fbpx



Latinos en Florida reprobaron los planes de Joe Biden

Que Trump haya ganado entre los latinos en Florida, evidenció que sus políticas migratorias y de relaciones exteriores fue aprobada en gran medida por los hispanos

Pese a todos los esfuerzos que hizo la campaña demócrata por desacreditar al presidente Donald Trump frente a los latinos, fue el voto hispano en Florida el que en su mayoría se inclinó a favor del mandatario; una clara evidencia de que las promesas de Joe Biden fueron reprobadas por quienes más se han visto afectados por los temas de migración y política exterior.

Que Trump haya ganado entre los latinos en ese estado, demostraría que sus políticas migratorias y de relaciones exteriores fue aprobada en gran medida por los hispanos, y por el contrario no habría calado entre ellos la supuesta “xenofobia” del mandatario.

Hace cuatro años, cuando Trump peleó la presidencia con Hillary Clinton, obtuvo el 36 % de los votos latinos en Florida mientras que Clinton tuvo 63 %.

En esta oportunidad el mandatario mejoró con creces sus resultados de 2016. El republicano venció a Biden por más de 350.000 votos y logró el 51,3 % del respaldo popular en el estado del sol; entre tanto Biden obtuvo 47,9 % de los votos.

La popularidad de Trump fue en ascenso entre la comunidad hispana, sobre todo entre la cubanoamericana que respaldó las políticas de Trump de dar marcha atrás la normalización de las relaciones con el régimen cubano.

En su campaña Trump señaló a los demócratas como parte de la izquierda radical con una agenda socialista, un discurso que ha calado en comunidades con historias de exilio de países con gobiernos socialistas o comunistas. El mismo día de las elecciones cientos de cubamericanos se lanzaron a celebrar la victoria de Trump en Florida con carteles de “No al comunismo, no al socialismo, sí al capitalismo”.

Y es que no solo se trató de las políticas migratorias o de relaciones exteriores, el voto latino demostró estar a favor de los logros en materia económica por parte del Gobierno de Trump. Hay que recordar que solo en junio hubo un incremento de 1,5 millones de empleos dentro de la comunidad latina en el país.

La popularidad de Trump fue en ascenso entre los latinos en Florida (Twitter)
Biden reprobado por latinos: desmontará la política exterior de Trump

Pese a que la mayoría de los latinos no aprueban las promesas de Biden, durante la campaña se conoció que al llegar a la presidencia, el demócrata normalizará relaciones con Cuba y negociará con el régimen de Nicolás Maduro.

Un artículo publicado por The New York Times, señaló que Biden y su equipo de asesores buscarán resucitar las iniciativas de la era Obama.

Con respecto a Cuba, los asesores aseguraron al diario estadounidense que Biden buscaría normalizar las relaciones con el régimen de Raúl Castro.

“Los asesores de Biden dijeron que buscarían un terreno común con Cuba y revertirían algunas de las restricciones de viaje y remesas”, señala el NYT.

Frente a Venezuela, su postura es más desalentadora para la oposición liderada por el presidente interino Juan Guaidó, ya que es posible que Biden desarticule plenamente la estrategia diseñada por la Casa Blanca de desconocimiento a Nicolás Maduro como cabeza de Estado y buscaría, en consecuencia, negociar.

“Los asesores de Biden transmitieron poca fe en seguir tratando a Guaidó, quien intentó sin éxito persuadir a las fuerzas armadas de romper filas con Maduro, como líder de facto del país. Un asesor principal dijo que la Casa Blanca buscaría entablar negociaciones con Maduro y lo presionaría para que se comprometiera a realizar elecciones justas», se lee en el New York Times.

Que Biden desmonte las políticas de Trump, significaría diálogos con regímenes autoritarios como los de Nicaragua, Cuba o Venezuela, abriendo las puertas a negociaciones ficticias que bajo ningún concepto darían fin a las tiranías que pretenden perpetuarse en el poder.

La Casa Blanca de Biden se decantará más por «persuasión en vez de imposición», buscando dejar a un lado la política de bully que Trump ha adoptado frente a los regímenes latinoamericanos.

Regresa la pasividad de Obama

Hay que recordar que Barack Obama y su Departamento de Estado buscaron intencionalmente favorecer al régimen de Nicolás Maduro; así lo afirmó Roger Noriega, exsubsecretario de Asuntos Hemisféricos.

Noriega aseguró que el equipo de trabajo del expresidente de EE.UU. bloqueó sanciones contra líderes chavistas involucrados con el narcotráfico y promovió el diálogo entre el régimen y la oposición.

Dichas declaraciones coinciden con lo publicado en el diario británico The Guardian, donde el principal asesor de seguridad sobre América Latina del presidente Obama, Mark Feierstein, afirmó que varias agencias estadounidenses habían intentado aplicar sanciones contra el narcotraficante Tareck El Aissami y que fueron «contenidas» en 2016 por insistencia del Departamento de Estado de Obama por temor a que interfirieran con los esfuerzos de diálogo entre la tiranía y la oposición.

Todo parece indicar entonces que un Gobierno de Biden buscará la normalización de Venezuela y no la caída de la tiranía, a tal punto que prometió el TPS, un mecanismo que permitirá la estadía de los migrantes venezolanos en Estados Unidos que huyen de la tiranía de Maduro.

Muchos se preguntan: ¿Si Biden ofrece el TPS es porque no se esforzara en lograr la caída de Maduro?. Queda esperar a que el nuevo mandatario demuestre cuál es su verdadero plan.

1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Bioshock: Un videojuego de liberalismo clásico

Next Article

ONU cómplice de violación de DD-HH por parte Partido Comunista Chino

Related Posts
Total
0
Share