fbpx
Liverpool asalta Milán dejando al Inter al borde de la eliminación

Liverpool asalta Milán dejando al Inter al borde de la eliminación

Un anticipo de cabeza de Firmino y un tiro “con suerte” de Salah sirvieron para doblegar a un valiente que Inter al que le faltó combustible para el sprint final

[Read in English]

«El fútbol puede ser injusto» es una de las frases más dichas cuando un equipo pierde siendo superior o mostrando mejores cualidades que su rival. Esa frase, engañosa, esconde tras de sí la ley más importante que tiene este deporte: gana el que marca. Y hoy Liverpool supo resistir en los momentos de apremio y golpear fuerte en Milán, ante el Inter de Simone Inzaghi.

Eso sí, queda en el aire cierta sensación de que los italianos recibieron un castigo severo, siendo dominantes absolutos del segundo tramo (hasta el último cuarto de juego) y poseedores de las mejores ocasiones para anotar en la primera parte. Un tiro del turco Calhanoglu, de hecho, avisó a los de Klopp de que hoy tendrían que esforzar a fondo la maquinaria para sacar un buen resultado.

En el cuadro de Inzaghi, la terna en el medio Vidal, Calhanoglu y Brozovic —figura del Inter y casi del campo— lograron imponerse a Fabinho, Thiago y Elliott. Dumfries y Perisic —otro de enorme desempeño— provocaron que Robertson y Arnold se preocuparan más por defender que por atacar; y en el fondo estuvieron Skriniar, Bastoni y de Vrij conteniendo cada ráfaga red a lo largo de los noventa minutos.

Salah ante Bastoni, uno de los grandes duelos de la noche. (EFE)

Liverpool, por su parte, resistió con los monumentales van Dijk y Konaté; capaces no solo de secar a Martínez y Dzeko, sino también de contener las aproximaciones de un Inter que salió arrollador tras el descanso.

En el momento de mayor dominio nerazzurro, justo cuando el Inter entraba en ese terreno de tener que marcar antes de perder su oportunidad de ganarlo, Klopp rectificó el error silencioso de sacar a Jota por Firmino sacrificando a los superados Elliott y Fabinho, dándole entrada a Henderson y Keita. El colombiano Luis Díaz, también clave para cambiar la dinámica del partido, reemplazó a Sadio Mané; quien se topó con un Skriniar imponente.

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

La entrada de Firmino para hacerle sombra a Brozovic había empeorado al Liverpool, que perdió pressing y fuerza adelante sin Jota. Sin embargo, en los partidos de Champions se juegan no uno, sino varios partidos dentro de los propios noventa minutos. Y ese mal pasaje de Firmino terminaría pronto.

Liverpool y la capacidad de saber golpear

Si el Inter hoy se puede recriminar algo a sí mismo, además de su poca pegada, fue aquella expulsión tonta e innecesaria de Barella en Madrid, en el último partido de la fase de grupos. Los de Inzaghi fueron hoy reciclados; con solo un cambio de nivel europeo (Alexis Sánchez) y contra un equipo que tiene uno de los planteles más completos de Europa.

Luego del minuto 70, Liverpool dio el paso adelante, Díaz ya había avisado que sería un estorbo mayor que Mané apenas entrado; y Thiago Alcántara creció en rendimiento con un Henderson mucho más presente que Fabinho. Con el partido parejo y entrando al desenlace, Firmino anticipó un tiro de esquina lanzado por Robertson desde la derecha. Un gesto técnico precioso, ganándole el duelo a Bastoni, y dejando sin chances a Handanovic. El brasilero pasó de discreto a salvador en una sola acción. Cosas de delanteros.



Liverpool asalta Milán dejando al Inter al borde de la eliminación
Reds y nerazzurros miran como el balón, rematado por Firmino, entra sin oposición al arco del Inter. Así fue el 1-0 del Liverpool en Milán. (EFE)

Ocho minutos más tarde, a los 83, fue Salah el que pescó en río revuelto un balón en el área tana; su flojo remate se desvió en una de las piernas de Brozovic y entró mansa al arco defendido por Handanovic, quien una vez más veía su meta vulnerada con la frustración de no poder hacer nada para remediarlo.

Así fue cómo un Inter valiente fue golpeado por Liverpool, equipo más fuerte y candidato a levantar la Orejona. En definitiva la Champions, como toda competición corta, no se trata de jugar mejor y mostrar superioridad; sino de trasladarla al marcador. Saber resistir, tener eficacia y contar con un plantel largo que te permita adecuarte y competir en diferentes circunstancias. Porque en estos partidos, lo que más cambia es el desarrollo.

Previous Article

Trudeau ha demonizado a quienes quieren su vida de vuelta: Michael Cooper, parlamentario conservador

Next Article
Spears, El American

Invitaron a Britney Spears al Congreso a testificar sobre la abusiva tutela que vivió por 13 años

Related Posts
Total
1
Share