fbpx
Wikipedia

En aras de la “justicia racial”, la Escuela Secundaria Abraham Lincoln cambiará su nombre

Para el Distrito Escolar Unificado de San Francisco, el expresidente republicano, gran artífice de la abolición de la esclavitud, no demostró «que las vidas negras importaran»

[Read in English]

El movimiento «reivindicador» por el «pasado racista» de los Estados Unidos está siendo impulsado por el Distrito Escolar Unificado de San Francisco. Sus acciones pasan por armar un «comité de renombramiento» que está decidiendo cambiar el nombre de muchas instituciones del estado por temas raciales. Uno de los centros educativos que renombrarán será la Escuela Secundaria “Abraham Lincoln” porque, según el comité, el hombre que abolió la esclavitud no demostró mucha importancia por las personas negras.

Pero no solo la escuela que lleva por nombre Abraham Lincoln tendrá el cambio, hay una serie de figuras preponderantes que, para el comité del Distrito Escolar, deben ser suprimidos del nombre de las instituciones.

En total, son 44 de las 125 escuelas del Distrito Escolar Unificado de San Francisco las que serán rebautizadas en un esfuerzo gigante por formar parte del proceso nacional de «justicia racial», impulsados en gran parte por movimientos progresistas y de izquierda como “Black Lives Matter“, adoptados por muchos medios de comunicación masivos y por personalidades políticas demócratas.

Otros nombres que serán cambiados en las instituciones incluyen a “George Washington”, “Herbert Hoover” y “Thomas Edison”; asimismo, «el nombre de la senadora Dianne Feinstein será retirado de la Escuela Primaria “Dianne Feinstein” por permitir que la bandera confederada ondee fuera del Ayuntamiento», de acuerdo con un reporte del Daily Mail.

Abraham Lincoln, el más apuntado

Pero yendo al caso del presidente Lincoln, la crítica fue, particularmente, severa. «La mayoría de sus políticas resultaron ser perjudiciales para [los nativos americanos]», reza parte de la explicación del comité de renombramiento.

En el artículo del Daily Mail se citan tres argumentos específicos para explicar el renombramiento de la escuela que hace honor al héroe nacional Abraham Lincoln:

  1. Bajo la supervisión, a los pueblos indígenas se les quitó gran parte de sus tierras a través de la Ley de 1862 sobre la propiedad de la tierra y la Ley de Ferrocarriles del Pacífico
  2. En 1864, la administración Lincoln supervisó la deportación de la tribu Navajo de sus tierras en Arizona para marchar un brutal viaje de 450 millas a Nuevo México
  3. Abraham Lincoln también estuvo detrás del mayor ahorcamiento masivo en la historia de los EE.UU., donde 38 hombres de Dakota fueron condenados a muerte en Minnesota en 1862

Es así como el Distrito Escolar Unificado de San Francisco se apega a una lógica similar del movimiento político y social Black Lives Matter, que analiza la historia de forma más arraigada al enfoque racial.

Por ejemplo, en el caso de los «38 de Dakota», sí ocurrió la mayor ejecución de la historia de Estados Unidos. Pero también ocurrió uno de los más grandes actos de clemencia, pues el presidente Lincoln revisó la sentencia y revocó el castigo de muerte a unos 265 estadounidenses sioux que comenzaron la rebelión en Minnesota. Esto le trajo criticas de ambos lados a Abraham Lincoln; que sufrió la ira de los nativos americanos por su inclemencia, y también de sus aliados por su clemencia.

Abraham Lincoln, estatua, El American
The Abraham Lincoln Memorial. (Flickr)

Muchas veces se cuestiona la acción de evaluar la historia con la mirada racial sin tener en cuenta el momento histórico. En 1862, Estados Unidos se encontraba en pleno auge la Guerra Civil. Una batalla entre los estados del norte y el sur del país que terminó aboliendo la esclavitud de 4 millones de personas negras.  

Aun así, el presidente del comité de cambio de nombre del Distrito Unificado y maestro de primer grado, Jeremiah Jeffries, mencionó, según San Francisco Chronicle, «que La historia de Lincoln y los nativos americanos es complicada, no tan conocida como la de la Guerra Civil y la esclavitud».

«Lincoln, como los presidentes antes y después de él, no demostró a través de la política o la retórica que las vidas de los negros les importaban fuera del capital humano y como víctimas de la construcción de la riqueza», arguye Jeffries.

El presidente del renombramiento explicó que «el comité decidió el cambio de nombre una vez que discutieron el tratamiento de Lincoln a los nativos americanos, y que las partes positivas de su historial no pueden descartar las negativas».

Cuestionamientos a las decisiones del distrito escolar

Las críticas al Distrito Unificado Escolar también se hicieron sentir. Por ejemplo, en el artículo citado del San Francisco Chronicle se leen varias observaciones de historiadores que no están de acuerdo con la decisión y, además, que se preguntan cuál es el criterio utilizado para definir si Lincoln era o no racista.

«Desarraigar los nombres y símbolos problemáticos que actualmente abarrotan los edificios, las calles y toda la ciudad es un esfuerzo digno», mencionó el presidente del comité de renombramiento. «Sólo el bien puede venir de que el público reflexione e intencione sobre el poder de nuestras palabras, nombres y retórica dentro de nuestras instituciones públicas», agregó.

Dicha afirmarción es cuestionada en el medio con un simple contraargumento: «la historia no siempre es clara. La gente es complicada. El heroísmo y la valentía pueden ser oscurecidos por creencias y comportamientos considerados aborrecibles cuando se ven a través de un lente moderno».

Al parecer, al comité de renombramiento lo único que quería era seguir un camino que cumpliera con su propia línea de pensamiento, sin estudiar la contraparte ni evaluar los estudios de la historia.

Esta no es la única polémica que tiene como protagonista al Distrito Unificado Escolar de San Francisco. Recientemente, el distrito, en unos cuantos minutos, rompió con toda una trayectoria meritócrata escolar: el proceso de admisión en la Escuela Secundaria “Lowell”, que se basaba en al mérito, fue sustituido por un sistema de lotería.

«Dicha escuela secundaria es considerada una de las mejores de California y de todo Estados Unidos, su densidad demográfica es predominante asiática (61 % de sus estudiantes son asiáticos-americanos) y la decisión tomada por el Distrito Escolar en teoría busca “beneficiar” a los jóvenes hispanos y negros para que estos tengan mayores posibilidades de ingresar en el colegio», se lee en un artículo anterior de El American.

La realidad es que el Distrito Escolar Unificado de San Francisco está tomando muchas decisiones en base a juicios de valores reivindicadores afines a un pedido progresista de la sociedad americana. Estas medidas pueden ser la punta de un iceberg de reformas escolares.

Total
3
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Tedros Adhanom, OMS

Director de la OMS demandado por crímenes de genocidio

Next Article

Demócratas y republicanos no logran llegar a un acuerdo sobre el paquete de estímulo

Related Posts
Total
3
Share