fbpx
Incendio en el Golfo de México deja en evidencia la ineficiencia de las empresas estatales

Incendio en el Golfo de México deja en evidencia la ineficiencia de las empresas estatales

López Obrador mantiene una batalla en los tribunales para defender su reforma energética, que prioriza las empresas del Estado, Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por encima de la inversión privada en renovables

[Read in English]

La fuga de gas de un ducto marino que provocó un aparatoso incendio en pleno Golfo de México generó críticas sobre la gestión de la petrolera estatal Pemex y ha escenificado los riesgos de la política energética del Gobierno mexicano.

A pesar de que las imponentes imágenes de un ojo de fuego en medio del mar recorrieron el mundo, hasta ahora hay poca información de lo que sucedió.

Al parecer, habría fallado una válvula de un ducto submarino de Petróleos Mexicanos (Pemex), provocando una fuga de gas que entró en combustión y causó un gran incendio en alta mar.

La petrolera estatal, que tardó varias horas en informar del tema, publicó un breve comunicado, según el cual la fuga fue detectada a las 5.15 horas del viernes en un gasoducto cercano a la plataforma KU-C, ubicada en la Sonda de Campeche, que alberga importantes yacimientos de crudo.

Según la empresa, “el incidente fue atendido de inmediato” y se desplazaron tres buques para apagar el incendio y se cerraron válvulas del gasoducto, de tal manera que la fuga se dio por controlada a las 10.45 horas (15.45 GMT), más de 5 horas después de su detección.

Durante su gira por el norteño estado de Sonora, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, fue cuestionado por la prensa sobre lo ocurrido y se limitó a decir que “no hay pérdidas de vidas humanas” y que “se va a investigar” el origen de la fuga.

Pemex y la ineficiencia de las empresas estatales

El incendio en costas de México generó críticas contra la política energética del presidente López Obrador, quien desde que asumió el poder ha apostado por mantener el control de la industria petrolera a pesar de la enorme deuda e ineficiencia de la empresa estatal.

El mandatario mantiene una batalla en los tribunales para defender su reforma energética, que prioriza las empresas del Estado, Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por encima de la inversión privada en renovables.

Las miradas están puestas sobre Pemex, que desde hace años atraviesa una crisis de producción y de deuda, que asciende a los 113.900 millones de dólares.

“Hay un problema de falta de recursos en la empresa. Se han canalizado la mayor parte de recursos a la operación y al pago de deuda y se ha dejado de lado el mantenimiento”, dijo el consultor energético Paul Alejandro Sánchez.

Sánchez recordó que los sucesivos Gobiernos han utilizado a Pemex como una “máquina de dinero” a la que han sobrecargado de impuestos para recaudar recursos, pero “no se ha fortalecido internamente la empresa”.

La petrolera estatal es la joya de la corona de la política energética de López Obrador, gran admirador del expresidente Lázaro Cárdenas, quien en 1938 expropió el petróleo para que fuera manejado por el Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Fue demolido por completo el Champlain Towers South en Miami

Fue demolido por completo el Champlain Towers South en Miami

Next Article
reforma migratoria

En medio de crisis migratoria Biden pide aprobar reforma

Related Posts
Total
113
Share