fbpx
Saltar al contenido

La Idiotez de la Semana: Beto, Obama y el oportunismo demócrata contra la Segunda Enmienda

La Idiotez de la Semana: Beto, Obama y el oportunismo demócrata contra la Segunda Enmienda

La Idiotez de la Semana de El American de esta ocasión es una de las más difíciles y dolorosas de escribir. En otras ocasiones en las que las reacciones demócratas a la actualidad hacen su aparición en esta sección, lo único que provocan es risa. Pero el uso político y el oportunismo demócrata tras la trágica matanza en la Escuela Primaria Robb de Uvalde, hacen que al profundo dolor por este hecho se sumen la indignación y la rabia por el cinismo ruin con el que están actuando algunos representantes demócratas.

Lo que debería ser un momento para el más respetuoso duelo, los demócratas lo han convertido en un show de campaña política para avanzar en su particular cruzada contra la 2ª Enmienda.

Lo menos que me apetece es tener que entrar en el juego de sus provocaciones, pero la afrenta es demasiado grande, y lo que podemos perder en este macabro juego es demasiado importante como para dejarlo pasar.

Posiblemente, la cota de bajeza más pronunciada la haya marcado el excongresista demócrata y aspirante a gobernador de Texas, Beto O’Rourke, quien interrumpió a gritos una rueda de prensa en la que el gobernador Greg Abbott estaba informando sobre el luctuoso acontecimiento.

Ya debería ser por todos conocido el casi patológico afán de protagonismo de Beto O’Rourke, aún así sorprende que se haya atrevido a hacer campaña electoral en un momento así, y de esa forma. Para añadir el insulto al agravio, su patética intervención ni siquiera parece que haya sido una reacción espontánea, sino que, como narró la reportera de CBS News, Janet Shamlian, fue una performance “claramente planificada”.

La mezcla entre el victimismo y la falsa superioridad moral de la izquierda dan como resultado que, por algún retorcido motivo, Beto O’Rourke piense que puede convertir la muerte de 19 niños y dos profesores en algo por lo que hay que prestarle atención a él.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El narcisismo victimista de Beto O’Rourke ha conseguido que un gazapo —¿o sería un lapsus?— de la revista Time en el que lo llamaron “Beta” O’Rourke, le haya cambiado el nombre para siempre —de la misma manera que NBC rebautizó involuntariamente a Biden como Brandon—.

El comportamiento insensible, oportunista, chillón y desvergonzado de Beto O’Rourke define a la perfección el término “macho beta” que se viene usando de forma descriptiva y despectiva en Internet desde hace un tiempo.

La Idiotez de la Semana: más ejemplos de oportunismo demócrata

Lo de Beto O’Rourke ha sido lo más llamativo, pero otras declaraciones de representantes demócratas no se han quedado atrás. Si bien han sido menos estridentes, puede que sean más insidiosas, por estar cargadas de malicia tras una apariencia inofensiva.

Me estoy refiriendo al tweet del santificado y “nobelizado” Barack Obama, en el que decía que “mientras lloramos a los niños de Uvalde hoy, debemos tomarnos un tiempo para darnos cuenta de que han pasado dos años desde el asesinato de George Floyd bajo la rodilla de un oficial de policía. Su asesinato permanece con todos nosotros hasta el día de hoy, especialmente aquellos que lo amaban”.

idiotez semana oportunismo democrata obama
Captura de pantalla del tweet de Obama

En la cabeza de Beto O’Rourke, la desgracia ocurrida en Texas fue una oportunidad para convertirse él en el protagonista, pero al menos eso lo puede explicar el narcisismo y la ambición política. Sin embargo, no sabemos qué puede pasar por la cabeza de Obama, ni cuál es la conexión lógica que está empleando para convertir esto en algo relacionado con George Floyd y la cuestión racial.

No obstante, alguna oscura razón habrá, y pronto nos enteraremos, porque por desgracia parece que los demócratas no se detienen ante nada, ni respetan nada en su metódico, coordinado e incesante desmantelamiento de la Segunda Enmienda.

Total
10
Share