fbpx



kristi-noem-2024

Kristi Noem: ¿Está la gobernadora de Dakota del Sur perfilándose para las presidenciales de 2024?

Fuera de Dakota del Sur, Kristi Noem se ha hecho un nombre por sus posiciones en dos de los temas que están definiendo el debate político de la América actual: Las restricciones de COVID, y las cuestiones culturales.

[Read in English]

La gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, ha ganado una importante fama dentro del movimiento conservador, lo que la ha hecho pasar de la relativa tranquilidad de la política local de Dakota del Sur al escenario nacional más amplio. Su notoria actuación en la CPAC, su decisión de organizar un evento de recaudación de fondos en Mar-A-Lago la semana pasada, y su historial como gobernadora de Dakota del Sur la han convertido en una opción viable a los ojos de muchos conservadores de hoy, de hecho, terminó segunda en la famosa straw poll de la CPAC (sin Trump en la papeleta) realizada durante la conferencia.

Kristi Noem ganó la gobernación de Dakota del Sur en unas reñidas elecciones de 2018, en las que se impuso a su oponente demócrata por un escaso margen del 3,5 %, menos de 13.000 votos. Sin embargo, según una encuesta realizada por South Dakota News Watch y el Centro Chiessman para la Democracia de la Universidad de Dakota del Sur, sus índices de aprobación son un poco más cómodos que su ajustada victoria en 2018. Según la encuesta, realizada el pasado mes de noviembre, el 53 % de los encuestados aprueba la actuación de Noem en 2020, mientras que el 40,9 % la desaprueba.

Fuera de Dakota del Sur, Kristi Noem se ha hecho un nombre por sus posiciones en dos de los temas que están definiendo el debate político de la América actual. Las restricciones de COVID, y las cuestiones culturales.

Kristi Noem: no a las cuarentenas, no al mandato de máscaras

La gobernadora Noem se ha mantenido firme en su negativa a aplicar medidas restrictivas para contener la propagación del COVID-19 desde el año pasado. Dakota del Sur ha sido el único estado que no ha ordenado el uso de máscaras, ni ha impuesto cierres. De hecho su primera orden ejecutiva en respuesta a la crisis daba recomendaciones tanto a las empresas como a los individuos.

En sus propias palabras, el enfoque del gobierno de Dakota del Sur hacia la pandemia de COVID fue “proporcionar a nuestros residentes la ciencia, los hechos y los datos. A continuación, pedimos a todos los habitantes de Dakota del Sur que asuman la responsabilidad personal de su salud (…) y de la salud de nuestra comunidad”, como escribió en un artículo de opinión publicado en el Wall Street Journal y como ha publicado con orgullo en sus redes sociales.

Kristi Noem - El American
La gobernadora Kristi Noem de Dakota del Sur ha surgido como una posible candidata para 2024 (Flickr)

Noem también tiene algunos datos económicos sólidos que puede mostrar a los votantes republicanos, que probablemente estén más preocupados por el impacto económico del brote que por los efectos sanitarios. Según los últimos datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, Dakota del Sur tiene una tasa de desempleo del 3,2 %, una cifra impresionante si tenemos en cuenta que es casi la mitad de la tasa nacional del 6,2 %.

La gobernadora Noem dejó muy claro este planteamiento durante su discurso en el CPAC, donde dijo que era el gobierno el que aplastaba la economía, no el COVID, se apoyó en los principios conservadores del gobierno pequeño y la responsabilidad individual, y destacó el hecho de que en Dakota del Sur los negocios nunca cerraban y las escuelas permanecían abiertas.

Los aspirantes republicanos saben que los estrictos cierres y las medidas aplicadas por gobernadores demócratas como Cuomo o Newsom no serán vistos con buenos ojos por los votantes del Partido Republicano cuando acudan a las urnas dentro de cuatro años, y por eso gobernadores republicanos como Greg Abbott han decidido devolver a sus estados a la normalidad lo antes posible. Kristi Noem nunca tuvo que levantar las restricciones, nunca las impuso, y está dispuesta a hacérselo saber a todo el mundo.

Sin embargo, Kristi Noem también tiene que enfrentarse a la otra cara de su historial de COVID. Según los CDC, Dakota del Sur tiene una tasa de 215 muertes por cada 100 mil habitantes y casi 13.000 casos confirmados por cada 100 mil residentes. Para poner esto en perspectiva, California tiene una tasa de muertes per cápita de 138 y 8.000 casos confirmados, mientras que Florida tenía una tasa de muertes de 148 y 8.947 casos por cada 100 mil personas. Sin duda, los datos de COVID de Dakota del Norte no son tan malos como los de la ciudad de Nueva York, donde la tasa oficial de muertes alcanza la aterradora cifra de 357 por cada 100.000 personas.

Aunque Dakota del Sur ha puesto en marcha un programa de vacunación relativamente exitoso, con casi 340.000 dosis administradas, la gobernadora Noem se adentra en aguas peligrosas al poner su respuesta al COVID en el punto de mira. Aunque no aplicar restricciones draconianas como las de California y Nueva York será sin duda una buena noticia para el electorado republicano, especialmente si se enmarca en una retórica de gobierno pequeño y libertad individual, los datos sobre muertes y hospitalizaciones podrían no ser tan favorables para las perspectivas políticas de la gobernadora.

Fuerte conservadurismo social

Kristi Noem también se ha hecho un nombre por ser una ardiente defensora de las causas sociales populares en el movimiento conservador, entendiendo que una postura fuerte en esos temas que podría ser la diferencia en un campo de primarias potencialmente lleno en 2024. Ha demostrado tener un buen y agudo instinto político en esta época de peleas e indignación cultural.

Por ejemplo, es famosa su respuesta “no en mi guardia” a un tuit de Ben Shapiro en el que se preguntaba cuándo pedirían los progresistas más radicales la demolición del Monte Rushmore (que se encuentra en Dakota del Sur)|, en medio de las protestas de BLM del verano pasado y el polémico debate sobre los monumentos que se produjo. Siguió ese movimiento público con un mitin muy notable con el presidente Trump en el Monte Rushmore el 4 de julio, que muchos podrían argumentar que inició su ascenso a la prominencia nacional en el movimiento conservador.

Más recientemente, la gobernadora Noem también propuso una legislación en su estado destinada a impedir que las mujeres transgénero participen en deportes femeninos. Una medida que, por supuesto, será criticada por la izquierda, pero que sin duda la posicionará como defensora de los valores conservadores en la mente de muchos votantes del GOP.

El discurso político de Noem es eficaz: se vende como una verdadera conservadora que cree en la importancia de un gobierno pequeño, que no atropella los derechos individuales de los ciudadanos, al tiempo que se concentra más en la defensa de los valores estadounidenses fundamentales, ya que centrarse exclusivamente en los recortes de impuestos y las cuestiones económicas “no es suficiente”. En otras palabras, combina el ADN libertario del Partido Republicano y al mismo tiempo adopta la retórica combativa que caracterizó los años de Trump.

Kristi Noem tiene muchos retos en el futuro, el primero es su candidatura a la reelección para la mansión del gobernador en 2022. Dakota del Sur es un estado sólidamente republicano, pero su ajustada carrera en 2018 nos demuestra que nada debe darse por sentado y que una derrota electoral en el estado puede poner en riesgo su futuro político de forma irreparable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Mario Vargas Llosa - El American

La sabiduría y el coraje de Mario Vargas Llosa

Next Article
Cuomo El American

Legisladores de Nueva York allanan camino para el impeachment a Cuomo

Related Posts
Total
0
Share