fbpx

Biden tendrá que hacer concesiones

Let’s go Brandon: medios liberales demuestran su hipocresía al indignarse por un meme anti-Biden

Ahora la mainstream media situada a la izquierda intenta vender la narrativa de que “Let’s go Brandon” es una especie de código para insultar a Biden, como si se tratara de un discurso de odio contra el mandatario

Aparentemente, los medios liberales en América perdieron el sentido del humor. El gracioso meme Let’s go Brandon resulta que no es una broma jocosa contra un presidente impopular, sino una vulgaridad de mal gusto impulsada por la derecha en Estados Unidos que incluso puede equiparse al grito extremista “Viva Isis”.

Para los que no están al tanto, el lema Let’s go Brandon inició como una burla a Kelli Stavast, una reportera de NBC News que entrevistó a principios de octubre al piloto Brandon Brown, ganador de una prueba en la NASCAR Xfinity Series. En medio de la entrevista, Stavast le dijo a Brandon que el público estaba coreando el cántico “Let’s go Brandon”, sin embargo, en el clip se escucha claramente que los aficionados cantaban un insulto contra el presidente: “F*ck Joe Biden!”.

Un fenómeno que molesta a la prensa

No se sabe si el error de Stavast fue a propósito o por confusión, pero lo cierto es que la escena fue aprovechada jocosamente por ciudadanos, políticos conservadores y críticos del presidente Biden para reseñar la hipocresía de los medios liberales con relación a la cobertura hacia la administración demócrata. El Let’s go Brandon se hizo tremendamente popular en Internet, en los eventos deportivos del país y en las tiendas porque muchos negocios aprovecharon el momento para diseñar y vender camisetas con el meme anti-Biden.

El Let’s go Brandon tiene un gran mérito: nacer en el momento preciso. La administración Biden atraviesa un notorio problema de impopularidad, según encuestas. Un 71 % de los americanos dice que el país va por mal camino, una percepción que se justifica a partir de las diferentes crisis que enfrenta el país en materia económica, social (inseguridad) y política exterior.

El meme también inspiró al rapero Bryson Gray, conocido por sus posturas conservadoras, para crear un polémico hit llamado Let’s go Brandon. En la letra Gray crítica a los medios liberales y cuestiona la estabilidad del presidente Joe Biden. La canción del rapero increíblemente alcanzó el primer lugar en la lista de iTunes desplazando a uno de los temas de Adele luego de que YouTube censurara la canción por “desinformación” relacionada al COVID-19.

Lista top-80 iTunes.

Sin embargo, lo que se debe entender como una broma y crítica válida, está siendo malinterpretada y distorsionada por los medios liberales y periodistas progresistas.

En The Washington Post, Ashley Parker y Carissa Wolf escribieron un artículo titulado “Los críticos de Biden lanzan burlas cada vez más vulgares”. Allí Parker y Wolf reseñan algunas críticas fuertes que ha recibido el presidente Biden y califican al Let’s go Brandon como un “vitriolo” que incluso llegó al Congreso con el representante Bill Posey (R-FL). Las periodistas manifiestan que los insultos contra Biden están fuera de control y son una suerte de punto bajo en la política americana.

Let's go Brandon: medios liberales demuestran su hipocresía al indignarse por un meme anti-Biden
En el artículo destacan que que todos los presidentes sufrieron insultos, pero lo que está soportando Biden está en otro nivel. (Captura de pantalla)

A Edward-Issac Dovere, de la CNN, le incomodó tanto que el congresista Jeff Duncan llevara una mascarilla con el “Let’s go Brandon” que incluso decidió manifestarse en Twitter: “Jeff Duncan, un congresista que se llama a sí mismo un defensor de los valores familiares tradicionales, se presentó a votar hoy con una broma interna que le decía al presidente de los Estados Unidos que realizara un acto sexual sobre sí mismo exhibido sobre su propia boca”.

El tweet de Dovere fue fuertemente criticado en las respuestas y citas por su poco sentido del humor y poca compresión del meme.

En la Radio Nacional Pública (NPR) no se quedaron atrás y tildaron al “Let’s go Brandon” de vulgar; la analista política Maggie Haberman, que trabaja para CNN y el New York Times, también se quejó de que el congresista Duncan llevase la mascarilla con el meme. “No hay nada serio en esto. Esto se hace literalmente para que llame la atención. Y está funcionando. Es solo que implica estar en la Cámara de Representantes, que una vez se suponía que era algo más de un espacio respetado, y un espacio que fue tratado de manera diferente”, dijo Haberman en el programa “New Day”.

Asimismo, Joe Lockhart, exsecretario de Prensa de Hillary Clinton y actual analista político de la CNN, comparó en Twitter el meme con retórica de los nazis, del Ku Klux Klan e ISIS. “¿Saben quiénes también tenían declaraciones codificadas como Brandon? ISIS, el Ku Klux Klan, los nazis… ¿empezamos a entenderlo?”.

Esta fue la única comparación exagerada por parte de algún periodista o colaborador de los medios liberales. De acuerdo con The Associated Press, un piloto de Southwest terminó un anuncio para los pasajeros diciendo “Let’s go Brandon”. Esto indignó de sobremanera a la colaborada de CNN Asha Rangappa, quien escribió un tweet comparando el meme con el gripo extremista “Viva Isis”.

“Como experimento, me encantaría que un piloto de @SouthwestAir diga “Larga vida a ISIS” antes de despegar. Supongo que 1) el avión se conectaría a tierra inmediatamente; 2) el piloto despedido; y 3) una declaración emitida por la aerolínea en cuestión de horas”, publicó Rangappa.

El tuit fue bastante criticado, llegando incluso al senador Ted Cruz (R-TX), quien dijo que la CNN “está trastornada”.

“Y no, de hecho, apoyar a los fanáticos religiosos genocidas no es lo mismo que estar en desacuerdo con el actual presidente”, respondió Cruz a Rangappa.

La hipocresía de los medios liberales con el “Let’s go Brandon”

Ahora la mainstream media situada a la izquierda intenta vender la narrativa de que Let’s go Brandon es una especie de código para insultar a Biden, como si se tratara de un discurso de odio contra el mandatario. Claramente el significado es otro, siendo una crítica sutil contra la prensa y la administración demócrata. Más allá de eso, es sorprendente la indignación generalizada contra el meme siendo que a todos los presidentes tuvieron que soportar críticas, burlas e insultos.

No hay que irse muy lejos. Durante cuatro años, el expresidente Trump fue sistemáticamente ridiculizado e insultado por la academia, los medios y sus críticos.

En 2017 Kathy Griffin salió con la cabeza de Trump degollada y ensangrentada; aquel caso fue bastante polémico y emblemático y casi todo el país condenó a Griffin por igual… Bueno, casi todos, pues algunos se aventuraron a justificar la foto de actriz.

En Vanity Fair salió un artículo donde se lee: “Griffin cruzó la línea. Su vídeo —y fotografía adjunta— es un mal calculado ataque contra un presidente impopular contra el que hasta ahora parecía que valía cualquier broma. No esta. ¿Pero quién puede culpar a Griffin? Esta es la clase de respuestas que Trump puede esperar de una campaña electoral y una presidencia en las que ha antepuesto el bullying a la diplomacia”.

Los insultos contra Trump también fueron reiterativos. Robert de Niro, por ejemplo, en el escenario del Radio City Music Hall de Nueva York lanzó improperios contra el expresidente de forma directa: “Voy a decir una cosa. F*ck  Trump”.

En 2017, Madonna también dijo en un evento político que había “pensado mucho en volar la Casa Blanca”; la afirmación, que también causó polémica, pero fue defendida por medios como el Washington Post al explicar que aquello no era “una amenaza de violencia”. Eminem tampoco se quedó atrás al momento de atacar al republicano.

La mayoría de los improperios y vulgaridades contra Trump fueron cubiertos con relativa normalidad, sobre todo cuando se trataban de insultos populares en forma de crítica política, siendo esta una forma de libertad de expresión que es resguardada por la Constitución.

Medios conservadores responder a prensa progresista

La actitud de los medios no está pasando desapercibida, múltiples periodistas y columnistas de medios conservadores están aprovechando la indignación general en torno al Let’s go Brandon para criticar a la prensa liberal americana.

Rich Lowry, en el New York Post, señaló que los medios están erróneamente sosteniendo que los insultos contra Biden son un “nuevo punto bajo de la política americana” recordando los despiadados insultos que se lanzaban contra los presidentes previos a la era digital y también contra Trump en los últimos años. También mencionó la falta de humor de la prensa liberal que se indignó por el caso del piloto de Southwest y explicó que uno de los privilegios de vivir en democracia es poder “insultar al jefe de Estado sin temor a la cárcel u otro castigo”.  

Joe Concha en The Hill también criticó a la prensa en una columna titulada: “¿Es ‘Let’s go Brandon’ una forma de discurso de odio?”. Concha dijo que, para la izquierda, la libertad de expresión solo vale para el discurso políticamente correcto que ellos aprueban.

Asimismo, Stephen L. Miller, en The Spectator World, escribió una columna recordando que en China censuraron memes que se burlaban de Xi Jinping y Barack Obama, quienes eran comparados con Winnie The Pooh y Tiger respectivamente.

“China y su presidente estaban tan indignados por la idea de que el líder fuera comparado con un oso amarillo de dibujos animados que censuraron a las empresas de medios de comunicación y a las redes sociales para detener la propagación del meme. ¿Te resulta familiar?”, escribió Miller. “Si los aliados de Biden en los medios de comunicación creen que despedir a los pilotos de una aerolínea por un meme mejorará de algún modo los desastrosos índices de aprobación del presidente y convencerá al público de que lo está haciendo bien, son tan ilusos como austeros”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Rubio, El American

Marco Rubio: Partido Comunista chino utiliza corporaciones americanas para hacer lobby en DC

Next Article
Pierluisi menores, el american newsroom puerto rico

Puerto Rico: gobernador Pierluisi también obligará a vacunarse a menores de 12 años

Related Posts
Total
3
Share