fbpx
Saltar al contenido

La idiotez de la semana: el New York Times se vuelve completamente woke

La idiotez de la semana: el New York Times se vuelve completamente woke

[Read in English]

El galardón de La Idiotez de la Semana de El American lo ha conseguido The New York Times, y por partida doble. Empezaron la semana muy fuerte con la periodista Victoria Kim dando por cierto un tuit evidentemente paródico sobre el levantamiento de la obligación de llevar mascarillas en los vuelos, pero por si había alguna duda sobre sus méritos para protagonizar nuestra sección, han cerrado la semana pidiendo perdón al actor Ezra Miller por tratarlo de “él”, y no por su pronombre de preferencia “ellos”.

El New York Times, antaño considerado periódico de referencia y que presumía de ser muy meticuloso tanto en el correcto uso de la gramática como en la veracidad de sus informaciones, parece haber dedicado esta semana a demoler definitivamente su ya menguado prestigio en ambos aspectos.

El pasado martes, el usuario de Twitter Jared Rabel hizo público el hilarante mensaje que le envió la periodista Victoria Kim tras leer un mensaje suyo en la red social. “Hola, Jared, soy una periodista del New York Times, me gustaría hablar contigo por teléfono sobre lo que te pasó en el vuelo de esta tarde”.

idiotez semana New York Times
Fuente: Twitter.

Al parecer, la periodista estaba muy interesada en encontrar testimonios que confirmasen el sesgo de un artículo que probablemente ya tenía escrito antes de consultar a las fuentes. Enhorabuena por dar semejante ejemplo de rigor periodístico, Victoria.

El mensaje de Jared Rabel era el sueño hecho realidad para cualquiera que quisiese denostar la decisión de la jueza Federal de Florida Kathryn Kimball Mizelle, que tumbaba el mandato de mascarillas en los transportes de la administración Biden. La historia de Jared Rabel incluía todas las filias y fetiches de la izquierda: un niño llorando, un padre progresista profundamente preocupado y unas azafatas trumpistas muy malas.

Do you believe Brittney Griner deserves the sentencing she received?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

“Hoy embarqué con mi hijo en un avión y en mitad del vuelo el piloto anunció que el mandato de usar mascarillas había finalizado. Las azafatas se quitaron sus mascarillas y estornudaron directamente sobre sus manos mientras gritaban «esto es espacio aéreo MAGA». Mi hijo me miró llorando. No sé qué hacer”.

El único problemilla es que —EVIDENTEMENTE— se trataba de un mensaje de broma, que parodiaba el ataque por parte de seguidores de Trump que se inventó Jussie Smollet, y que claramente se burlaba de la histeria progresista con las mascarillas.

Esto no fue impedimento para que la intrépida reportera del New York Times viera en el mensaje una jugosa historia con la que alimentar las fobias de sus lectores progresistas. La desconexión con la realidad de la izquierda —exacerbada con todo lo referente a la pandemia— impidió a Victoria Kim darse cuenta de que se trataba de una caricatura. ¡Viva el periodismo de investigación!

Lo peor del caso no es que la periodista no se diera cuenta de que el mensaje en sí mismo era caricaturesco, sino que ni siquiera se molestó en revisar por encima el resto de publicaciones de Jared Rebel, todas diáfana y diametralmente opuestas a la ideología izquierdista. Ya ni hablemos de que le hiciera algún tipo de pregunta pidiendo datos sobre el vuelo, la compañía aérea o algún tipo de grabación, declaración de otros testigos o documentación que pudiera corroborar su relato.

Ella vio una historia que encajaba con su realidad, y no se cuestionó nada más. A pesar del revuelo al destaparse su caso, Victoria Kim se ha mostrado impermeable a las críticas y burlas, tanto es así que finalmente acabó publicando el artículo con otros lacrimógenos testimonios. Todo muy creíble.

El New York Times se luce por partida doble

En otro sorprendente, pero no inesperado giro de los acontecimientos, el New York Times anunció este miércoles que había retirado un ofensivo tuit sobre la noticia de una supuesta agresión por parte del actor Ezra Miller a otra asistente a una fiesta en Hawái.

La gravísima agresión tuitera fue llamar a Ezra Miller usando el pronombre “él”, cuando en muchas ocasiones el actor ha exigido que, atendiendo a su condición no-binaria, sea tratado de “ellos”.

El New York Times parece lamentar mucho haber hecho dañito al muy tolerante, inclusivo y progresista Ezra Miller, que está muy concienciado e involucrado en temas de respeto a sus semejantes no-binarios, pero que al parecer no lleva demasiado bien que los asistentes a una fiesta se pongan a cantar karaoke. Cuando trataron de expulsarlo por su supuesto comportamiento errático y violento, parece que Ezra agredió con la técnica de lanzamiento de silla a una de las cantarinas invitadas, de la que no conocemos su orientación sexual, ni pronombres predilectos, ni falta que hace.

Así están las cosas en la nueva normalidad periodística que intenta establecer el New York Times.

Total
1
Share