fbpx



ciencia del genero

John Money: padre de la ciencia del género, falsario y defensor de la pedofilia

Como sexólogo, Money afirmaba que la identidad sexual —que él denominaba de género— era independiente de la genética y determinada por la crianza

[Read in English]

Aunque muchos neomarxistas atribuyen a Simone de Beauvoir los inicios de estudios de género a los que ya denominan ciencia del género —intentando neutralizar que sus detractores los califiquen de ideología de género— el padre de esa dudosa ciencia fue John Money.

John Money, psicólogo neozelandes con maestrías en Psicología y Educación por la Universidad de Wellington, emigró a los Estados Unidos en 1947, estudió psiquiatría en la Universidad de Pittsburgh y en 1952 se doctoró en Harvard. De 1951 hasta su muerte —en 2006— fue profesor de pediatría y psicología en la Universidad Johns Hopkins.

Como sexólogo, Money afirmaba que la identidad sexual —que él denominaba de género— era independiente de la genética y determinada por la crianza. Fue él quien, en el idioma inglés, trasladó el término género del estudio del lenguaje a las ciencias de la salud, mientras estudiaba el hermafroditismo en el Departamento de Psiquiatría y Pediatría del Hospital Johns Hopkins. Money sostenía que el género social se codifica en la infancia para lo femenino o lo masculino. Cada infante asimila ambas mitades del código, identificándose con una y complementándose con la otra. Para Money, los padres transmiten durante los tres primeros años del niño un sentimiento íntimo de ser varón o hembra, al que él denominó identidad de género. Esa identidad de género de Money era lo opuesto al determinismo biológico del sexo.

Realizó estudios sexológicos sobre niños intersexuales, fantasías sexuales, parafilias y especialmente pedofilia, defendiendo la pedofilia que denominaba ‘afectiva’. Se le objetó por normalizar la pedofilia. Y fue señalado por prácticas presuntamente pedófilas en experimentos con niños. Creó los términos disforia de género, cronofilia, lovemap y gendermap, sexosofía, cruce del género, ginemimesis y andromimesis, entre otros. Sus posiciones sobre el ejercicio de la  sexualidad, las parafilias y especialmente la pedofilia fueron muy controvertidas. Pero contribuyó a dejar de ver la homosexualidad como depravada enfermedad. Y disfrutaba de enorme prestigio por su teoría de género adquirido.

Money afirmaba que el género social se codifica en la infancia para lo femenino o lo masculino. (Wiki)
La tragedia Reimer

En su caso más famoso, con el que supuestamente había comprobado su teoría se probó lo contrario. Pero Money falseó los resultados. En 1966, un bebé de 8 menes fue diagnosticado con fibrosis y programado para una circuncisión. Intervención que un cirujano realizó con un novedoso bisturí eléctrico que cauteriza mientras corta. Al usar al mismo tiempo una pinza metálica —que transmite electricidad— quemó irreparablemente el pene de David Reimer en la operación.

Los atemorizados padres desisten de la circuncisión del hermano gemelo de David y eventualmente consultan al famoso Doctor Money, quien vio la oportunidad del experimento clínico que probaría su teoría del género. Tenía  dos bebés. Gemelos idénticos. Y unos padres desesperados dispuestos a hacer lo que recomendase. El bebé Reimer, víctima de la mala cirugía, fue reasignado como mujer, sus testículos fueron extirpados, se le creó quirúrgicamente una vulva y le cambiaron el nombre a Brenda. Poniendo en duda su propia teoría, Money recetó pronto tratamiento hormonal. Brenda recibió regularmente hormonas femeninas.

Money ordenó a la familia que nunca revelasen a Brenda su cambio de sexo y le educaran como una niña normal. Y ambos niños fueron a citas médicas por años con Money, quien publicó una serie de artículos con informes de la reasignación como indiscutiblemente exitosa. Exhibiendo el caso como prueba de su teoría. Pero todo era falso.

Durante las citas médicas Money forzó a Brenda y su hermano Brian a realizar actos sexuales, con Brenda sometiéndose pasivamente a que su hermano presionaba su entrepierna contra sus nalgas. Money también obligaba a los dos niños a desnudarse para realizarles inspecciones genitales. Y tomar fotografías. Y lo justificó afirmando que los juegos sexuales en la infancia eran importantes para una identidad de género saludable en la adultez.

El bebé Reimer, víctima de la mala cirugía, fue reasignado como mujer. (Catholic.net)

Por años, Money reportó el supuesto éxito como su “caso John/Joan”. Informó de un desarrollo del género femenino supuestamente exitoso. Y exhibió el caso como prueba de la viabilidad de la reasignación de sexo con reconstrucción quirúrgica en personas que no fueran intersexuales. En realidad, Brenda jamás pudo sentirse ni comportarse como una niña normal, desde muy pequeña tuvo dificultades para socializar con otras niñas por sus actitudes masculinas en el juego y su desinterés en cosas de niñas. Pero Money hizo que en las visitas anuales los padres mintieran al hospital sobre el éxito del tratamiento.

En 1997, Milton Diamond reveló que la reasignación del “caso John/Joan” de Money había sido un fracaso. Brenda jamás se había identificado como niña o comportado de una manera típicamente femenina, pese a que se había cambiado su sexo a femenino, se le había educado como niña, tratado con hormonas femeninas y sometido a la terapia de Money de “juegos sexuales en la infancia” toda su vida.

A los 14 años y tras varios intentos de suicidio, sus padres finalmente deciden contarle todo a Brenda. Dejaron de ver a Money —quien siguió publicando sobre el supuesto éxito en revistas científicas— y Brenda (David), sabiendo finalmente quién era en realidad, solicita someterse a tratamientos con hormonas masculinas, recuperar su nombre y someterse finalmente cirugías para volver a tener pene. Aunque la posibilidad de reproducirse había sido extirpada por orden de Money.

En 2002, Brian Reimer, que había desarrollado esquizofrenia, falleció por sobredosis de medicamentos. Y el 5 de mayo de 2004 David Reimer se suicidó. Luego se suicidó su padre al no soportar la culpa. Money no sentía culpa alguna, ni le importaba la tragedia de la familia. De hecho afirmó hasta el fin de sus días que el experimento fue un éxito y los reportes en los medios sobre su fracaso una conspiración de la derecha política.

Money conservó su puesto y buena parte de su prestigio al apoyarse exitosamente en la izquierda académica —y el radicalizado movimiento feminista— al sostener que sus detractores afirmaban que “la masculinidad y la feminidad estaban en los genes para que las mujeres regresaran a la cama y a la cocina”. Así empezó realmente la “ciencia de género”.

2 comments
  1. John Money en realidad solo contribuyó en el macabro plan de reingeniería social para destruir desde su propia identidad al hombre y la mujer, mediante la algo muy utilizado la ventana de overton vemos como inciando con el transtorno homosexual, han seguido con el transexualismo y van por toda práctica sexual, por lo tanto deben ser detenidos. Money fue solo otro pseudocientifico, que se valió de posición, apoyo de la izquierda para llevar a cabo sus más bajos instintos y perversidades.
    La “ciencia del género” es anticientífica con finacimiento político ideológico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
España, El American

¿Se quebrará España?

Next Article
individualesmo

¿Es el individualismo vs. el colectivismo la nueva izquierda vs. la derecha?

Related Posts
Total
101
Share