fbpx
vaccines-america-diplomacy

La diplomacia de las vacunas en Estados Unidos: demasiado poco, demasiado tarde

Estados Unidos ha aprobado recientemente el envío de algunas vacunas a México y Canadá, sin embargo, China y Rusia están ganando esta batalla diplomática.

[Read in English]

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó ayer en una rueda de prensa que la administración Biden tiene previsto prestar unos 4 millones de vacunas de AstraZeneca a México y Canadá en los próximos días. Esta decisión llega en un momento en que la mayor parte del hemisferio busca a China y Rusia para reforzar sus suministros de vacunas.

No cabe duda de que el mundo occidental ha tenido un gran éxito en el desarrollo, las pruebas y la producción de vacunas eficaces que salvan vidas en un tiempo récord. Estados Unidos ha utilizado ampliamente las vacunas de Moderna y Pfizer para inocular a su población, Israel llegó a un acuerdo histórico con Pfizer (compartiendo con ellos los datos médicos) para suministrar sus reservas de vacunas, y el Reino Unido ha conseguido desarrollar un programa de vacunación exitoso utilizando también su vacuna de Oxford/Astrazeneca.

Los países occidentales, sin embargo, no han sido tan eficaces a la hora de garantizar la distribución de la vacunación en todo el mundo. El mundo occidental no solo se ha quedado corto a la hora de negociar acuerdos con los países en vías de desarrollo de América Latina o África, sino que incluso se ha enzarzado en feroces “guerras de vacunas” dentro de sí mismo, con la Unión Europea amenazando con prohibir cualquier exportación de la vacuna de AstraZeneca al Reino Unido en medio de su propio programa de vacunación que se tambalea.

Estados Unidos también ha seguido un enfoque similar con el programa de distribución de vacunas. Jen Psaki afirmó hace un par de semanas que Estados Unidos no compartiría su suministro de vacunas con México, hasta que todos los estadounidenses tengan acceso a las vacunas.

Aunque la decisión de la Casa Blanca de ayer representa una ligera desviación de esa estrategia, también es importante señalar que las vacunas que EE.UU. está compartiendo con México y Canadá, AstraZeneca, no se está utilizando actualmente en el país, ya que la FDA no ha aprobado todavía. Además, la cantidad de dosis distribuidas apenas haría mella en países con una población combinada de más de 150 millones.

Biden anunció que Estados Unidos enviará unos 4 millones de dosis de AstraZeneca a México y Canadá (EFE)
La distribución de vacunas es tanto salud pública como política

Mientras Europa y el Reino Unido se pelean por quién debe recibir las vacunas producidas por AstraZeneca y Estados Unidos solo ha permitido recientemente enviar algunas vacunas adicionales no utilizadas a sus vecinos más cercanos, China y Rusia han iniciado una agresiva campaña de diplomacia de vacunas en el mundo en desarrollo.

Chile, que tiene la campaña de vacunación más exitosa de América Latina, lo ha hecho sobre todo con la vacuna china Sinovac, mientras que Hungría también compró grandes cantidades de los jabones de Sinopharm (una empresa estatal). Chile y Hungría no están solos en esto, ya que al menos 45 países de todo el mundo se están abasteciendo con la vacuna china, mientras que Rusia también ha ganado terreno en la carrera diplomática de la vacunación, ya que al menos diez países latinoamericanos esperan recibir la vacuna Sputnik en los próximos meses.

La cuestión de la vacunación mundial es una cuestión de salud pública, ya que cuanto antes la población mundial alcance un nivel de inmunización no sólo reduciría las tasas de mortalidad de forma considerable, sino que también evitaría que el virus siguiera desarrollando mutaciones y cepas que pudieran dificultar la eficacia de las vacunas desarrolladas.

Sin embargo, la vacunación es también una cuestión profundamente política y diplomática. En una época de creciente competencia de grandes potencias entre EE.UU. y China, cada cuestión global se convierte en un posible escenario de competencia entre la superpotencia americana y la emergente presencia china. Los países más pobres mirarán con interés quién podrá ayudarles a aplastar el virus mediante la vacunación, quien lo consiga ganará una influencia significativa en la región.

A día de hoy, EE.UU. ha desaparecido del escenario, dejando el terreno libre para que regímenes competitivos como China y Rusia amplíen su diplomacia de vacunación mundial sin oposición. Rusia y China no lo hacen por razones filantrópicas o puramente humanitarias, sino que ven una oportunidad de aumentar su influencia en el mundo, presentándose como los actores clave en la lucha mundial contra el virus.

Hungría ha comprado grandes cantidades de vacunas chinas, el único miembro de la UE que lo ha hecho hasta ahora (EFE)

Las naciones desarrolladas occidentales también han contribuido al éxito de la estrategia china y rusa al emprender una guerra total por la vacunación entre países. Será difícil para Estados Unidos convencer al tercer mundo de que alinearse con ellos sería en su propio interés si ni siquiera intentan echar una mano durante esta crisis.

La principal prioridad de cualquier gobierno en este momento es garantizar que su población pueda acceder a las vacunas y estar protegida del virus, sin embargo, no sería prudente adoptar un enfoque totalmente aislacionista hacia el problema. Los planes de cooperación en materia de vacunación deberían desarrollarse paralelamente a los esfuerzos nacionales de vacunación, un programa que tenga en cuenta las necesidades nacionales pero que también muestre al mundo que Estados Unidos es un socio fiable.

Estados Unidos ya no es el hegemón indiscutible en el mundo y si la Casa Blanca quiere montar una defensa sustantiva del orden internacional liberal, tendrá que hacer mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
NASA - El American

Biden designa al exsenador Bill Nelson como administrador de la NASA

Next Article
Joe Biden - mentiras - El American

Las 7 grandes mentiras de Biden y el encubrimiento de la prensa en sus primeros meses

Related Posts
Total
200
Share