fbpx
Industria de Restaurantes, El American

Industria de restaurantes solicita ayuda al Gobierno de Puerto Rico para sobrellevar inflación post-Covid

El presidente electo de la Asociación de Restaurantes de Puerto rico (Asore) afirmó que están en modo de subsistencia

Representantes de la industria de restaurantes en Puerto Rico advirtieron que el mayor estrago de la pandemia del Covid-19 ha sido la inflación que ha generado.

Los altos costos de los alimentos, el combustible y las utilidades encarecen cada vez más hacer negocios en la Isla, aunque ya no cuenten con las restricciones de capacidad para recibir comensales en sus establecimientos.

El vicepresidente sénior de operaciones en International Restaurant Services Inc. (IRSI), Ramón Leal, contó que en 30 años de carrera en el medio, está al tanto de las fluctuaciones de los precios de algunos productos, pero dijo que nunca había visto que todo subiera a la misma vez.

“Es un gran reto”, expresó en entrevista a El Vocero, al tiempo que detalló que el churrasco que les costaba $9.95 la libra ahora se vende en $21.00. Asimismo, señaló el alza en el dióxido de carbono (CO2) utilizados en las gaseosas o refrescos. Además del alza en el petróleo, que impacta a las bombas de gasolina y en consecuencia el gasto de transporte.

La inflación y sus repercusiones en la industria de restaurantes

Señaló que el precio de los platos por menú han incrementado entre 5 % y 8 % en los restaurantes e incluso algunas preparaciones han sido excluidas debido al aumento de entre 20 % y 25% de los costos de los ingredientes.

Además, algunos comercios se han visto en la necesidad de reducir los días de apertura y los horarios.

“Estamos viendo y pagando el costo de la pandemia a nivel de Estados Unidos y mundial. En Puerto Rico hay escasez de productos como alitas, pechugas de pollo y hasta de tequila, porque los grandes productores de México se quedaron cortos en las botellas de cristal. También escasea la carne y el queso, hay un impacto en la cadena de suministros, ahora cuando el turismo está más proactivo”, expuso Leal.

Por su parte, el presidente electo de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE) y fundador de Sobao by Los Cidrines, Mateo Cidre, indicó que los comerciantes están asumiendo el gasto adicional que enfrentan para afectar lo menos posible al consumidor, que entienden ya no aguanta otra alza en el precio de la comida.

“Buscamos los mejores precios del mercado y si están muy por encima del costo que teníamos, no compramos esos productos. La mayoría de los restaurantes están haciendo ajustes y algunos suben sus precios de venta, pero ha sido mínimo. Al final somos quienes estamos asumiendo el golpe económico”, señaló el directivo de ASORE.

En consecuencia, afirmó que están en modo de subsistencia.

Dentro de este panorama, los restaurantes de comida rápida son los que han recibido el menor impacto. No obstante, no están exentos de la situación.

“Tenemos contratos a largo plazo en alimentos y participamos de cooperativas, por lo que no nos afecta tanto el aumento de la carne. Lo que ha sido un reto son los empleados, necesitamos cerca de 700, aunque en las últimas semanas hemos visto un movimiento favorable de entrevistas”, sostuvo Humberto Rovira, CEO de Encantos Restaurants, propietarios de KFC, Pizza Hut, Taco Bell y IHOP.

Por estas razones llamaron al Gobierno a permitir incentivos con la finalidad de ayudar a los comerciantes de la industria de restaurantes a sobrepasar la crisis provocada por el Covid-19 y la falta de mano de obra en la Isla.

Una crisis a la que se suma el paro de transporte que comenzó este miércoles 21 de julio con la finalidad de exigirle a la Junta de Control Fiscal un ajuste del sistema tarifario.

José Nazario, vicepresidente de operaciones de la naviera Crowley, afirmó que si la discusión entre los camioneros, la empresa privada, el Gobierno y la JSF se prolonga por tiempo adicional, la crisis en los abastos será notable.

«Si esto llega al fin de semana se puede afectar [el suministro]. Yo espero que esto se resuelva en sus méritos por el Gobierno y por la Junta prontamente», advirtió Nazario en entrevista a WKAQ.

El presidente de ASORE aclaró que en más de un año de pandemia la industria de restaurantes solo se ha beneficiado de las dos etapas del Programa de Protección de Pago de Nómina (PPP) de la Administración de Pequeños Negocios (SBA) y del Restaurant Revitalization Fund. “Solicitaron apoyo 2,339 negocios de la Isla y solo 304 fueron aprobados. Las empresas aprobadas recibieron entre todas $69 millones, de los $26,800 millones que había disponible”.

Ante la solicitud, Cidre recordó que el sector es el segundo mayor patrono de la Isla, superado solamente por el Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
33 proyectos, el american newsroom puerto rico

33 proyectos y resoluciones esperan por la firma del gobernador Pierluisi

Next Article
Censura, El American

Instagram censura a influyente conservador latinoamericano

Related Posts
Total
40
Share