. Pero no, lo que dice la filtración de la Corte Suprema no implica que el aborto vaya a ser ilegal o a estar prohibido en Estados Unidos, como nos quiere hacer creer la izquierda —y ojo, sectores conservadores también han malinterpretado su significado, celebrándolo como si así fuera—.

Lo que implicaría esta decisión es que será cada estado, a través de sus representantes electos, quienes decidirán sobre este tema tan controversial. Para entendernos, las mujeres de estados azules como California podrán seguir deshaciéndose de sus bebés y en otros como New York podrán seguir abortando alegremente, en muchos casos hasta los 9 meses.

Que la izquierda nos quiera hacer creer que la Corte Suprema va a prohibir el aborto en América cuando en muchos casos se va a poder seguir practicando legalmente con el niño a punto de asomar la cabeza es mucho más que una idiotez o una broma de mal gusto, es una mentira flagrante. Y esta mentira sí hay que abortarla.

Pero claro, esta filtración viene de perlas a la izquierda para armar escándalo y desviar la atención de los graves problemas que asolan al país. La izquierda, como siempre, no va a permitir que la realidad le arruine su relato y le quite la posibilidad de practicar algunos de sus hobbies favoritos, como tomar las calles, quemar contenedores, romper escaparates y acosar a quienes opinan diferente.

Convertir esta filtración de la Corte Suprema en un debate moral sobre el aborto es una majadería que le interesa a la izquierda, y entrar en su juego sería una idiotez por parte de la derecha. En realidad, se podría decir que esto no es más que una decisión jurídica y técnica que democratiza la decisión sobre los límites del aborto, dejándola en manos de los votantes de cada Estado.

Do you think trading Brittney Griner for the russian arms dealer is a fair swap?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Reacciones progres a la filtración de la Corte Suprema sobre Roe v. Wade

Evidentemente, los progres han puesto toda su maquinaria mediática a todo gas y las reacciones de muchos políticos y famosos están siendo muy llamativas e hilarantes —por llamarlas de alguna manera— debido a sus contradicciones e incoherencias.

Una de mis favoritas es la de Bill Gates, que en Twitter se mostró “impactado” por la noticia y dijo apoyar “el derecho de la mujer a tomar sus propias decisiones sobre su atención médica”. Lleva años apoyando y financiando a los que digamos que no respetaban tanto las decisiones de cada quien sobre atención médica, y ahora se descuelga con esto. No sé Bill, suena hipócrita.

idiotez semana bill gates corte suprema
Captura de pantalla de la cuenta de Bill Gates en Twitter.

Las feministas también han desempolvado la pancarta de “mi cuerpo, mi decisión” después de dos años en los que la tuvieron guardada bajo llave en el trastero. Y también han vuelto a darle lustre a la consigna de que “los hombres no pueden opinar sobre los embarazos”, después de que nos hayan estado intentando meter con cuchara que “los hombres también pueden quedar embarazados” o que la definición biológica de mujer haya sido para ellas un término discutido y discutible. ¡Cómo cambian las cosas de un día para otro!

Nos están intentando dar lecciones de autonomía corporal los mismos que trataron de imponer las vacunas al resto. Una lógica sin fisuras.

Otro clásico que no podía faltar es el de apelar al éxodo. En 2016 muchos amenazaron con mudarse a Canadá si ganaba Trump. Por desgracia no lo hicieron. Recientemente también amenazaron con quitarse de Twitter si lo compraba Elon Musk, pero ahí siguen. Pues ahora famosillos venidos a menos como Rosanna Arquette dicen que “millones de mujeres están pensando en cómo salir de este país para siempre”. 

¡Millones! Rosanna parece que ha estado haciendo binge-watching de The Handmaid’s Tale, y eso le ha sentado regular y se ha venido un poco arriba. Tranquila mujer, no hace falta emigrar, siempre podrán irse a New York o a Chicago para sentirse seguras y vivir tranquilamente.

La que sí ha borrado su cuenta de Twitter en un acto de autocancelación digno de mención ha sido la muy liberal, tolerante y antirracista artista Amanda Duarte. Eliminó su cuenta después de llamar “supremacistas blancos” a los jueces de la Corte Suprema y, en el mismo tweet, asegurar que pensarían diferente si a sus hijas las violaran y dejaran embarazadas hombres negros. Es una pena que lo haya borrado porque consiguió el logro de ser el tweet anti-supremacismo-blanco más racista de la historia.

Otra muy buena ha sido la reacción de diferentes grupos de activistas y alborotadores profesionales que están aprovechando para hostigar a los jueces de la Corte Suprema o para atacar a asociaciones que ofrecen alternativas al aborto a mujeres embarazadas. Estos angelitos no están en la lista de terroristas domésticos, donde sí están los padres preocupados por el adoctrinamiento sexual de sus hijos en las escuelas. Esta incongruencia da casi tanta risa como que hayan convocado manifestaciones y protestas para el próximo Día de la Madre.

Si manifestarse a favor del aborto el Día de la Madre no provoca una brecha en el continuo espacio-tiempo, nada lo hará.

Hay muchas más reacciones progres a la filtración de la Corte Suprema que podrían haber entrado en esta sección de La Idiotez de la Semana de El American, pero como sabemos que los demócratas no soltarán este hueso como mínimo hasta las próximas elecciones de medio término, confiamos en que podrán aparecer en próximas ediciones.

Total
2
Share