fbpx
Saltar al contenido

La inmoralidad del gigantesco IRS

The Immorality of a Supersized IRS

Esta entrada también está disponible en: English

MUCHAS INDUSTRIAS y sectores están luchando por contratar a su ritmo requerido, pero para la Patrulla Fronteriza siguen siendo poco personal. Mientras que el Ejército cada vez más “woke” no está ganando nuevos reclutas jóvenes, tradicionalmente conservadores, la crisis humanitaria en la frontera sur es en sí misma una evidencia convincente de la necesidad de contratar a miles de agentes fronterizos.

Sin embargo, en lugar de resolver la escasez en la Patrulla Fronteriza, que cumple el papel vital de proteger a Estados Unidos del peligro tanto extranjero como doméstico, Joe Biden y los demócratas están invirtiendo recursos en un tipo muy diferente de servidor público. Una de las disposiciones clave de la irónicamente llamada Ley de Reducción de Inflación, que les costará a los contribuyentes $1 billón, es un plan para contratar a 87,000 nuevos agentes para el Internal Revenue Service (IRS).

Millones de trabajadores americanos de clase media están luchando en este momento en medio de una crisis de inflación desenfrenada y una recesión económica. Los defensores del proyecto de ley dicen que un IRS ampliado solo se enfocará en los súper ricos. Sin embargo, según el Wall Street Journal, The Joint Committee on Taxation entre el “78 % al 90 % del dinero recaudado de los ingresos no declarados probablemente provendría de aquellos que ganan menos de $200,000 al año”, mientras que solo del “4 % a 9 % vendría de aquellos que ganan más de $500,000”.

El IRS ya es conocido a nivel mundial por sus despiadados métodos de recaudación de impuestos, y este proyecto de ley allana el camino para la expansión de una agencia deshonesta que enfrenta serias cuestiones de responsabilidad. Como señaló la Fundación para la Educación Económica, bajo la administración de Obama la agencia “se enfocó específicamente en grupos conservadores sin fines de lucro” y “filtró ilegalmente los documentos de impuestos privados de ciudadanos privados adinerados —que no estaban violando ninguna ley— a los medios para convertir el aumento de impuestos a los ricos en un punto político y partidista”.

A partir de hoy, el IRS ya tiene más de 78,000 empleados, aunque más de la mitad de ellos sigue siendo elegible para la jubilación y se espera que abandonen la agencia en los próximos cinco años. Sin embargo, la cohorte entrante, como mínimo, duplicará el tamaño de la agencia, haciéndola más grande que el FBI, la Guardia Costera de los Estados Unidos y la Patrulla Fronteriza combinados. En una de sus ofertas de trabajo, la agencia advierte a los potenciales solicitantes que esperen trabajar “50 horas por semana, lo que puede incluir horas irregulares y estar de guardia 24/7, incluyendo días festivos y fines de semana” y “Lleve un arma de fuego y esté dispuesto a usar la fuerza letal, si es necesario”.

"*" señala los campos obligatorios

Will you be voting in the upcoming midterm election?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En un momento en que la inflación se está disparando y se les pide a los americanos que se abrochen el cinturón de seguridad, los legisladores electos deberían tratar de reducir el gasto público, reducir el déficit y mostrar un sentido de responsabilidad fiscal. Las agencias gubernamentales aún requieren una financiación adecuada, aunque algunas carecen mucho más que otras, el IRS no está entre ellas.

 

Ben Kew is English Editor of El American. He studied politics and modern languages at the University of Bristol where he developed a passion for the Americas and anti-communist movements. He previously worked as a national security correspondent for Breitbart News. He has also written for The Spectator, Spiked, PanAm Post, and The Independent

---

Ben Kew es editor en inglés de El American. Estudió política y lenguas modernas en la Universidad de Bristol, donde desarrolló una pasión por las Américas y los movimientos anticomunistas. Anteriormente trabajó como corresponsal de seguridad nacional para Breitbart News. También ha escrito para The Spectator, Spiked, PanAm Post y The Independent.

Total
3
Share