fbpx
Saltar al contenido

Latino en las Fuerzas Armadas: «No importa de donde vengas, los sueños se pueden lograr»

Latino en las Fuerzas Armadas: «No importa de donde vengas, los sueños se pueden lograr»

Contenidos

Oportunidad. Con esa palabra describe David Mantilla su experiencia en Estados Unidos. David es un venezolano que a los 19 años de edad emigró en búsqueda de un mejor futuro. América es la tierra que le ha permitido crecer, progresar y la Marina americana el lugar que lo ha forjado para que cumpla sus sueños.

Nació en Caracas y vivió gran parte de su niñez en una de las parroquias más populares del oeste de la ciudad, Los Magallanes de Catia. Al graduarse de bachiller, se dio cuenta de que la situación de Venezuela no le ofrecía oportunidades.

Por ello decidió viajar a Estados Unidos en busca del sueño americano. Luego de migrar con una visa de turista y pasar por muchos empleos, logró regularizar su estatus migratorio y encontró un lugar en las Fuerzas Armadas americanas.

«Yo veía cómo estaba la situación del país, y viniendo de un sector popular como un barrio, me sentía un poco limitado para poder llegar a un nivel profesional. Ese era mi punto de vista en ese tiempo, y ahí fue cuando tomé la decisión de irme», nos contó David durante una conversación con El American.

Ahora pertenece a la Marina de USA y ha estado en misiones como la de Afganistán. Aunque llegar a ser sargento no ha sido un camino fácil, agradece a las Fuerzas Armadas americanas por abrirle las puertas. 

"*" señala los campos obligatorios

Should Joe Biden resign?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

«Las oportunidades que me han dado han sido muy buenas. Uno comienza con poco rango, pero va aprendiendo. Las enseñanzas te ayudan a crecer como persona y como militar. No importa de donde vengas; la idea es buscar esa motivación y seguir hacia adelante, creer en ti, creer en tus sueños, porque sí se pueden lograr». 

Nos contó que tuvo que trabajar en diferentes oficios para crecer poco a poco. Resalta que esas experiencias le dejaron enseñanzas y, sobre todo, lo ayudaron a ser perseverante para cumplir todas sus metas. Como quería progresar más y no quedarse solo en eso, buscó tener todos sus papeles en regla para poder entrar a la Marina.  

«Comencé trabajando en construcción, también trabajé lavando platos, estacionando vehículos, arreglando piscinas, paleando nieve. Tuve que hacer mucho trabajo», nos dice. 

Un hispano en la Marina

Como miembro de la Marina ha tenido que representar a USA ante otros países. Ese fue el caso cuando formó parte de la misión americana en Afganistán. Sobre esa experiencia, David comenta que sintió orgullo de representar a todos los americanos y agradece todo lo que aprendió. 

«Me hizo crecer como persona, como marine. Ser parte de esto ha sido lo mejor para mí una oportunidad muy grande y me ha abierto muchas puertas. Por ello creo que fue una de las mejores decisiones que pude tomar en ese tiempo».

Latino en las Fuerzas Armadas: «No importa de donde vengas, los sueños se pueden lograr»
David Mantilla, miembro de la Marina, dice sentirse orgulloso de representar a los americanos. (Foto cortesía David Mantilla)

También tiene claro que a pesar de las dificultades, emigrar a Estados Unidos fue una decisión que le ha permitido ir cumpliendo sus sueños y eso lo hace sentirse orgulloso. «Sacrifiqué muchas cosas, estuve lejos de mi familia, trabajé solo. Pasé por cosas que muchos venezolanos están pasando ahora al emigrar a diferentes países. Pero las oportunidades que yo he tenido las he podido aprovechar y si no hubiera tomado esa decisión, no sé en dónde estaría en estos momentos. Estoy muy orgulloso por todo lo que hago, lo que represento, y tengo ganas de seguir logrando más cosas».

Tiene claro que quiere seguir creciendo. Por ello, continuará sus estudios y también quiere inspirar a los jóvenes hispanos en Estados Unidos, cuya mayoría se esfuerza por marcar la diferencia y ayudar a América a ser grande.    

«En marzo de este año obtuve mi título universitario en seguridad cibernética. En Venezuela, me gradué de programador de sistemas y ya tenía conocimiento sobre las computadoras y, al tener formación como militar, quise incorporar algo relacionado con la computación, pues la tecnología nunca se va, siempre está creciendo. Actualmente, estoy trabajando para obtener la maestría. Si Dios quiere, me graduaré el año que viene en sistemas de seguridades. Además, el 13 de septiembre me promovieron a un nuevo rango en la Marina».

Finalmente, pidió a los hispanos seguir persiguiendo sus sueños. Reconoce que al inicio, emigrar es difícil. Pero que con ética y trabajo, sostiene, se puede salir adelante. «Para todos los venezolanos y demás latinos que ahora están pasando una situación difícil, que están emigrando a otros países: sigan luchando por sus sueños. El comienzo es difícil, pero sí se pueden lograr las cosas. Hay que creer en uno mismo, creer en su ética de trabajo, y siempre tener activos los sueños. No importa cuántas personas te digan que no. Mucha gente te va a hacer creer que no puedes lograrlo, pero si sigues con esa motivación y con esas metas, sí lo podrás lograr, sí lo podrás tener».

Williams Perdomo es periodista y escritor, especializado en las fuentes Política y Cultura.

Total
0
Share