fbpx
Saltar al contenido

Un superlativo Ja Morant lidera a los Grizzlies para igualar la serie ante los Warriors

Un superlativo Ja Morant lidera a los Grizzlies para igualar la serie ante los Warriors

Golden State Warriors y Memphis Grizzlies protagonizaron dos de los mejores partidos de la temporada en el primer y segundo juego de las semifinales de la conferencia oeste. En el primero, la franquicia de San Francisco se llevó el resultado por 116-117 y, cuando parecía que podían llevarse un enorme 0-2 a casa, apareció Ja Morant, la estrella de Memphis, para igualar una pareja eliminatoria por 1-1.

El frenetismo y la intensidad entre ambos se hizo presente desde el primer minuto, tanto así que a los Grizzlies se les pasaron las revoluciones en los primeros compases del juego, sobre todo a Dillon Brooks, quien se fue expulsado por una flagrante II tras una falta desleal y descalificadora contra Gary Payton apenas iniciado el compromiso.

Brooks golpeó, apenas iniciado el partido, desde atrás a Payton II, quien absorbió todo el impacto en la cabeza cayendo muy mal sobre su codo izquierdo al momento de tocar el suelo. El jugador de los Warriors sufrió una fractura y se le harán más pruebas en las próximas horas.

Asimismo, Draymond Green, envuelto en la polémica tras irse expulsado en el primer juego por otra flagrante II, también se llevó un golpe en la cara en el primer cuarto y tuvo que jugar con parte de su ojo derecho cerrado durante el resto del partido.

Más allá de ese accidentado inicio, el resto del partido fue de un baloncesto de altísimo nivel, con dos escuadras que no pararon de correr, defender y luchar cada rebote. La dinámica fue tal que los porcentajes de tiros de tres quedaron muy por debajo de lo habitual, sobre todo para los Warriors, quienes se fueron con un bajísimo 18,4 % de efectividad contra un 31,1 % de los Grizzlies. No sería exagerado decir que el resultado final, 106-101, se explica con ese dato y, desde luego, la exhibición de Ja Morant.

Un superlativo Ja Morant lidera a los Grizzlies para igualar la serie ante unos combativos Warriors
Klay Thompson, alero y uno de los mejores lanzadores de la historia de la NBA, no tuvo una buena noche en Memphis. Fueron 12 puntos para él, con un 26,3 % de efectividad en tiros de campo y 16,7 % en tiros de tres; cifras que palidecen en comparación a sus números ante Denver. (EFE)

Ja Morant amordazó a los Warriors en el clutch

La estrella de Memphis no paró de producir. Su partido fue absolutamente dominante en ofensiva; penetrando la pintura en los momentos justos, tomando tiros importantes desde la zona perimetral, habilitando a sus compañeros logrando desactivar el cerrojo defensivo de los Warriors. Además de la productividad, Ja firmó jugadas estelares que rodarán en los resúmenes de los medios deportivos, primero una clavada en suspensión en la primera mitad y otra en el clutch, partiéndole los tobillos a Jordan Poole.

Ja Morant fue la figura del segundo partido de las semifinales de conferencia ante Golden State Warriors. Uno de los mejores partidos de su carrera.

A pesar de la tortura que significó Ja Morant, los dirigidos por Steve Kerr no pueden reprocharse el partido que hicieron desde lo físico y en defensa. Particularmente, Golden State estuvo impecable en los rebotes ante uno de los equipos más reboteros de la liga. Allí, el partido de Wiggins (el mejor de los Warriors hoy), Otto Porter Jr, Green y el propio Curry fue fantástico. De hecho, Golden State ganó 64 rebotes, Grizzlies 51. Prácticamente se intercambiaron los roles hoy.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Aún así, y a pesar del buen partido defensivo, Warriors hoy extrañó la figura de Payton II para poder frenar a Morant. Quién en cada penetración, salto o acción de tiro dejó helada a la defensa de Golden State. Suyos fueron los últimos quince puntos de su equipo en el clutch. Metiendo tiros de tres, dobles en suspensión, regates en la zona pintada y lanzamientos desde la línea de libres claves.

En algún momento del último cuarto, cuando los Warriors por fin pudieron someter a Memphis tras tres cuartos intensísimos, las manos de Curry, Klay, Poole y Wiggins se enfriaron desde la larga distancia. Hubo posesiones largas donde Golden falló dos y hasta tres oportunidades. Los Grizzlies, que veían como la serie podía irse 0-2, sobrevivieron los momentos de apuro y de la mano de Morant pudieron revertir el mal momento y cerrar de gran forma el cuarto final.

Curry, quien junto a Green estuvo errático en la organización del ataque, se despertó en el clutch con un par de triples y dobles. Alcanzando 25 puntos y 8 asistencias, el líder de su equipo. No obstante, un imperial De’Anthony Melton se sacó de la manga un bloqueo in extremis ante Curry en una de las posesiones claves del final.

La polémica no podía faltar en Memphis. En un partido de playoffs que parecía una batalla callejera por la rudeza que emplearon ambos en la pintura, los árbitros marcaron una falta de Green sobre Morant en un rebote sobre el final, en un contacto bastante más flojo con respecto a otras jugadas donde hubo continuidad. Allí los Grizzlies, con mucho criterio y aplomo, lograron cerrar una victoria que les da aires.

Los Warriors se van con una sensación agridulce, pues tuvieron el 0-2 al alcance de la mano y ahora tendrán que defender su casa con la serie igualada y con la incertidumbre del tiempo de baja que enfrentará Payton II. No obstante, vuelven a San Francisco con Curry, Klay Thompson y Jordan Poole con ganas de anotar todos los triples que no entraron en Memphis. Una sed de revancha que convierte a los de San Francisco en un equipo todavía más peligroso.

Ahora a esperar el tercer episodio de esta gran serie. El Chase Center ya está listo para el próximo sábado.

Total
0
Share