fbpx
Jerome Powell

Jerome Powell le ve la cara de tontos a los americanos

La inflación es inminente, ¿qué hará la FED si esto se descontrola?, ¿tiene algún plan?

[Read in English]

Durante muchos años, el Gobierno americano prendió la máquina de imprimir dinero sin cesar, gastando mucho más de lo que genera. No es una situación menor, las empresas que gastan más de lo que ingresa van a la quiebra. Una familia que gasta mal sus ingresos termina, normalmente, endeudándose y poco a poco va cayendo en la bancarrota. Los gobiernos no escapan de este problema al largo plazo y Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal (FED), no quiere ser claro con el asunto.

Por supuesto, Estados Unidos no es una economía pequeña, y cuenta con el grandioso aval del dólar que le permite maquillar el déficit que lleva el país a costa de que en el mercado internacional es una de las monedas más cotizadas por su estabilidad. Oh, wait! Estabilidad, la palabra clave, no se preguntaron recientemente ¿cómo está la inflación en el país ahora mismo?

El otro día, Jerome Powell, en su testimonio ante el Congreso, dijo que la inflación puede tardar tres años en alcanzar el objetivo de la FED del 2 %. Ok. ¿Será eso cierto?

De acuerdo con un artículo de ZeroHedge, un blog especializado en economía, hay que tener «en cuenta que la inflación, hoy, ahora mismo, está muy por encima de eso. Los rendimientos de los bonos que se negocian en función de la inflación se han duplicado desde agosto».

«Los precios de la gasolina han subido más del 70 % desde noviembre. Los precios de la madera han subido un 52 % en el mismo periodo. El cobre ha subido un 33 %. Y todo el complejo de materias primas, medido por el índice de la Oficina de Investigación de Materias Primas, ha subido un 26 %», se explica en el artículo.

En estos momentos, además, el mercado de acciones también está subiendo impulsado por la enorme y descontrolada masa monetaria. Por si no fuera poco, existe $10.5 billones de deuda corporativa en el mercado y la FED se convirtió en el mayor comprador. Una subida del tipo de interés podría incrementarles el costo de la deuda a miles de empresas, lo que produciría un masivo quiebre de compañías.

Jerome Powell escucha una pregunta durante una audiencia del Comité de Servicios Financieros de la Cámara sobre "Visión general de la respuesta pandémica del Departamento del Tesoro y la Reserva Federal". (EFE)
Jerome Powell durante una audiencia del Comité de Servicios Financieros de la Cámara sobre “Visión general de la respuesta pandémica del Departamento del Tesoro y la Reserva Federal”. (EFE)
Jerome Powell minimiza una situación algo alarmante

Lo que se dice es preocupante. Es decir, la FED estaría esperando una «inflación controlada» de un 2 % que se contendrá a sí misma con la tan esperada recuperación económica a nivel nacional e internacional. Dicha recuperación, a su vez, depende de muchísimos factores, como la efectividad de las vacunas, el peligro que representan las nuevas cepas del virus y de cómo los estados y el propio Gobierno federal enfrenten la pandemia.

La FED está esperando un milagro. uno similar al informe de Goldman Sachs que dice que la economía se recuperará en un 8 % (lo que se necesita para controlar relativamente una inflación del 2 %). Ni la propia FED tiene predicciones tan alentadoras en sus repuntes económicos, que apenas llegan al 6,5 %.

El panorama, de hecho, es sombrío para la FED, que se encuentra entre el abismo y la espada de subir las tasas de intereses para contener la inflación y provocar una venta masiva de título en el mercado, aumentando todavía más la deuda del país, o hacer lo que anunció: mantener las tasas de interés al 0 % generando señales claras de burbuja.

Edgar Fernández, un banquero de inversión en Liceo Capital Advisors y profesor de finanzas, comentó que hay señales claras de burbuja en los mercados financieros. Unas que se dan, en gran parte, porque los bancos centrales de todo el mundo no saben cómo lidiar con la crisis económica generada por la pandemia.

«Nos encontramos en un escenario con tasas de ahorro en máximo, bolsas y mercados en máximos y con las economías paralizadas por el COVID-19 ¿Qué pasará cuando las restricciones del coronavirus se acaben y las personas empiecen a consumir lo ahorrado este año? Aumento de precios», dijo Fernández.

«La inflación vendrá por el tremendo aumento de la masa monetaria que se ha llevado a cabo estos años. Esa masa ha ido a parar a los mercados financieros, pero lo que se ve ahora es que al fin está afectando la economía real. Este posible repunte de la inflación afectará a los mercados financieros, sobre todo a la renta fija, es decir, bonos estatales y empresariales. Los estados están en niveles máximos de endeudamiento, una subida del tipo de interés puede ser letal para algunas economías y eso hace pensar que los bancos centrales preferirán controlar la solvencia de los estados antes que a la inflación».

El otro día, Powell advirtió que habrá una posible «presión al alza» sobre los precios a medida que la economía del país continúa reabriéndose, pero no espera que tenga un efecto significativo en la inflación.

¿Será que Jerome Powell habla desde el deseo o los hechos? La FED está intentando no subir las tasas de interés «para controlar la inflación», pero esto es una medida casi desesperada, intentando mitigar los daños. La realidad es que, si al llegar la inminente inflación, los bancos no son capaces de reducir notablemente el dinero en circulación, la inflación se puede alocar mucho más de lo previsto y sería necesario subir las tasas haciendo que la burbuja explote incluso más rápido sin poder controlarla. Eso también sería grave.

Además de todo lo explicado, y lo que también debe tomarse en cuenta, es que desde el Gobierno federal no se están tomando medidas que ayuden a la recuperación económica. ¿Ejemplos? Se están mandando cheques descontroladamente a todo el mundo y todavía no se abre el país. Las señales son claras y los mercados todavía más: el valor del Bitcoin, el oro y la plata sigue subiendo; el del dólar, en cambio, va bajando.

Esto no es únicamente preocupante por la pandemia, el Gobierno federal, de hecho, viene ingresando mucho más dinero por impuestos desde 2009, pero desde el 2001 que el Gobierno no gasta menos de lo que ingresa. Es decir, desde hace 20 años el Gobierno viene perdiendo dinero. Hay un notorio mal manejo.

No me malinterpreten. La situación donde está Jerome Powell es dificilísima. Aun así, es imperdonable que, ante un panorama tan crítico, les esté viendo la cara de tontos a los americanos en lugar de explicar cuál sería el plan de la FED si la inflación se descontrola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Keystone XL

Coalición de 21 estados demanda revocatoria del permiso de construcción Keystone XL

Next Article
Migrantes Frontera Estados Unidos - El American

Más de 14,000 menores inmigrantes están bajo la custodia de USA

Related Posts
Total
2
Share