fbpx
La incertidumbre económica y geopolítica marcará los mercados petroleros en 2022 y 2023

La incertidumbre económica y geopolítica marcará los mercados petroleros en 2022 y 2023

El FMI pronostica que el crecimiento mundial bajará del 5,9 % en 2021 al 4,4 % en 2022 y al 3,8 % en 2023

[Read in English]

En diciembre de 2021 el West Texas Intermediate (WTI) y el Brent promediaban $71 y $74 por barril. A finales de enero, el Brent superó los 91 dólares por barril y el WTI los 87 dólares. Los principales bancos de inversión pronostican alzas en los precios del crudo en 2022 y 2023. Goldman Sachs, por ejemplo, estima que el Brent llegará a $96 dólares en 2022 y a $105 en 2023. Aunque las estimaciones de los bancos de inversión sobre el precio futuro del crudo difieren hasta en un 30 %, coinciden en pronosticar alzas porque actualmente la demanda supera la oferta de hidrocarburos y las presentes tensiones geopolíticas implican riesgos importantes de interrupciones del suministro.

El fondo de todo esto es que desde inicios de la pandemia gobiernos de todo el mundo impusieron cierres y designaron burocráticamente sectores “imprescindibles” e incrementaron su gasto y su deuda, desarticulando la delicada estructura del capital. Lógicamente la demanda de petróleo se desmoronó y los inventarios crecieron rápidamente, pero los recortes de producción de la OPEP redujeron la acumulación récord de inventarios y en diciembre de 2021 los inventarios comerciales de petróleo en las economías desarrolladas alcanzaron sus niveles más bajos desde enero de 2015.

La Agencia de Información de Energía –EIA– define la capacidad de producción excedentaria como un volumen que puede lograrse en un máximo de 30 días y mantenerse durante un mínimo de 90. Las petroleras privadas no mantienen tal capacidad de producción excedentaria voluntariamente por lo costosa que resulta. Los gobiernos que integran la OPEP sí asumen ese coste a través de petroleras estatales porque como cartel la necesitan para influir en los mercados.

La prima de riesgo en el mercado petrolero es inversamente proporcional a la capacidad de producción excedentaria de la OPEP, que en 2020 equivalía al 9 % del suministro mundial y actualmente al 4 %. Lo cierto es que, con una recuperación económica limitada por los efectos en cascada de los cierres, el impacto inflacionario del gasto público en todo Occidente y el precio actual del crudo en alza es lógico esperar suministros adicionales de crudo hacia finales de este año, con la producción en esquistos de los Estados Unidos encabezando el crecimiento de la producción de crudo fuera de la OPEP.

La incertidumbre económica y geopolítica marcará los mercados petroleros en 2022 y 2023

Así que sería razonable esperar niveles de producción record de petróleo en el país para 2023, en tanto la producción de petróleo de esquisto se siga incrementando estimulada por precios relativamente altos. Pero la recuperación tras el impacto de los cierres será más lenta de lo que las proyecciones del FMI pronosticaban en octubre de 2021. Y el propio FMI lo admitió ya en su Perspectiva de la economía mundial de enero de 2022 en el que redujo sus pronósticos de crecimiento para la mayoría de las principales economías respecto de los pronosticados tres meses antes. Ahora el FMI pronostica que el crecimiento mundial bajará del 5,9 % en 2021 al 4,4 % en 2022 y al 3,8 % en 2023.

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

La incertidumbre económica y geopolítica marcará los mercados petroleros en 2022 y 2023

Lo que está claro es en que enero de 2022, la banca de inversión revisó al alza sus estimaciones del futuro precio del crudo. En diciembre de 2021 la inflación del país había llegado a 7 %, su nivel más alto en cuatro décadas. Y el FMI comienza a admitir que la recuperación económica tras el impacto de los cierres será mayor de lo que inicialmente estimaba.

Aunque la IEA elevó sus estimaciones de demanda global para 2022 debido a la flexibilización de los cierres, lo que tenemos es un escenario de alto riesgo geopolítico, recuperación lenta, mayor impacto de las restricciones al que los analistas de la banca y los multilaterales pronosticaban. Y con USA como mayor productor y consumidor de petróleo del mundo, tenemos en Washington una administración dispuesta a arriesgar, por motivos ideológicos, la independencia energética de América. Con tantas y tan inciertas variables en juego los pronósticos sobre precios del crudo son apenas dudosas estimaciones.

Previous Article

La derecha se reúne en un valiente acto contra el Foro de Sao Paulo

Next Article
¿Por qué Bill Gates cree que tiene derecho a tapar el sol, modificar genéticamente especies vivas o impulsar totalitarismos?

¿Por qué Bill Gates cree que tiene derecho a tapar el Sol, modificar genéticamente especies vivas o impulsar totalitarismos?

Related Posts
Total
54
Share