fbpx

Krugman

Paul Krugman desconoce que la inflación afecta sobre todo a los más pobres

El Premio Nobel de Economía parece decidido a terminar de sepultar su credibilidad con tal de lograr manipular a algunos votantes americanos argumentando que la inflación no es del todo mala

[Read in English]

Paul Krugman nuevamente se convirtió en fuente de controversia entre economistas y políticos, por una pugna con Michel R. Strain, economista del American Enterprise Institute, quien en un artículo de The New York Times, afirmó que la inflación “perjudica principalmente a los más pobres”.

Krugman, en Twitter se preguntó: “‘¿Aparte de las prioridades, esto tan siquiera es verdad?”, refiriéndose a la afirmación de Stain,”¿hay alguna buena razón para pensar que la inflación golpea especialmente fuerte a los hogares de menores ingresos?”, añadía el premio Nobel de economía.

En su siguiente tweet, Krugman dijo que “la inflación redistribuye de los prestamistas a los deudores- no es exactamente una carga para aquellos en lo último de la distribución del ingreso”, y se pone aún más tendencioso cuando señala que durante la gran desinflación de los ’80, la desigualdad aumentó, aunque advierte que el suceso no es una causalidad de la reducción de inflación, pero “difícilmente es un apoyo a la afirmación” de Stein.

Al final concluye con la afirmación que reza “la inflación hiere especialmente a los pobres”, tiene algo de verdad, suena como si debería ser cierto. Pero no veo la evidencia, ni el mecanismo”.

La lógica de Krugman

Fue cuestión de minutos para que el tweet escandalizara a economistas y a analistas políticos. ¿Cómo es posible que un Premio Nobel de Economía desconozca los efectos de la inflación? ¿Cómo un economista puede desconocer los casos de Argentina, Venezuela, Turquía, Zimbabue, los Balcanes en los ’90 y Alemania en los ’20? ¿Cómo alguien puede afirmar que no es del todo cierto que la inflación afecta a los más pobres?

Algo tan evidente para cualquier venezolano, hoy un Premio Nobel de Economía lo desconoce. Sin embargo, por el bien de la discusión, asumiré que Krugman evitó conscientemente la palabra hiperinflación —que definitivamente afecta más a los pobres que a los ricos, pues los primeros tienen la posibilidad de mover sus ahorros a otro país o a otra moneda— y asumo que el economista no estaba teniendo en cuenta, por alguna razón, las prioridades; refiriéndose a bienes de consumo básico, como la comida, los servicios, educación, entre otros.

La inflación ha destruido el ahorro de millones de venezolanos. (EFE)

Para entender un poco más la lógica del razonamiento de Krugman, me remitiré a su columna en The New York Times del 16 de diciembre, donde el economista señala que si bien la inflación durante la época de los ’70 fue elevada, los salarios nominales también crecieron con ella, por lo que según él, no necesariamente es claro que afecte más a los pobres.

La segunda parte del argumento de Krugman descansa en el supuesto de que hay un desincentivo a tener activos financieros de más largo plazo “sobre todo si la inflación crece por encima de la tasa de interés”.

El problema con la lógica de Krugman

Desafortunadamente, para Krugman su primer supuesto solo es cierto si los salarios nominales crecieran a la par de la inflación, y esto no sucedió ni en los ’70, ni en la actualidad, donde el aumento de los salarios corresponde a un 4.8 %, y la inflación se ha disparado un 6.8 %.

De hecho, desde el año 1978 hasta 1983, Estados Unidos experimentó un ascenso en el número de personas por debajo de la línea de la pobreza, coincidiendo con el aumento de la inflación. Parafraseando al propio Krugman, aunque la inflación no necesariamente es el causal del crecimiento en la pobreza a finales de los ’70, este aumento “difícilmente es un apoyo a la afirmación” del Premio Nobel.

Una investigación hecha por el banco de inversión JPMorgan Chase & Co, muestra que si bien los hogares de menores ingresos vieron un aumento relativo en su flujo de dinero por los cheques de estímulo, estos hogares también fueron los primeros en gastar por completo el dinero extra.

El final de los años 70 vio un marcado aumento de la inflación y también de la pobreza en Estados Unidos. (EFE)
El final de los años ’70 vio un pronunciado aumento de la inflación, que coincidió con un incremento de la pobreza en Estados Unidos. (EFE)

Cabe mencionar que la investigación de JP Morgan es referenciada en el artículo que entrevista a Stein y comparte Krugman en su Twitter para “refutar” la afirmación de que la inflación afecta a los más pobres; por lo que solo puedo asumir que el Premio Nobel de economía, o no leyó el artículo que citó, o decidió omitir esta información.

La segunda parte de la afirmación de Krugman también es errada, pues asume que la mayor parte del crédito no está indexado a la inflación, cosa que se puede desmentir con tan solo solicitar un crédito de vivienda. Si bien algún otro crédito se puede abaratar, esta no es la norma en la economía americana y las tasas de préstamos tenderán a ajustarse al incremento en la inflación.

Incluso es apresurado suponer que los receptores de este crédito barato son los hogares más pobres. Un estudio reciente de la FED de Nueva York muestra que el tamaño de los préstamos a los hogares de mayores ingresos duplica el monto desembolsado a los hogares de bajos ingresos para casi todos los rubros: crédito corriente, hipotecario, estudios, etc.

Otra forma de entender por qué el crédito puede llegar más rápido a los americanos de mayores ingresos es observando la inflación que el mercado de valores experimentó en los últimos dos años, donde miles de millones de dólares fueron inyectados a los principales índices bursátiles.

Aunque algunas personas adineradas pueden estar perdiendo dinero por tener fábricas o fondos de ahorro en el largo plazo, otros están lucrando a costa de los inflados rendimientos en el precio de las acciones de las FAANG o las criptomonedas.

El aumento del costo de vida ya ha disipado las ganancias de los salariales en Estados Unidos. (EFE)
El aumento del costo de vida ya ha disipado las ganancias de los salariales en Estados Unidos. (EFE)

En otras palabras, la hipótesis de Krugman explica por qué el portafolio del esposo de Nancy Pelosi tiene mayores rendimientos que el de Warren Buffett en los últimos dos años, pero falla en desmentir el hecho de que la inflación, en efecto, afecta más a las personas más pobres.

Por último, no acabamos de comprender por qué Krugman decide omitir las prioridades de un hogar en su hipótesis, como si fuera un asunto trivial.

Si se decide omitir el peso de las necesidades básicas en el presupuesto de un hogar, naturalmente el abaratamiento del crédito se vería como una transferencia de riqueza. Pero la realidad no es así, y un aumento del costo de vida afecta objetivamente más el bienestar de un hogar pobre, que el bienestar de un hogar rico por no tener los rendimientos esperados en su portafolio.

Sí Paul, la inflación es más perjudicial para los más pobres, y hay bastante evidencia que así lo indica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Chile

Blinken felicita al marxista Gabriel Boric por su elección como presidente de Chile

Next Article
Musk responde a las críticas de la senadora Warren: "Pagaré $11,000 millones en impuestos"

Musk responde a las críticas de la senadora Warren: "Pagaré $11,000 millones en impuestos"

Related Posts
Total
0
Share