fbpx
Saltar al contenido

ONG’s de derechos humanos contra la libertad de expresión: “no es un derecho absoluto”

ONG's de derechos humanos contra la libertad de expresión: "no es un derecho absoluto"

Contenidos

[Read in English]

De acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la libertad de expresión es un derecho ineludible; sin embargo, organizaciones “defensoras” aseguran que “la libertad de expresión no es un derecho absoluto” tras la compra que Elon Musk hizo de Twitter.

El magnate ha asegurado que la compra de la red social obedece, primordialmente, a sus deseos de acabar con la censura en una plataforma donde arbitrariamente se bloqueaban comentarios y opiniones bajo el argumento de que atentaban contra los lineamientos y condiciones de Twitter.

“La libertad de expresión no es un derecho absoluto”: Deborah Brown

Ahora grupos de derechos humanos manifestaron a la agencia de noticias Reuters su preocupación por la supuesta incitación al odio en Twitter, luego de que Musk asegurara que la red social se convertiría en una “plaza pública” de expresión.

 “Independientemente de quién sea el propietario de Twitter, la empresa tiene responsabilidades de derechos humanos para respetar los derechos de las personas de todo el mundo que confían en la plataforma. Los cambios en sus políticas, funciones y algoritmos, grandes y pequeños, pueden tener impactos desproporcionados y, en ocasiones, devastadores. incluida la violencia fuera de línea”, dijo a Reuters en un correo electrónico Deborah Brown, investigadora de derechos digitales y defensora de Human Rights Watch.

Do you think trading Brittney Griner for the russian arms dealer is a fair swap?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

“La libertad de expresión no es un derecho absoluto, por lo que Twitter necesita invertir en esfuerzos para mantener seguros a sus usuarios más vulnerables en la plataforma”, agregó Brown quien además ha señalado los supuestos “riesgos de tener plataformas de comunicaciones globales en las que personas de todo el mundo confían para expresarse”.

“Es un peligro tener tanto poder en las manos”: Anthony Romero

Anthony Romero, director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles también se pronunció manifestando preocupación por el hecho de que Musk sea el nuevo dueño de Twitter:

“Si bien Elon Musk es un miembro titular de la ACLU y uno de nuestros partidarios más importantes, existe un gran peligro de tener tanto poder en manos de cualquier individuo”, dijo.

Michael Kleinman de Amnistía Internacional pide moderación del discurso

Amnistía Internacional hizo lo propio y dijo en un comunicado que estaba preocupada por cualquier posible decisión que Twitter pueda tomar para erosionar la aplicación de las políticas y mecanismos diseñados para moderar el discurso de odio en línea.

“Lo último que necesitamos es un Twitter que deliberadamente haga la vista gorda ante el discurso violento y abusivo contra los usuarios, en particular contra los más desproporcionadamente afectados, incluidas las mujeres, las personas no binarias y otros”, aseguró Michael Kleinman, director de tecnología y derechos humanos.

Lo curioso de estas declaraciones es que el Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos señala que “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión”.

“Este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”, señala la normativa.

Antes de la compra de Musk, Twitter se había convertido en una plataforma acusada de censura por bloquear comentarios y opiniones de líderes conservadores; o por censurar información relevante de medios de comunicación considerados como incómodos por parte de los demócratas en Estados Unido, líderes de izquierda y movimientos progresistas.

Total
17
Share