fbpx



joe biden, ley logan

Joe Biden está violando la Logan Act

El equipo de Joe Biden admitió que el candidato mantiene negociaciones de forma ilegal con gobiernos extranjeros

La Logan Act es uno de los instrumentos más importantes que los Estados Unidos tiene para evitar la negociación de ciudadanos estadounidenses no autorizados con otros jefes de Estado o Gobiernos. Sin embargo, para el candidato Joe Biden la Constitución parece no ser vinculante, pues el asesor de Seguridad Nacional del ex presidente Barack Obama reveló que Biden está teniendo conversaciones con líderes extranjeros.

Ben Rhodes, el ex asesor adjunto de seguridad nacional de la Administración Obama-Biden, admitió en entrevista con MSNBC que «líderes extranjeros están teniendo llamadas con Joe Biden sobre la agenda que llevarán adelante desde el 20 de enero».

Si leemos la Logan Act, se establece claramente en el Primer Capítulo de su Tercer Estatuto:

Cualquier ciudadano de los Estados Unidos, dondequiera que se encuentre, que, sin autorización de los Estados Unidos, comience o mantenga directa o indirectamente cualquier correspondencia o relación con cualquier gobierno extranjero o cualquier funcionario o agente del mismo, con la intención de influir en las medidas o La conducta de cualquier gobierno extranjero o de cualquier funcionario o agente del mismo, en relación con cualquier disputa o controversia con los Estados Unidos, o para anular las medidas de los Estados Unidos, será multado bajo este título o encarcelado por no más de tres años, o ambos. Esta sección no limitará el derecho de un ciudadano a solicitar él mismo, o su agente, a cualquier gobierno extranjero, o sus agentes, la reparación de cualquier daño que pueda haber sufrido de tal gobierno o cualquiera de sus agentes o súbditos.

En el artículo 2 de la Constitución estadounidense se establece que solo el Presidente de los Estados Unidos «tendrá la facultad por y con el consejo y consentimiento del Senado, para celebrar tratados, siempre que dos tercios de los senadores presentes estén de acuerdo».

Tomando la propia Ley estadounidense podremos entender que

  1. Solo un presidente en funciones es capaz de mantener tratados o negociaciones con gobiernos extranjeros.
  2. Joe Biden no es siquiera presidente electo porque la disputa electoral aún se mantiene en investigaciones y deliberación.
  3. Joe Biden no puede negociar nada pues no es presidente; mucho menos presidente en funciones.

Ahora bien, la Sección 953 (la Ley Logan) ha tenido precedentes a la hora de ser utilizada en diatribas institucionales. En 1975 los Senadores John Sparkman y George McGovern fueron a Cuba a reunirse con funcionarios del régimen castrista. No obstante, el Departamento de Estado fue claro al afirmar que miembros del Congreso pueden mantener encuentros y reuniones con gobiernos extranjeros y el Gobierno estaba al tanto de su viaje, a pesar de no haber fomentado en los senadores voluntad alguna para mantener encuentros.

«La clara intención de esta disposición es prohibir que personas no autorizadas intervengan en disputas entre los Estados Unidos y gobiernos extranjeros

Joe Biden, Logan Act y el Russiagate

Si el caso de la falsa interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 tuviera que condensarse en una frase, sería aquella de Lenin: «Acúsalos de lo que tú haces, y llámalos de lo que tú eres». Hace cuatro años los demócratas acusaron al ex asesor de Seguridad Nacional del presidente Trump, el General Michael T. Flynn, de lo mismo que hoy está haciendo Joe Biden.

El General Michael T. Flynn fue forzado a renunciar tras una campaña de mentiras encabezada por los grandes medios de comunicación. (Foto: Flickr)

Al General Flynn lo habían acusado de —supuestamente— mantener comunicaciones con funcionarios extranjeros, incluidos funcionarios de Rusia. Flynn fue forzado a renunciar poco tiempo después tras ser objetivo de una campaña hostil por parte de los medios de comunicación mundiales.

Esto ocurrió luego de que el FBI revelara conversaciones que obtuvo tras una investigación ilegal que llevó adelante en contra de la campaña Trump con la anuencia del gobierno de Obama y Biden.

La ilegalidad y la falsedad reinaron en esta componenda en contra de un asset que al establishment estadounidense no convenía por sus posturas en contra de las guerras infinitas, la política de cambio de régimen, el repliegue de tropas en el extranjero y una reforma al sistema de inteligencia.

Ahora, pocos días después de que los grandes medios declararan ilegítimamente a Joe Biden como presidente, el régimen de Irán sostuvo conversaciones con el candidato demócrata para «regresar a los acuerdos nucleares». Según IRNA, un medio estatal iraní, Rouhani aseguró que «ha surgido una oportunidad para la próxima administración de los EUA para compensar los errores del pasado y volver al camino del cumplimiento de los acuerdos internacionales mediante el respeto de las normas internacionales».

De corroborarse estas afirmaciones hechas por el mismo equipo de Joe Biden, el candidato habrá incurrido en una violación a la Constitución y a la Logan Act de forma abierta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

El desempleo que vendría si Biden impone estrictas cuarentenas

Next Article

¿Nuevo boom de la vivienda o burbuja del mercado?

Related Posts
Total
0
Share