fbpx
Saltar al contenido

Los americanos no deben sustituir las carnes por lentejas, necesitan es un Gobierno económicamente responsable

Read in English

Mientras que al otro lado del mundo los ucranianos luchan por su libertad contra los invasores rusos, Estados Unidos libra sus propias batallas internas. Es evidente que el conflicto desatado por Putin ha encarecido el precio del combustible a nivel mundial, sin embargo, está lejos de ser la razón principal por la que la vida de los americanos se ha elevado tan drásticamente en el último año.

Desde que Joe Biden asumió el poder dijo que se encargaría de acabar con el virus, no con la economía, pero sus medidas, lejos de ayudar a contener la pandemia, lo único que hicieron fue destruir lo que juró proteger. El exceso de gasto público, los cheques de estímulo, las incesantes restricciones contra el virus, además de las órdenes ejecutivas de la administración demócrata para cerrar los oleoductos americanos crearon una crisis inflacionaria y económica que ahora pagan todos los ciudadanos.

Con muy poca vergüenza luego de haber aniquilado millones de empleos y empezar a levantar las restricciones que ellos mismos habían impulsado —recuperándose los empleos que anteriormente se habían perdido—, los demócratas comenzaron a hacer propaganda alegando que habían creado más trabajos que cualquier otra administración.

Hoy continuamos en esta guerra de mentiras. Incluso un artículo de opinión de Bloomberg se atrevió a “recomendarles” a los americanos que para resistir a la inflación deberían sustituir las carnes por lentejas y tomar el autobús en lugar de usar sus vehículos. En lugar de responsabilizar al Gobierno federal de las trágicas medidas económicas, los grandes medios buscan excusarlo con medidas humillantes para la sociedad americana.

Mientras todo esto ocurre, un buen grueso del Partido Demócrata y el propio Biden continúan vociferando que los ricos deberían pagar más, mientras ellos continúan derrochando el dinero de todos los contribuyentes. Si ellos insisten en que los millonarios deben pagar su parte justa, ¿por qué el gobierno más rico del mundo no comienza a pagar su parte justa al hacer un recorte de impuestos generalizado del 10 % para pagar a los ciudadanos los fondos sustraídos a través de la inflación? Así podrían predicar con el ejemplo y sus argumentos, quizás, tan solo quizás, sonarían un poco más convincentes y menos hipócritas.

Emmanuel Rincón is a lawyer, writer, novelist and essayist. He has won several international literary awards. He is Editor-at-large at El American // Emmanuel Rincón es abogado, escritor, novelista y ensayista. Ganador de diversos premios literarios internacionales. Es editor-at-large en El American

Deja una respuesta

Total
14
Share