fbpx
Trump, llamada, secretario de estado Georgia

¿Qué sucedió en la llamada de Trump con el secretario de Estado de Georgia?

El presidente habló durante más de una hora con Brad Raffensperger. En algún momento presionó para que éste encontrara los votos que necesita para ganar la elección en el estado.

La polémica más grande que dejó el fin de semana fue la exclusiva de The Washington Post: «Sólo quiero encontrar 11,780 votos»: En una llamada extraordinaria de una hora, Trump presiona al secretario de Estado de Georgia para que recalcule el voto a su favor», se lee en el titular de la relevación.

De acuerdo con el audio obtenido y publicado por el WaPo, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llamó al secretario de estado de Georgia, Brad Raffensperger, presionando para que éste tomara cartas en el asunto sobre el fraude electoral.

Trump enfocó sus esfuerzos en apuntar contra el sistema electoral, al mismo tiempo, también regañó a Raffensperger en varias ocasiones e incluso habló de una posible acción legal contra el secretario de Estado y su asesor legal.

Lo que Trump planteó al secretario de Estado de Georgia es que éste debía «encontrar» los votos que le faltan al presidente en ejercicio para ganar el estado péndulo —Trump aseguró que los votos estaban allí y que serían fácilmente encontrados— y que, con estos votos, Brad Raffensperger debía proceder a anular los resultados de las elecciones.

«Así que mira. Todo lo que quiero hacer es esto. Sólo quiero encontrar 11,780 votos, que es uno más de los que tenemos. Porque ganamos el estado», dijo el presidente.

«No hay manera de que haya perdido Georgia», esbozó Trump. «No hay manera. Ganamos por cientos de miles de votos».

Múltiples medios de comunicación importantes en Estados Unidos se hicieron eco de la llamada del presidente Trump al secretario de Estado, incluyendo diarios conservadores como el New York Post o aquellos menos afines a los demócratas dentro del establishment comunicacional como el Wall Street Journal.

El primero, por ejemplo, explicó el hecho informando que Trump «instó al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger a que recalcule el recuento de las elecciones en el estado de Peach para “encontrar” suficientes votos para anular la victoria del presidente electo Joe Biden».

Las grabaciones de la conversación, por cierto, fueron publicadas horas después de que el presidente Trump tuiteara la existencia de la llamada, afirmando que Raffensperger es «incapaz» o no está «dispuesto» a investigar las denuncias de fraude electoral. El secretario de Estado de Georgia le respondió en la red social citando el tuit del presidente y diciendo: «Respetuosamente, presidente Trump: Lo que dice no es cierto. La verdad saldrá a la luz».

Intercambio de tuits entre el presidente Trump y el secretario de estado de Georgia horas antes de ser publicada la llamada en The Washington Post.

Por otra parte, el Wall Street Journal sacó un informe detallado explicando el contenido de la llamada y en el contexto en el que sale a la luz: «La noticia de la extraordinaria conversación de un presidente en ejercicio presionando a un funcionario electoral del estado para que anule los resultados de las elecciones se produce pocos días antes de la segunda vuelta de las elecciones del martes en Georgia, que podría determinar qué partido controla el Senado de los Estados Unidos. y una sesión conjunta del miércoles del Congreso para ratificar el triunfo del Colegio Electoral del Sr. Biden».

En Georgia se define mucho, si el Senado termina en manos republicanas, la agenda de la formula presidencial Biden-Harris quedaría bastante debilitada. Pero, si termina en un 50-50 —escenario que ocurriría si los candidatos demócratas se imponen en la segunda vuelta— quien desempataría el Senado es la vicepresidente entrante Kamala Harris. Lo cual podría impulsar la agenda más radical demócrata.

Más de llamada entre Trump y el secretario de Estado

El presidente pasó gran parte de la llamada en un tono poco conciliador argumentando los problemas del sistema electoral, alegó fraude en la votación, destrucción de votos, manipulación de la máquina de votación y otros cargos.

«Lo que estamos viendo no es en absoluto lo que usted está describiendo», le dijo al presidente Ryan Germany, el consejero general del secretario de estado.

A lo largo de la conversación, Raffensperger, quien supervisó las elecciones del estado, «rechazó las presiones para que se siguiera investigando una elección que ha pasado por múltiples recuentos e impugnaciones legales sin que se haya encontrado ninguna prueba de fraude generalizado», de acuerdo con el WSJ.

«El pueblo de Georgia está enfadado, la gente del país está enfadada», dijo Trump en la llamada grabada. «Y no hay nada malo en decir, ya sabes, que has recalculado», le explicó Trump al secretario de estado de Georgia. 

Trump afirmó reiterativamente que la elección era fraudulenta y dijo que se habían destruido cientos de miles de votos y que claramente había ganado el estado. «Bueno, Sr. Presidente, el problema es que los datos que tiene son erróneos», dijo Raffensperger en un momento dado.

De acuerdo con el WSJ, Raffensperger «llevó a cabo un recuento manual especial de cada papeleta, así como un recuento por escáner de las papeletas y una auditoría parcial especial de un condado, y todo ello no mostró irregularidades generalizadas. Se han desestimado varias impugnaciones judiciales de las elecciones en Georgia».

Las denuncias sobre el fraude electoral son diversas, pero las cortes nos están apoyando los esfuerzos legales de la campaña Trump. Hasta ahora no se ha demostrado que las irregularidades provocarán un fraude electoral masivo.

Este lunes, el presidente Trump tiene planeado realizar un mitin en Dalton, Georgia, en nombre de los candidatos republicanos al Senado David Perdue y Kelly Loeffler, que se encuentran inmersos de una contienda reñida.

Por último, Bob Bauer, asesor principal de Joe Biden, dijo el domingo que «Ahora tenemos pruebas irrefutables de que un presidente presionó y amenazó a un funcionario de su propio partido para que anulara el recuento de votos legítimo y certificado de un estado y fabricara otro en su lugar. Captura toda la vergonzosa historia del asalto de Donald Trump a la democracia americana», en relación con la llamada de Trump al secretario de estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Jack Ma - Alibaba

¿Dónde está Jack Ma?: el fundador de Alibaba que criticó al régimen chino no aparece

Next Article
wang yi, partido comunista chino

Partido Comunista chino sobre Biden: se abre una ventana de esperanza

Related Posts
Total
9
Share