fbpx

Rose Wilder Lane Unión Soviética

El momento en que la fe de Rose Wilder Lane en el comunismo colapsó

La experiencia de Rose Wilder Lane con la realidad del socialismo ruso llevó a muchos a ver la importancia primordial de la libertad

Marzo es el mes de la historia de la Mujer. Sin embargo, entre las mujeres que fueron recordadas y honradas, hay una que claramente no ha recibido suficiente atención: Rose Wilder Lane (hija de Laura Ingalls Wilder). Entre las más apasionadas defensoras de la libertad del siglo pasado, desarrolló la inseparable conexión entre vida, libertad y la importancia de que los individuos comprendan las implicaciones de su libertad.

En su honor, sobre todo teniendo en cuenta la actual falta de atención seria a la protección de nuestras libertades en la política americana actual, parece especialmente apropiado volver a leer Give Me Liberty (1936), que traza su evolución desde la creencia en el comunismo hasta la devoción por la libertad. El libro tiene implicaciones sorprendentemente claras para la actualidad.

En 1919 era comunista.

Desde este punto de vista… El sistema de Lucro es causa de la injusticia, la desigualdad, que vemos. Debemos eliminar el lucro; es decir, debemos eliminar al capitalista. Tomaremos sus ganancias actuales, distribuiremos su riqueza acumulada, y nosotros mismos administraremos lo que fueron sus negocios… Cuando el capitalista haya desaparecido, ¿Quién administrará la producción? El Estado… Fue en este momento cuando la primera duda atravesó mi fe comunista.

Esta revolución económica concentró el poder económico en manos del Estado… De modo que las vidas, el sustento, de los hombres comunes volvieron a estar sujetos a los dictadores… Todo avance hacia la libertad personal que se había ganado… se perdió por la reacción económica colectivista.

El gobierno representativo no puede expresar la voluntad de la masa popular… La población de un país es una multitud de seres humanos diversos con una variedad infinita de propósitos y deseos y voluntades fluctuantes… Cualquier gobierno de multitudes, en cualquier lugar, en cualquier momento, debe ser un hombre, o unos pocos hombres, en el poder.

El control económico centralizado sobre multitudes de seres humanos… Debe convertirse en un control tan minucioso y riguroso de los detalles de la vida individual que ningún pueblo aceptará sin compulsión.

Lo que vi no fue una extensión de la libertad humana, sino el establecimiento de la tiranía sobre una nueva base, ampliamente extendida y más profunda.

El Gobierno soviético existe para hacer el bien a su pueblo, le guste o no… Para ello han suprimido la libertad personal; la libertad de movimiento, de elección de trabajo, la libertad de autoexpresión en las formas de vida, la libertad de expresión, la libertad de conciencia.

La coordinación de vastas multitudes de seres humanos requiere actividades tan intrincadamente interrelacionadas e interdependientes que el control eficiente de cualquier parte de ellas exige el control absoluto.

La esperanza comunista de igualdad económica… descansa… en la muerte de todos los hombres y mujeres que son individuos.

Salí de la Unión Soviética dejando de ser comunista, porque creía en la libertad personal… [vi] que un orden económico esencialmente medieval, planificado y controlado, se apoderaba de los frutos de la revolución industrial mientras destruía su raíz, la libertad del individuo.

Comprendí por fin que todo ser humano es libre; que estoy dotado por el creador de una libertad inalienable así como estoy dotada de vida; que mi libertad es inseparable de mi vida, ya que la libertad es la naturaleza auto-controladora del individuo.

Sostengo que la verdad es evidente por sí misma, que todos los hombres están dotados por el creador de una libertad inalienable, con autocontrol y responsabilidad individual… El grado en que esta libertad natural puede ser ejercida depende de la cantidad de coerción externa impuesta al individuo.

Los hombres que se reunieron en Filadelfia para formar un gobierno creían que todos los hombres nacen libres. Fundaron este gobierno sobre el principio: Todo el poder para el individuo… La intención era, en realidad, darle el poder de gobierno a cada hombre común por igual… Los hombres comunes debían gobernarse a sí mismos… El poder se redujo a un mínimo irreductible… Nunca antes se había dado libertad a las multitudes de hombres para que hicieran lo que quisieran.

El individualismo. En menos de un siglo, creó América.

La riqueza norteamericana es el innumerable flujo de poder… que fluye a través de los mecanismos que producen las vastas cantidades de bienes consumidos por las multitudes, y los hombres que se llaman propietarios difícilmente pueden decirse que controlan la riqueza que se registra como suya, porque… en este caos americano, el comercio y la industria se vieron obligados a servir a esos deseos o perecer.

No hay ningún sistema aquí… Pero si este caos fuera reemplazado por un sistema… que funcionara con el único propósito de servir al bien público, estos hombres deberían ser reemplazados por una burocracia… que controlara en detalle, y de acuerdo a un plan ideado por los hombres que poseen el poder económico centralizado, todos los procesos.

El breve experimento [estadounidense] del individualismo no sólo ha creado una gran riqueza y una inimaginable multiplicación de formas de riqueza en bienes y servicios, sino que también ha distribuido estas formas de riqueza  a otros lugares en un grado sin precedentes.

A medida que leía las palabras de Lane, empezó a crecer en mí una fuerte sensación de que “esto se refiere tanto a la actualidad como a la época cuando lo escribió”. Pero a medida que seguía leyendo, me sorprendía lo cierto que era.

Leí… que menos del 10 % de nuestra población posee más del 90 % de la riqueza. Esto me alarmó en 1893… Pero me parece aún más alarmante que muchas mentes norteamericanas acepten esta afirmación como verdadera sin más prueba que haberla leído, y de ella concluyan, primero, que “hay que hacer algo”, y, segundo, que lo adecuado es quitar la propiedad a los individuos y hacer que la propiedad sea administrada por el Estado; es decir, por gobernantes autocráticos dando órdenes a través de una enorme burocracia.

No hay nada nuevo en la economía planificada y controlada. Los seres humanos han vivido bajo diversas formas… durante seis mil años. Lo nuevo es… el individualismo… el principio que creó este país y que, de hecho, ha traído el mayor bien al mayor número de personas.

¿Puede el individualismo… resistir el ataque decidido de [aquellos] organizados, controlados y fanáticamente seguros de que un hombre fuerte en el poder puede darle a un pueblo una vida mejor de la que ellos pueden crear por sí mismo?

¿Defenderemos [nosotros] el derecho constitucional que divide, restringe, limita y debilita el poder político-policial, y protege así la libertad personal de cada ciudadano, sus derechos humanos, su ejercicio de esos derechos en una economía libre, productiva, capitalista y en una sociedad libre? ¿O… suprimir la libertad individual, sacrificar los derechos humanos en aras de un imaginario “bien común” y sustituir las leyes civiles por los edictos o “directivas”, antes llamados con precisión tiranía y ahora denominados derecho administrativo? Esta es la elección que todo estadounidense debe hacer… la situación actual está ante nosotros y requiere una decisión.

En 1933, un grupo de sinceros y ardientes colectivistas tomaron el control del Partido Demócrata, lo utilizaron como medio para tomar el poder federal y… comenzaron a convertir a Estados Unidos en algo más. El Partido Demócrata es ahora un mecanismo político que tiene un principio político genuino: el socialismo nacional.

Los pseudo pensadores reaccionarios cambiaron las ideas estadounidenses al revés… Las llamaron “liberal” para suprimir la libertad; “progresista” para detener la libre iniciativa que es la fuente de todo el progreso humano; “libertad económica”, para obstruir toda la libertad, e “igualdad económica” para convertir a los hombres en esclavos… Nunca escuchamos que estos Estados Unidos son una estructura política única en toda la historia, construida sobre… el hecho de que las personas individuales son naturalmente libres, autocontroladas y responsables.

Estos Estados Unidos representan un principio político que debe conquistar y cambiar el mundo entero, porque es verdadero.

Hoy en día, las agencias administrativas federales casi han destruido esas divisiones del poder político que son las únicas que protegen la propiedad, la libertad y la vida de los ciudadanos estadounidenses… porque un Estado que dicta la acción de los hombres en la producción y distribución de bienes debe tener un poder indivisible y absoluto.

Los principales estadistas asumen que… la supresión de la libertad es buena para la humanidad, y que estas nuevas formas de una vieja tiranía están aquí para quedarse.

El libre pensamiento, la libre expresión, la libre acción y la libre propiedad son el origen del mundo moderno. No puede existir sin ellos. Su existencia depende de la abolición de estos controles estatales reaccionarios y de la destrucción del Estado socialista.

La tarea que tienen ante sí los americanos es acabar con estos controles policiales sobre los pacíficos y productivos ciudadanos estadounidenses, derogar toda la legislación reaccionaria y… las órdenes ejecutivas… abolir las corporaciones, departamentos, oficinas y agencias federales que dictan y hacen cumplir estos controles estatales… exigirle a los hombres que ocupan cargos públicos que reconozcan de nuevo el derecho natural de cada estadounidense como persona libre.

Ningún político, todavía, le ha pedido a los votantes estadounidenses que le den el poder para despojar a cualquier Estado de los poderes que le han usurpado a sus ciudadanos, ni para despojar al Gobierno Federal de los poderes que le han usurpado a los estados; para restaurar los derechos de los ciudadanos, los derechos y los poderes de los estados… ni para añadir… más restricciones que protejan adecuadamente la propiedad, la libertad y la vida de las personas… y hacer que los Estados Unidos vuelva a ser el campeón mundial de los derechos humanos y el líder de la revolución liberadora del mundo.

La experiencia de Rose Wilder Lane con la realidad del socialismo ruso, expresada con gran perspicacia, ha hecho que muchos vean la importancia primordial de la libertad (o, más a menudo, la tragedia de su ausencia) en las vidas humanas.

Lo que podemos aprender de su Give Me Liberty se refuerza también en su obra de 1943, The Discovery of Freedom. Nos ofrece lecciones que cada generación debe re-aprender, si se quiere defender la libertad de la erosión que no sólo está en curso, sino que se está acelerando ahora. Y es muy difícil pasar por alto lo apropiadas que siguen siendo sus palabras para la situación política a la que se enfrentan ahora los americanos.

Rose Wilder Lane
Rose Wilder Lane (FEE)

Por eso es útil recordar lo que escribió en su esbozo autobiográfico:

Ahora soy una americana fundamentalista; denme tiempo y les diré por qué el individualismo, el laissez-faire y… el capitalismo ofrecen las mejores oportunidades para el desarrollo del espíritu humano. También les diré por qué la relativa libertad del espíritu humano es mejor (y más productiva, incluso en lo material) que… cualquier otra rigidez organizada con fines materiales.

1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
new deal

La trampa del corporativismo progresista en el New Deal

Next Article
Concrete Cowboy

Concrete Cowboy (2021), la nueva película de Netflix con un gran mensaje de responsabilidad individual

Related Posts

No olvidemos este año

Luego de más de diez meses de pandemia, la primera conclusión es clara: ninguno tuvo la fórmula del éxito. Pero sí les fue mejor a los que no inmolaron todo por temor a un sermón de alguna organización internacional tomada por China. Y he ahí la segunda conclusión: China es la mayor amenaza que hoy enfrenta la humanidad
Total
2
Share