fbpx
Saltar al contenido

Al fin llegó la justicia para Johnny Depp

Al fin llegó la justica para Jhonny Depp

Contenidos

Available: English

LA JUSTICIA TERRENAL a veces tarda y tristemente en ocasiones no llega. Pero esta vez no fue así. Y hay que celebrarlo. Johnny Depp —quien resultó triunfante de un extenuante y mediático juicio contra Amber Heard— fue el representante de muchas personas que, al igual que él, sufrieron en carne propia las terribles consecuencias de la calumnia y la difamación.

Culpable hasta demostrar lo contrario

En el caso de Johnny Depp, la figura jurídica “Inocente hasta que se demuestre lo contrario” no se respetó mediáticamente. Amber Heard, su exesposa, publicó un artículo en 2018 en las páginas del Washington Post en medio del auge del movimiento #MeToo, la actriz acusó a su exmarido de violentarla y abusar de ella; hundiendo por completo la reputación del protagonista de Los Piratas del Caribe.

El nombre de Johnny Depp se fue a la basura. Cayó en desgracia. Hollywood le dio la espalda, los medios amarillistas, como The Sun, lo trataron como un golpeador de mujeres, el mundo lo reprendió como si fuera un criminal y Disney le quitó a su glorioso personaje Jack Sparrow. La vida del actor cambió de la noche a la mañana convirtiéndose en un hombre culpable hasta que se demuestra lo contrario.

A pesar de la gran cobertura que se ha hecho del juicio, poco se ha dicho de la situación que tuvo que afrontar Johnny Depp. Su famosa exesposa lo acusó, en medio de un movimiento tan tendencioso y problemático como el #MeToo, de ser un monstruo. ¿Se puede realmente volver de eso? Ella lo sabía y por ello le dijo esa frase que tan viral se hizo por estos días: «Dile al mundo, Johnny, diles: ‘Johnny Depp, yo, un hombre, también soy víctima de la violencia doméstica’. Y verás cuánta gente te cree o se pone de tu lado».

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

La lógica de Heard, aunque perversa, es implacable. El mundo, normalmente, no le cree a la defensa del hombre; especialmente cuando existe una denuncia pública en su contra. No obstante, la actriz no contó con que la evidencia era tan fuerte que era muy difícil que la gente no le creyera a Depp.

Al fin llegó la justica para Johnny Depp
Johnny Depp reacciona al salir tras los alegatos finales del juicio por difamación de 50 millones de dólares de Depp contra Heard en el Tribunal de Circuito del Condado de Fairfax, en Fairfax, Virginia, Estados Unidos, el 27 de mayo de 2022. (EFE)

La valentía de Johnny Depp limpió su nombre

A pesar de que el caso era sólido, se debe ser muy valiente para admitir que tu esposa te acosaba para llevarla a las cortes sin saber si la opinión pública te va a apoyar o dará el beneficio de la duda. Pero eso no es nada si se considera que, para llegar a este juicio, Depp tuvo que soportar la derrota de una batalla judicial similar contra The Sun en 2020.

Es decir, Depp no solo luchaba contra su mala fama, sino contra un precedente judicial que lo dejaba todavía peor parado. Llevar adelante las acciones contra Heard era, definitivamente, poner en riesgo lo poco que le quedaba.

Pero la valentía a veces tiene premio. Sus abogados, muy preparados e inteligentes, primero se encargaron de llevar el juicio a Virginia evitando las estrictas leyes Anti-SLAPP (Pleito Estratégico contra la Participación Pública) de estados como California y así sortear el primer gran escollo: que el equipo legal de Heard acabara con la demanda sin llegar a un juicio. Después vino lo más complejo: evidenciar que Depp era el villano de una historia mal contada y que la evidencia, de hecho, mostraba a Heard como la violenta de la historia.

Finalmente, Heard fue hallada culpable, unánimemente, de difamar al actor en sus acusaciones de violencia doméstica. Ahora le tiene que pagar al que fue su esposo $15,000,000 en concepto de indemnización. Algunos medios descontextualizan la enorme victoria del actor cuando titulan que el jurado encontró a ambos culpables de difamación.  

Sí, el jurado encontró que Depp, a través de un comunicado de su exabogado Adam Waldman, difamó a Heard cuando en un comunicado para el Daily Mail en 2020 señaló que la actriz había orquestado un plan de difamación contra el actor con sus amigos. Como no se comprobó tal acusación, al actor le toca pagar $ 2,000,000. Sin embargo, es un consuelo barato, pues la actriz presentó una contrademanda de $100,000,000 por tres cargos. Solo el cuestionado argumento de difamación a través de Waldman procedió Mientras que Depp se llevó el premio gordo.

La actriz Amber Heard esperando el veredicto del jurado en el juicio por difamación civil Depp v. Heard en el Tribunal de Circuito del Condado de Fairfax en Fairfax, Virginia, Estados Unidos, 01 de junio de 2022. (EFE)

La víctima no es otra que Depp

Es curioso cómo algunos medios analizan el desenlace de este renombrado caso. En lugar de cubrir cómo un hombre inocente fue perjudicado siniestramente por los medios de comunicación durante años, se solidarizan con la culpable. Dicen, siguiendo la propia narrativa del lamentable comunicado de Heard, que esta victoria de Heard es un retroceso para las mujeres; y nada más lejos de la realidad.

Si alguien en este caso le ha hecho daño a las mujeres que sufren de violencia doméstica, no es otra que Amber Heard, quien se aprovechó de un contexto social delicado, y de su propia condición como supuesta mujer abusada, para acusar falsamente a su exesposo arruinándole la vida.

No se confundan: aquí la víctima no es Amber Heard, quien quedó como una mentirosa ante el mundo, ni la sentencia es una derrota para las mujeres que sufren abuso doméstico —como algunos medios analizan— aquí la víctima no es otra que Depp, quien finalmente pudo limpiar su nombre.

Muchos no se dan cuenta: pero aceptar las denuncias automáticamente como verdades absolutas es un gran problema para los sistemas de justicia de todos los países. ¿Quién le va a recuperar a Johnny Depp los insultos, trabajos perdidos y malos tragos que tuvo que soportar en los últimos años?, ¿cuántas personas pasaron o están pasando por lo mismo de Depp sin recibir, al menos, una sentencia justa?

Sin embargo, el final de esta serie es reconfortante. Mientras Johnny Depp celebra que, «después de seis años, el jurado me devolvió la vida», afirmando que la «verdad nunca perece», del otro lado se hace el lamentable papel de intentar vender la sentencia como una derrota para el colectivo feminista.

Pero son palabras vacías, pues mientras Depp recibe el cariño del público en su gran victoria, Heard debe limitar los comentarios de sus redes sociales para no recibir las críticas que tanto merece. La verdad se expuso y su reputación sí que pereció.

Total
9
Share