fbpx
Joe Biden

La hipocresía de los medios con la campaña de Biden

Tras la filtración de correos que probarían una relación corrupta entre Hunter Biden y una empresa ucraniana, el candidato presidencial solo respondió preguntas sobre batidos

Preguntas educadas, tendencia a la moderación, pocas críticas a una campaña con acceso restringido. Los periodistas molestan menos a Joe Biden que a Donald Trump, reconocen varios especialistas en medios.

El “caso Hunter Biden”, sobre un supuesto vínculo entre el exvicepresidente y una empresa ucraniana acusada de corrupción, ocupó una parte importante del espacio mediático la semana pasada. Pero a Biden no se le preguntó sobre el asunto por primera vez hasta dos días y medio después, y su respuesta fue restarle importancia al tema.
Al día siguiente, el candidato demócrata no habló con los medios de comunicación que lo siguen a diario su campaña. Y el domingo, solo respondió una pregunta: sobre el aroma de su batido. 

“Pregunta del día para Joe Biden”, tuiteó Jonathan Martin, reportero político del New York Times: “¿Te escondes esta semana porque solo quieres responder preguntas sobre batidos?”

Biden anunció el martes que detenía unos días su campaña para preparar el último debate presidencial, previsto para el jueves. Durante meses, el acceso a la campaña del candidato demócrata ha sido de los más limitados que se recuerdan. Solo una veintena de medios nacionales e internacionales pueden seguir de cerca su campaña debido a la pandemia de covid-19, dicen desde su equipo.

Preguntas más suaves

-“Sería lógico que los periodistas que cubren la campaña estuvieran frustrados porque no se les da mucha información (…) y de que no tienen acceso al candidato”, afirma Richard Benedetto, excorresponsal de la Casa Blanca del diario USA Today.

Sin embargo, han habido pocas quejas de los medios.

“Si soy candidato y me doy cuenta de que puedo arreglármelas sin involucrarme en demasiados temas ni responder demasiadas preguntas, (…) ¿por qué no continuar así?”, se pregunta Benedetto, hoy profesor en la American University.

Las críticas sobre la cobertura de la campaña de Biden trascienden el tema de los negocios de su hijo, y no provienen solo de comentaristas conservadores, quienes han denunciado la cobertura del candidato demócrata que hacen los medios de comunicación.

El jueves pasado esta diferencia se hizo más grande, cuando ambos candidatos participaron en dos programas de televisión. Trump tuvo que soportar una batería de preguntas críticas de la periodista de la NBC Savanah Guthrie, mientras que la entrevista de George Stephanopoulos a Biden en el canal ABC se abría con cuestiones del público.

“Las preguntas a Biden fueron más suaves que las de Trump”, dijo Benedetto. “De eso no hay duda”. 

En otro caso similar ocurrido a mediados de septiembre, Stephanopoulos, que fuera asesor del expresidente demócrata Bill Clinton, entrevistó a Trump. Un encuentro que el sitio Politico tachó de “interrogatorio hostil”, mientras definía una entrevista posterior a Biden en la CNN como “una reunión afable de viejos conocidos”.

“Para mí, el problema no es tanto la indulgencia de los medios con Biden, sino su agresividad en la cobertura del presidente Trump”, dijo Grant Reeher, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Syracuse. 

“A menudo tienes la impresión de que los medios apoyan” a Biden, dijo. De hecho, la mayoría de los principales diarios estadounidenses, que tradicionalmente apoyan a uno u otro candidato, en esta ocasión se han decantado por el demócrata. 

1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Refrescando los principios de la libertad

Next Article
Jair Bolsonaro

Bolsonaro dice que espera asistir a la investidura de Trump

Related Posts
Total
0
Share