fbpx
Skid Row , Los Ángeles, indigentes, conflicto

Conflicto por indigencia: juez dictamina reubicación de homeless de Skid Row y Los Angeles apela

El número de indigentes crece en todo el país. En Los Angeles las políticas asistencialistas no han funcionado para frenar la crisis de indigencia

[Read in English]

La crisis de indigencia en Estados Unidos está desatada y las autoridades no tienen idea de cómo resolverla. La última prueba de ello es la orden del juez federal, David O. Carter. Tras una demanda civil presentada en 2020 por ciudadanos, dueños negocios y líderes comunitarios de Skid Row en Los Angeles, el juez determinó que la ciudad debe ofrecer casas y refugios a todos los indigentes de la zona.

El juez Carter dio plazo a las autoridades hasta el 18 de octubre para reubicar a todos los indigentes. Por otra parte, a las mujeres y niños en situación de calle se les debe ofrecer alojamiento en un plazo de 90 días.

Sin embargo, el condado de Los Angeles no está aceptando el fallo judicial y ya apeló la decisión. Skip Miller es el abogado que representa al condado y dijo que, además de apelar, también pedirá la suspensión de la orden del juez Carter por «extralimitación del poder judicial».

«Decidir cómo gastar el dinero de los contribuyentes y prestar servicios a las personas sin hogar es una función legislativa, no judicial», dijo Miller en un comunicado enviado por correo electrónico a NBC. «El condado sigue comprometido con su curso de acción urgente fuera de los tribunales abordando este complejo problema social con la ciudad y sus otros socios».

El juez Carter escribió en el fallo de 110 páginas que «Los Angeles ha perdido sus parques, playas, escuelas, aceras y sistemas de carreteras debido a la inacción de los funcionarios de la ciudad y del condado, que han dejado a nuestros ciudadanos sin hogar sin otro lugar al que acudir».

Skid Row, indigentes, Los Angeles
Los Angeles (Estados Unidos), 10/02/2021.- Un indigente se tumba en la acera junto a la Misión de Los Angeles, donde las personas sin hogar se están vacunando contra el Covid-19 durante una operación de vacunación, en Skid Row. (EFE)

Las autoridades y la incapacidad de resolver la situación

El conflicto entre el juez y los políticos de Los Ángeles parte de la intención de resolver un problema que lleva años desarrollándose. Pero para mejorar los problemas estructurales, hay que tener un diagnóstico certero, y ninguno parece tenerlo.

La crisis de indigentes en Los Angeles, en especial Skid Row, es un hecho. Y las políticas asistencialistas no han funcionado para frenar la crisis de indigencia.

«Las calles de Skid Row llevan mucho tiempo languideciendo en un pantano urbano de basura, tiendas de campaña y abandono. Cada día, los refugios y las organizaciones trabajan para alojar temporalmente a las personas que viven en la calle, pero cada día más personas caen en la indigencia», se lee en el informe . «Por término medio, 207 personas son realojadas diariamente en el condado, pero 227 se ven abocadas a la falta de hogar, dijo Heidi Marston, directora ejecutiva de la Autoridad de Servicios para Personas sin Hogar de Los Angeles, organismo creado por la ciudad y el condado».

Ante la trágica realidad que vive Skid Row con la indigencia, la determinación del juez Carter parece un arrebato por querer resolver un problema estructural que nace, de hecho, de políticas públicas fallidas. Es decir, quiere combatir la enfermedad con el mismo remedio que se viene implementando. Él dice que existe una «inacción estatal» cuando, de hecho, viene ocurriendo todo lo contrario.

Las políticas asistencialistas: una máquina de producir indigentes

En el documental Chaos by the bay, «La verdad sobre los sintecho en San Francisco» —un caso que perfectamente puede extrapolarse a la situación de Skid Row y todo el condado de Los Angeles— se explica perfectamente cómo las subvenciones estatales y las fallidas políticas públicas demócratas en California recrudecieron la crisis de indigencia en todo el estado.

En San Francisco, por ejemplo, se aplicaron medidas que aliviaron la aplicación de la ley para crímenes contra posesión de drogas, prostitución e incluso defecación en las calles. Estas decisiones resultaron permisivas para con los indigentes, quienes, además, empezaron a adueñarse de los espacios públicos sin mayores problemas por las propias leyes estatales.

Pero el problema principal en toda California es la falta de vivienda y el alto costo de la vida, los alquileres son costosos. Una persona puede gastar hasta el 50 % de su sueldo en una renta mensual. Las autoridades no han podido resolver esta situación.

La escasez de vivienda es tan grande que, mientras la ciudad de Los Angeles reubica indigentes a diario, el número de personas que se queda sin hogar supera esa estadística.

«El condado de Los Angeles encuentra vivienda para 130 personas cada día, sin embargo, 150 personas caen en la falta de hogar diariamente».

La crisis de indigencia no solo es el problema de tener a un gran número de personas en la calle en situación de pobreza o marginalidad. Por ejemplo, el aumento de indigentes guarda relación con el aumento de la criminalidad. En Los Angeles, por ejemplo, los robos violentos y tiroteos vienen creciendo año tras año. Tan solo en 2018 lograron reducir los índices de criminalidad, pero en 2020 la situación volvió a empeorar al punto que, el alcalde Eric Garcetti tuvo que salir a declarar públicamente que están trabajando para atender el problema de la inseguridad.

Los Angeles, Homeless
Los Ángeles (Estados Unidos), 24/03/2021.- Una mujer sin hogar recoge sus pertenencias frente a su tienda de campaña en Echo Park mientras la ciudad planea despejar el parque (EFE)

Garcetti informó en febrero que los homicidios en 2020 aumentaron de manera alarmante en un 36.2 %, y el número de víctimas en tiroteos también registró un importante aumento del 41.4 % con respecto al 2019, año donde las víctimas fatales por tiroteos fueron 253.

La crisis de indigencia e inseguridad, irresueltas por las políticas asistencialistas, no se refleja únicamente en Los Angeles; otras ciudades grandes del país como New York o Seattle enfrentan la misma situación.

Sin embargo, en otras partes del país, sí se llevaron adelante políticas efectivas para acabar con la indigencia.

«Helping the homeless: lessons from welfare reform», es un artículo escrito por Peter Cove y publicado en The Hill en el 2019. En el texto hay lecciones que las autoridades de cada estado deberían leer para combatir el crecimiento de los indigentes.

Peter Cove, como lo indica su perfil en The Hill, «es el fundador de America Works, la primera empresa con fines de lucro del país que ayuda a los beneficiarios de asistencia social a encontrar trabajo remunerado», y autor del libro “Poor No More”.

Cove explica que la indigencia crece en todo el país a medida que el dinero público destinado a acabar con el sinhogarismo sigue elevándose. Mayor gasto público y mayor inefectividad.

Entre 2017 y 2018, en las ciudades de Los Angeles y San Francisco, explica Cove, el número de personas sin hogar aumentó en un 12 % y un 16 %, respectivamente, y las políticas asistencialistas tuvieron un efecto inverso al esperado.

También hay otra realidad: es muy difícil combatir el problema de la indigencia sin una política estatal. Sin embargo, las políticas que se vienen implementando son, en efecto, uno de los problemas de fondo que precisamente generan el aumento de los indigentes.

Housing firts, por ejemplo, es una de las políticas menos financiadas en todo el país, al contrario de los hogares temporales donde se destina buena parte del dinero público para el sinhogarismo.

«Los estudios realizados en Denver, Boston, Seattle y Utah demuestran que se ha reducido considerablemente el número de personas sin hogar, hasta un 72 % en algunos casos. En la ciudad de New York, cada persona alojada en el programa (Housing first) ahorra a los contribuyentes 10,000 dólares al año. Sin embargo, la dependencia continua de los servicios sociales, las viviendas de transición y los refugios constituyen la mayor parte del dinero público gastado», explicó Cove en su columna.

los angeles, homeless, echo park
Los Angeles (Estados Unidos), 24/03/2021.- David Busch-Lilly, un hombre que ha experimentado la falta de hogar durante los últimos 20 años. (EFE)

Eventualmente, sin una política en la que a los indigentes se les reinserte en la sociedad —75 % de las personas sintecho de USA no padece enfermedades mentales graves, por lo que una buena parte puede reinsertarse —, la política Housing first también sería insuficiente, pero, si a esta política se le agrega otra política como Work first, la situación puede cambiar drásticamente para bien.

Esa es la tesis que Cove sostiene: redirigir las políticas públicas a trabajos y viviendas permanentes en lugar de gastar en subvenciones que no ayudan a terminar con la problemática.

Skid Row es más de lo mismo

Pero en Skid Row, Los Ángeles, las políticas van por el camino inverso al que propone Cove.

Además de la orden del juez Carter, que busca reubicar a los indigentes casi desesperadamente, la idea del alcalde Garcetti tampoco es muy novedosa.

Garcetti va a dedicar 1,000 millones de dólares a las personas sin hogar, aumentando desproporcionadamente el gasto público justo cuando el condado de Los Angeles atraviesa un déficit fiscal de $750 millones.

Ante la realidad de que las personas que viven en la calle están propensas a padecer problemas mentales, de drogadicción o, incluso, empezar a delinquir como forma de sustento de vida; las autoridades vociferan políticas anti creativas, previamente aplicadas e ineficientes. Las cifras son alarmantes en todo el país: hay unos 568,000 indigentes; 151,000 personas viven en California y más de 66,000 viven en el condado de Los Angeles.

¿Para cuándo las soluciones alternativas que puedan combatir esta problemática?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Salt Lake City

Por qué Salt Lake City tiene el mercado de trabajo más atractivo de USA

Next Article
The Washington Post 'Fact Checker' Glenn Kessler

Glenn Kessler, el 'Fact Checker' del Washington Post, cortesía del ala radical del Partido Demócrata

Related Posts
Total
4
Share