fbpx



Jack Ma

Jack Ma ha perdido US $11,000 millones en dos meses por culpa del Partido Comunista chino

El cofundador de Alibaba ofreció al Partido Comunista chino parte de su empresa Ant Group con el fin de flexibilizar el régimen

Jack Ma ha perdido cerca de 11,000 millones de dólares, según los medios, desde que comenzó su conflicto con el Partido Comunista de China (PCCh) el pasado mes de octubre de 2020. Este año la fortuna de Ma alcanzó los 61,000 millones de dólares, sin embargo, su patrimonio cayó a 50,000 millones en dos meses.

Además, el portal de noticias Yahoo News publicó un informe donde se desconoce el paradero del multimillonario de 56 años, ya que no ha sido visto en público desde hace dos meses.

El régimen chino busca estabilidad; los empresarios son «libres de innovar hasta tan pronto como pisen los dedos de los pies del partido», para luego retroceder y seguir las reglas del PCCh, expresó Kendra Schaefer, miembro de la consultora estratégica Trivium con sede en China.

El mensaje del partido se sintió cuando el pasado noviembre de 2020 el régimen impidió que el conglomerado empresarial de Jack Ma, Ant Group, saliera a la bolsa de China y de Hong Kong en la que sería la más grande cotización en el mundo.

Según la prensa internacional, Ant Group recaudó «37 mil millones de dólares en su cotización en Asia, valorándose en más de $280 mil millones», pero los reguladores financieros chinos suspendieron la cotización citando regulaciones más estrictas para proteger el interés nacional.

Las nuevas regulaciones obligarán a Jack Ma a reelaborar su modelo de negocio de ser un puente entre prestatarios y bancos, informaron los medios de comunicación una vez sucedieron las suspensiones.

Por su parte, The Wall Street Journal informó que el empresario chino les propuso a los reguladores financieros del PCCh «tomar cualquiera de las plataformas que tiene Ant, siempre que el país lo necesite».

Jack Ma, a días de las restricciones, criticó públicamente a la banca china controlada por el PCCh comparándola con las «casas de empeño que no tienen vocación innovadora». Xi Jinping
Ma, días a las restricciones, criticó públicamente a la banca china controlada por el Estado comparándola con las «casas de empeño que no tienen vocación innovadora». (Efe)

Jack Ma, con su firma Ant Group, tendrá que recaudar más capital para respaldar los préstamos que otorga a los clientes y buscar licencias nacionales para continuar sus operaciones, según lo informado por los entes reguladores chinos al momento de emitir la suspensión de la cotización en bolsa.

Los datos personales y el brazo financiero que los conglomerados tecnológicos tienen de los millones de consumidores representan una amenaza para el régimen que teme que los empresarios tecnológicos puedan usar la información para ingresar a otros mercados donde el PCCh ya tiene control.

Por ejemplo, «DIDI la compañía de mensajería y taxis que compite con apps como Uber, en China además funciona como prestamista online», ya que tiene acceso privilegiado a información de sus clientes que le permite extender su portafolio, informó Nikkei

El temor del PCCh de perder poder de censura

Las dimensiones del problema radican en que los conglomerados tecnológicos como el de Jack Ma, Ant Group, tienen acceso directo a información de más de 700 millones de personas.

Este poder empresarial resulta sensible para Beijing, pues pierde poder de control y censura sobre los desarrollos en las nuevas redes sociales, los portales de noticias, canales y aplicaciones de transmisión en vivo y videos cortos, sumados a los créditos en línea.

Según el diario Financial Times, Alipay, la aplicación de pago de Alibaba, tiene al rededor de 700 millones de usuarios activos, mientras que WeChat Pay de Tencent contaba para 2019 con más de 800 millones. 

Financial Times dijo que el desarrollador tecnológico Tencent controla «alrededor del 79,4 por ciento de los comerciantes pequeños y medianos en China estaban usando sus servicios de pago para negocios a partir de enero de 2020».

Un hombre escanea un código de pago QR de Alipay mientras compra en un mercado de  Hangzhou, China. (Alipay está a la espera de nuevas regulaciones antimonopolio del Partido Comunista chino. (Efe)
Un hombre escanea un código de pago QR de Alipay mientras compra en un mercado de Hangzhou, China. Alipay está a la espera de nuevas regulaciones antimonopolio del PCCh. (Efe)

La mayoría de las aplicaciones de comercio en linea, según el diario Nikkei Asia, hacen préstamos fáciles a los ciudadanos chinos, poniendo en riesgo el sistema financiero de China, lo que alerta al Bureau del PCCh.

A raíz de la pandemia por la COVID-19, las autoridades de Beijing han intensificado el monitoreo e incrementado la censura a los nuevos contenidos evitando que países en Occidente y el resto de Asia tengan la información oportuna sobre el virus.

Cabe recordar que el mundo tuvo conocimiento del virus gracias a los mensajes que el doctor Li Wenliang  publicó en redes sociales. Incluso su posterior sanción por parte del régimen Li la publicó en medios y apps chinas que inmediatamente fueron censuradas. El control interno de la información también preocupa a los miembros del PCCh, quienes temen que los ciudadanos reacciones en masa ante cualquier dificultad. 

Nikkei expone, por ejemplo, que «más de 15 millones de usuarios de la aplicación de bicicletas compartidas Ofo no pudieron recuperar el dinero de su depósito después de que la compañía sufriera una crisis de efectivo a fines de 2018», lo que provocó un malestar generalizado entre los internautas. 

El régimen como regulador y propietario, la única solución visible para Jack Ma

Uno de los problemas expuestos por el régimen chino para suspender la oferta de Ant Group en las bolsas de Shanghai y Hong Kong es el monopolio del comercio electrónico.

Según el diario Financial Times, China ha permitido los monopolios con el argumento de que representan empresas competitivas en el extranjero, pero con las empresas de internet la directriz ha sido diferente. 

Nacionalizar parte de las empresas de internet es una posibilidad, según dijo un asesor del Gobierno con sede en Beijing, según el informe de The Wall Street Journal. El control de la información es parte crucial para el desarrollo económico chino en la era de la inteligencia artificial, la seguridad nacional y el control de la ciudadanía.

La solución del PCCh para acabar con los monopolios es que el Gobierno participe en las empresas como copropietario. La oferta de Jack Ma no es novedosa para un país cuyo régimen tiene parte de las más grandes empresas. Beijing es copropietaria de las empresas de infraestructura más grandes del país, como China Harbour Engineering Company, que tiene proyectos de gran envergadura a nivel mundial

A su vez, en China los bancos, medios de transporte y de comunicación son mixtos o completamente estatales, Jack Ma simplemente sigue las reglas de los otros negocios. 

Los inversores que compraron los productos petrolíferos del BOC se organizaron en los medios sociales y se reunieron para protestar frente al edificio principal del banco en Guangzhou, China abril de 2020. (Efe)
Los inversores que compraron los productos petrolíferos del BOC se organizaron en los medios sociales y se reunieron para protestar frente al edificio principal del banco en Guangzhou, China abril de 2020. (Efe)

Según los informes de la prensa, los reguladores financieros chinos no se han pronunciado sobre la oferta de Ma, pero es claro que las nuevas regulaciones abrirán el camino para que Beijing juegue un papel más importante en los negocios online.

«China planea empoderar a sus empresas de tecnología logrando que sean lo suficientemente fuertes como para competir con empresas como Google, Facebook y Uber en el extranjero», dijo Kendra Schaefer a Nikkei Asia

De concretarse la oferta de Jack Ma, en la cual China se convierte en un socio de Ant Group, el PCCh tendría acceso a la información de clientes nacionales y en el extranjero del conglomerado tecnológico.

La administración Trump considera sancionar al grupo empresarial de Jack Ma por ser un brazo de China en los Estados Unidos que pone en riesgo la seguridad nacional. Reuters informó que el Departamento de Estado presentó en octubre de 2020 una propuesta para que se incluya al Ant Group en la lista negra comercial, lo que le impediría al grupo chino acceder a tecnología de empresas estadounidenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Miguel Cardona Biden

Biden elige a Miguel Cardona como titular de Educación, según medios

Next Article
No aferrarse al fraude. Es momento de la sensatez, y de la perseverancia

El fraude y el futuro, frente a la aduana de la sensatez

Related Posts
Total
0
Share