fbpx
Saltar al contenido

La semilla de AMLO ya está pudriendo a México

38,5 millones de mexicanos viven en Estados Unidos. Es difícil determinar cuántos de ellos mantienen contacto o interés en la política de su país de origen, pero todo aquel mexicano que tenga familia en su tierra sabrá que allá la vida cada vez se complica más.

Es difícil que las segundas y terceras generaciones mantengan el vínculo, pero este lazo debe fomentarse día a día, pues su voto será determinante para conquistar los cambios que puedan reorientar y acabar con el desastre que persiste en el país del sur.

Pronto profundizaré más sobre este tema en El American, pero me parece importante dejar algo claro: México no es Venezuela. Es un caso único y muy particular. Venezuela, antes de la llegada de Chávez, era una democracia decadente que desembocó en el arribo del líder autoritario (en este caso socialista) que edificó el narcoestado de miseria que vemos hoy.

México no era una democracia decadente. No. Ya lo decía el brillante Mario Vargas Llosa en 1990: era una “dictadura perfecta”, en donde las elecciones eran meramente decorativas y los presidentes eran designados por el mandatario de turno. Todos pertenecientes al Partido Revolucionario Institucional (PRI). Ese régimen hegemónico se rompió en el 2000 con la llegada del conservador Partido Acción Nacional (PAN), pero el cambio prometido no llegó. La corrupción persistió y se consolidó un narcoestado que se mantiene hasta hoy.

Repito: el caso mexicano es único. Se transita del narcoestado previo al estado autoritario —en el que se conservan todos los rasgos del anterior régimen, pero todo gira en torno a la figura de un solo hombre—.

Los frutos de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) empiezan a germinar. División. Fanatismo. Devoción. Ignorancia. Pobreza. Persecución. Violencia. Todo lo que México ya vivía, y parece condenado a seguir viviendo.

Los mexicanos en Estados Unidos deben luchar por levantar su voz. Superar los obstáculos burocráticos y ejercer su derecho al voto, que será de vital importancia.

Deja una respuesta

Total
1
Share