fbpx
Jesse Holguin, de exconvicto a cristiano converso y activista conservador

Jesse Holguin, de exconvicto a cristiano converso y activista conservador

En la más reciente entrevista de Anna Paulina Luna, corresponsal jefe de El American, Jesse Holguin cuenta su increíble historia de vida

[Read in English]

Hay personas que parecen estar destinadas a padecer un calvario en vida. La violencia y pobreza juntas, sumada a la falta de preparación académica, desunión familiar y la carencia de modelos positivos pueden despertar las peores cualidades del ser humano. Por eso la fe y la religión pueden ser salvadores de seres atormentados, violentos y perdidos. Es el caso de Jesse Holguin, un orgulloso mexicano-americano que, después de llevar una vida repleta de violencia como pandillero, se convirtió al cristianismo y ahora es un activista político conservador que lleva consigo una historia de superación que sirve como ejemplo notable de superación.

En la más reciente entrevista de Anna Paulina Luna, corresponsal jefe de El American, Jesse Holguin cuenta su increíble historia de vida.

Llena de sangrientos tiroteos, donde obtiene cierto «respeto» de gánster, comete delitos graves y vive con los excesos lógicos dentro de una familia pandillera de Los Ángeles. Pero la película tiene otro lado: superación y redención logradas gracias a su verdadera conversión al cristianismo, yendo en contra de todo el dañino contexto que le rodeaba.

Holguin explicó parte de su paso por la cárcel, con varios cargos violentos en su contra. Empezó a encontrar su fe cristiana, pero, una vez fuera de prisión, volvió a caer en el espiral de violencia que lo había metido allí. Recibió un disparo que le atravesó la columna y perforó sus pulmones, sobrevivió, sin embargo, quedó en sillas de ruedas.

«La bala atravesó mi columna y mis pulmones. Me estaba ahogando en mi sangre. Así que estaba muriendo mientras volaba en un helicóptero y me asusté. Estaba pensando, y comencé a recordar la cárcel, estudiar mi biblia, empecé a pensar en todo eso. Empecé a llamar a Jesús, fue un viaje porque, como dije, estaba muriéndome ahogándome en mi sangre, asustado, pero una vez que comencé a llamar a Jesús una maravillosa paz se apoderó de mí, era tal que la paz me consolaba. Ni siquiera puedo describirlo», nos relató Jesse.

Casi en el lecho de muerte, Holguin relata que estaba en un helicóptero, ensangrentado y justo en ese momento recordó su época en prisión cuando encontraba paz mediante la plegaria. Cuando empezó a orar sintió que su lastimado cuerpo y su alma volvieron a tener paz.

Jesse sobrevivió. Empezó a trabajar en iglesias, hospitales y cárceles como voluntario. Una buena parte de su familia se convirtió al cristianismo, pese a que antes era casi una ofensa para ellos serlo.

Jesse Holguin, de exconvicto a cristiano y activista político conservador

Luego de abrazar genuinamente al cristianismo, Jesse Holguin relata cómo se metió de lleno en el activismo político.

Según él, odiaba la política, pero sintió que Dios lo llamó para meterse en el activismo y como cristiano empezó a apoyar al Partido Demócrata. Sin embargo, todo cambió relativamente rápido.

Nos contó a que él «no dejó el Partido Demócrata», sino que «el Partido Demócrata lo abandonó» a él, pues el partido azul empezó a ubicarse a la izquierda del espectro político; abrazando clásicas banderas del progresismo, incompatibles con muchos valores cristianos que defienden la vida desde la concepción y la institución del matrimonio cimentada en los valores más tradicionales, por citar dos ejemplos.

«Como cristiano fui demócrata de toda la vida y como lo vi como un Parlamento demócrata siempre digo que “no dejé el Partido Demócrata, el Partido Demócrata me dejó”. Simplemente llegaron tan lejos a la izquierda que, como cristiano, ya no podría apoyar porque estaban contra mi moral».

Jesse Holguin.

Holgin expone que el expresidente Barack Obama lo decepcionó con sus políticas de género y que, por cuenta propia, empezó a investigar la historia del Partido Demócrata. Encontró hechos históricos que lo ahuyentaron definitivamente, como la fundación del Ku Klux Klan o los nexos con las leyes Jim Crow.

Jesse dice que empezó a apoyar a los republicanos, «me gustaba Ted Cruz», afirma, pero el GOP no le terminaba de convencer y fue Donald Trump quien lo cautivó. No por el personaje en sí, sino por la persecución mediática en su contra.

Ahora puede decir que es un activista conservador en internet que ha logrado entrar a la Casa Blanca en varias ocasiones, conociendo incluso al expresidente Trump. Conformó una plataforma en redes sociales llamada LEXIT; un sitio donde se publican memes, vídeos y opiniones conservadoras en general. Parece poco o pequeño, pero la labor de Holguin es gigante: motivar a los jóvenes latinos a que no se dejen cautivar con la narrativa izquierdista y el Partido Demócrata.

Jesse Holguin, mexicano-americano, conservador
Jesse Holguin con el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump. (Facebook de LEXIT)

El creador de LEXIT explica que la izquierda y los demócratas utilizan su retórica del racismo contra los latinos por mero interés electoral, y que los hispanos deben hacer caso omiso a ello y enfocarse en lo que más importa: la libertad de expresión, de culto y la defensa de los valores culturales y religiosos que profesan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Demócratas se dividen entre apoyar o no a Israel ante ataque terrorista de Hamas

Republicanos piden condenar a Hamas por actos de terrorismo contra Israel

Next Article
Tesla no recibirá Bitcoin

Tesla no recibirá Bitcoin: ¿Qué hay detrás del anuncio de Elon Musk?

Related Posts
Total
0
Share