fbpx
Saltar al contenido

Israel analizará la bala que mató a la periodista de Al Jazeera

Israel, El American

Available: English

[Read in English]

El fiscal general de la Autoridad Palestina (AP), con capital en Ramallah, dijo que la prueba balística sobre la muerte de Abu Akleh se realizará en presencia de americanos, con la garantía de que Israel no participará. Sin embargo, Jerusalén informó el domingo que analizará directamente la bala que mató a la reportera palestina. Estará presente un observador de Washington en un procedimiento que debe brindar resultados definitivos.

La AP entregó finalmente la bala el sábado a un coordinador de seguridad americano. Washington aún no hizo declaraciones sobre la muerte de Abu Akleh, el 11 de mayo, durante una operación de las Fuerzas de Defensa de Israel en Judea y Samaria (Cisjordania). La diferencia entre las partes sobre el hecho quizás influya en la visita del presidente Joe Biden, la semana próxima.

Los palestinos acusaron —sin pruebas— al Ejército israelí de matar deliberadamente a la reportera. Israel negó la acusación y afirmó que bien pudo haber sido alcanzada por una bala perdida. Sea del ejército como de los palestinos, que dispararon caóticamente contra sus fuerzas.

La prueba no será americana, sino israelí, con presencia americana, explicó el portavoz militar Ran Kochav. En los próximos días “quedará claro si fuimos nosotros quienes la matamos, accidentalmente, o si fueron palestinos armados”, declaró a la Radio del Ejército. 

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Akram al-Khatib, fiscal general de la autonomía gobernada por Abu Mazen, dijo que la prueba se realizará en la embajada de Estados Unidos en Jerusalén. Según él, recibió garantías del mediador americano de que ellos mismos realizarían el examen. Agregó que esperaba que la bala fuera devuelta pronto.

El presidente Biden mantendrá reuniones con líderes israelíes del 13 al 16 de julio, así como también una conversación separada con jerarcas palestinos.

El caso de Abu Akleh será una prueba diplomática para el nuevo premier Yair Lapid, quien gestionó la transferencia de la bala. Tomará varios días hacer una prueba balística completa, con varios expertos, para garantizar una conclusión segura. Israel podrá determinar si el tirador fue un soldado de las FDI o un terrorista palestino. 

Abu Akleh, de 51 años, vivía en el barrio musulmán de Jerusalén, y falleció el 11 de mayo mientras cubría una operación militar en una base palestina en Jenin. La AP culpó a las FDI por el hecho. Sin embargo, se negó a transferir la bala para efectuar un análisis y ver si coincidía con los rifles utilizados por sus militares.

Días antes de que el presidente Joe Biden llegue a Israel, Ramallah cedió y acordó entregar el proyectil a un equipo americano. El viceministro del Interior, Yoav Segalovitz, declaró que llevaría varios días realizar las pruebas necesarias. Explicó que el primer ministro interino Yair Lapid, quien encabeza su partido —Yesh Atid— estuvo directamente involucrado en el acuerdo para transferir la munición.

Las FDI habían dicho que Abu Akleh fue asesinada durante un intercambio de disparos entre soldados y terroristas palestinos, y que no era posible determinar de modo seguro cuál de las dos fuerzas fue responsable, sin analizar la bala. 

La embajada americana en Israel, situada en Jerusalén por decisión del presidente Donald Trump —y mantenida por su sucesor Joe Biden— afirmó que no existe ninguna novedad sobre el tema en este momento.

Total
29
Share