fbpx
Trump REino Unido

Impeachment a Trump: ¿la “misión imposible” de los demócratas?

12 republicanos tendrían que cambiar de opinión sobre si el impeachment es constitucional para que los demócratas tengan la posibilidad de condenar a Trump

Este martes 9 de febrero inician las audiencias del impeachment contra Donald Trump. Por un lado, senadores republicanos aseguran que el expresidente no será condenado, mientras que los demócratas creen necesario avanzar con el caso.

El senador Rand Paul (R-KY) calificó de «farsa partidista» el juicio político contra el exmandatario y aseveró que no hay posibilidades de que Trump sea condenado.

«Cuarenta y cinco republicanos han dicho que ni siquiera es un procedimiento legítimo, por lo que realmente termina antes de que comience. En cuanto a los testigos, creo que es poco probable que haya testigos; si quieren testigos, habrá tanta evidencia de que el presidente no tiene nada que ver con esto», señaló.

Desde que los demócratas plantearon el impeachment contra el expresidente Trump, el senador Paul ha afirmado que esa es una medida inconstitucional. (EFE).
Desde que los demócratas plantearon el impeachment contra el expresidente Trump, el senador Paul ha afirmado que esa es una medida inconstitucional. (EFE).

En enero, Paul planteó una cuestión de orden en el Senado alegando que el impeachment es inconstitucional. Finalmente, solo cinco republicanos se unieron a los 50 demócratas del Senado para decir que el juicio está constitucionalmente permitido. Eso significa que 12 republicanos tendrían que cambiar de opinión sobre si el juicio es constitucional para que los demócratas tengan la posibilidad de condenar a Trump. 

«La acusación es un proceso político. Nunca hemos acusado a un presidente una vez que están fuera de su cargo. Creo que esta es una muy mala idea. Cuarenta y cinco republicanos van a votar desde el principio que es inconstitucional. No es una Cuestión de cómo termina el juicio. Es una cuestión de cuándo termina», dijo el senador Lindsey Graham (R-SC).

Graham también afirmó que no respalda los eventos del 6 de enero y que no se retracta de sus declaraciones anteriores en las que responsabilizan en parte a Trump por el ataque al Capitolio; sin embargo, señaló que no cree que el expresidente haya cometido un delito.

Impeachment: un laberinto de forma y fondo

El impeachment en USA es un proceso de destitución​ o juicio político​ mediante el cual se puede hacer efectivo el principio de responsabilidad de los funcionarios.

Ahora los senadores podrán votar para prohibirle a Trump que vuelva a ocupar un cargo público. Algunos académicos constitucionales han argumentado que el Senado podría, con una mayoría simple de votos, prohibir que en el futuro Trump ocupe el cargo de presidente.

El exmandatario está acusado por incitar a la insurrección el pasado 6 de enero en el Capitolio. Aunque todo indica que Trump saldrá librado de este segundo impeachment, aún no está claro cuál será el camino que tomará el Senado para llevar a cabo las audiencias.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-NY), y el líder de la minoría, Mitch McConnell (R-KY), aún no han anunciado un acuerdo sobre cómo funcionarán las audiencias para el juicio en sí. Lo único que se sabe es que el asunto se producirá el martes a la 1 p. m. y que el senador Patrick Leahy (D-VT) supervisará los procedimientos. 

También se desconoce cuánto durará el juicio, si habrá testigos o cómo se estructurará a medida que se vaya desarrollando.

El juicio de Trump se deriva de una votación de impeachment en la Cámara el pasado 13 de enero, una semana después de que una turba pro-Trump irrumpiera en el Capitolio de Estados Unidos luego de que el entonces presidente asegurara reiteradamente que hubo «fraude electoral» en las elecciones de diciembre pasado.

De acuerdo con Fox News, el juicio comenzaría con cuatro horas de debate sobre si es constitucional y luego se procedería a una votación que daría apertura a las audiencias.

Este lunes 8 de febrero los gerentes de juicio político de la Cámara de Representantes y el equipo de defensa de Trump también presentarán una segunda ronda de informes al Senado, como parte de un acuerdo previo al juicio alcanzado entre McConnell y Schumer. Esos informes deberían proporcionar una ventana adicional sobre cómo cada parte presentará su argumento.

A pesar de que los demócratas ahora controlan estrechamente el Senado, necesitarían el apoyo de al menos 17 republicanos para condenar a Trump. Un puñado de republicanos han indicado que están abiertos a la condena, pero la mayoría ha puesto en duda la legalidad y ha dicho que el proceso sería demasiado divisorio.

Frente a este procedimiento, el profesor emérito de la Facultad de Derecho de Harvard, Alan Dershowitz, argumentó que «El Congreso no tiene el poder de llevar a cabo un juicio político para ningún funcionario después de que haya dejado el cargo».

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Ron Wright

Congresista Ron Wright murió semanas después de dar positivo en la prueba del coronavirus

Next Article
Big tech, desentralizar, Internet, Google, El American

La descentralización ya es un hecho que altera a las Big Tech

Related Posts
Total
1
Share