fbpx
Saltar al contenido

Janet Yellen hace un llamado para reducir la dependencia del comercio con China

Comercio con China

Contenidos

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha hecho un llamado público para reducir la dependencia del comercio con China, y afirma la necesidad de estructurar una reorientación de las prácticas comerciales del mundo ante la actual coyuntura que se vive con la invasión rusa de Ucrania.

Hablando en la instalaciones del gigante de la tecnología surcoreano, el grupo LG, la secretaria del Tesoro expuso una idea que llama “friend-shoring“, que implica localizar la manufactura en países alineados geopolíticamente con Estados Unidos.

“El friend-shoring se trata de profundizar las relaciones y diversificar nuestras cadenas de suministro con un mayor número de socios comerciales de confianza. El propósito es reducir los riesgos para nuestra economía y la de ellos”, afirmó la secretaria Yellen en su discurso en las instalaciones del grupo LG.

Corea del Sur, Taiwán y Japón tienen la capacidad para competir en la fabricación de microchips con China. (EFE)

Países como Corea del Sur, Japón y Taiwan resultan claves para los Estados Unidos para eliminar su dependencia de la fabricación de semiconductores o baterías eléctricas provenientes de China.

El contexto geopolítico

Por años, Estados Unidos ha buscado fortalecer sus nexos comerciales con el suroriente asiático, e incluso estuvo a punto de integrar múltiples países en un acuerdo multilateral conocido como el Acuerdo de Asociación Transpacífico, promovido por la administración Obama, pero que luego, durante el mandato del presidente Trump, Estados Unidos se negó a ratificar.

Do you believe Brittney Griner deserves the sentencing she received?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En su discurso en las instalaciones de LG, Yellen acusó a China de incurrir en prácticas desleales para obtener posiciones dominantes en ciertas industrias. “No podemos permitir que países como China utilicen su posición en el mercado de materias primas, tecnologías o productos clave para perturbar nuestra economía o ejercer una influencia geopolítica no deseada”, reiteró la secretaria del Tesoro.

Las autocracias del mundo, comenzando por Rusia, han visto en China un lugar para obtener tecnología sin pasar por los controles de occidente, y otras como Irán conducen sistemas bancarios fantasmas con la complicidad de los bancos chinos que les permita mover capitales por el mundo sin pasar por el control de los Estados Unidos.

Por otro lado, con la llegada de Xi Jinping al poder, el Partido Comunista de China ha afianzado su control sobre la economía y gigantes de la tecnología como Ant Group han dejado de ser start-ups innovadores para convertirse en corporaciones al servicio de los reguladores chinos.

El reavivamiento del nacionalismo chino también es fuente de preocupación para los burócratas en Washington, que ven con temor la intensificación de los reclamos del gigante asiático por la posesión de Taiwán, una fuente indispensable de semiconductores para el mundo.

Ante la amenaza de China, el Gobierno de Taiwan ha reafianzado su alianza con los Estados Unidos y vecinos como Japón, mientras que comienza a incrementar la frecuencia con la que realiza ejercicios militares defensivos.

Por el lado de Japón, su relación con China siempre ha sido fría. El país nipón nunca reconoció los crímenes cometidos por sus fuerzas armadas en territorio chino durante la Segunda Guerra Mundial y en el presente una disputa fronteriza por las islas Senkaku recrudece aun más las ya agrias relaciones entre las dos potencias asiáticas.

China a logrado afianzar sus lazos comerciales con las naciones del pacífico destronando a Estados Unidos como principal socio comercial. (EFE)
China a logrado afianzar sus lazos comerciales con las naciones del pacífico destronando a Estados Unidos como principal socio comercial. (EFE)

Las relaciones de Corea del Sur con China no han sido tan agrias como las de sus naciones homólogas del pacífico. Desde la normalización de las relaciones diplomáticas en 1992 las dos naciones han tenido un acercamiento diplomático importante. China se ha acercado a Corea del Sur buscando hacerle contrapeso a la geopolítica de Estados Unidos, y Corea del Sur a su vez se ha aproximado a China con la esperanza de que Beijing apacigüe al belicoso vecino mutuo, Corea del Norte.

Sustituir el comercio con China no es tarea fácil

En el presente Estados Unidos tiene aranceles a la importación de productos chinos por el equivalente de $370,000 millones de dólares, aun así, América tendrá una difícil tarea para convencer a sus aliados en el pacífico de que repliquen su postura.

Estados Unidos ya no es el principal socio comercial ni de Japón, ni de Corea del Sur, y ese puesto ha sido ocupado por China. El comercio bilateral de China con Corea del Sur asciende a los $241,000 millones, mientras que el comercio con Japón supera los $281,000 millones.

Incluso Taiwán tiene importantes inversiones en la China continental que superan los $193,000 millones, y el comercio entre ambas supera los $166,000 millones de dólares.

“Al trabajar con aliados clave como Corea para desarrollar cadenas de suministro más sólidas para componentes clave como baterías [de vehículos eléctricos] o semiconductores, podemos fortalecer nuestras dos economías y ayudar a aliviar los bloqueos que han llevado a precios más altos y demoras para los trabajadores estadounidenses y negocios”, concluyó la secretaria Yellen en su discurso en las instalaciones del gigante surcoreano LG.

Total
0
Share