fbpx
macdonald, tom, fake woke

La canción de Tom MacDonald que expone la hipocresía progresista

Las reflexiones de MacDonald dejan a la vista la hipocresía con la que el sistema quiere dominar a las personas y cómo el progresismo quiere imponer un modo de vida ridículo y totalitario

[Read in English]

«Creo que es una locura, soy a quien etiquetaron como controversial, y Cardi B es modelo a seguir para las niñas de 12 años», canta Tom MacDonald, rapero canadiense oriundo de Vancouver. Su canción Fake Woke ha alcanzado el número 1 en la lista de ventas de canciones de iTunes de todos los géneros de USA. Permanece en la posición # 1. En YouTube cuenta actualmente con más de dos millones y medio de visualizaciones.

La canción ha causado un revuelo en la opinión pública por su alto contenido político y el análisis que MacDonald provee a los escuchas. Con voz harta lanza sus líricas contra el consenso progresista que quiere regir la vida y las visiones de la gente bajo las ópticas de la histérica cultura «woke».

En las barras iniciales, MacDonald critica la hipocresía del establishment woke que dice querer lo mejor para el mundo, pero pone en sus primeros puestos musicales a raperos que promueven la cultura de drogas en los jóvenes:

«Hay raperos que consumen Xanax en la cima de las carteleras, pero si menciono la raza en una canción, tengo miedo de que me maten por eso».

Pero la hipocresía no se la achaca solo a los críticos, sino a grandes raperos como Eminem, que en el pasado ha sido criticado por canciones como «Kill You» donde habla de matar y violar a su propia madre (canción que cantó en sus conciertos hasta antes de la pandemia) pero que ahora promueven el consenso progresista:

«Eminem solía golpear y asesinar a su madre y ahora no quiere fans que votaron por Trump».

MacDonald dispara al final contra la cultura de cancelación y la narrativa progresista del privilegio blanco:

«La cultura de cancelación dirige el mundo, ahora el planeta se volvió loco. Etiqueta todo lo que decimos como homofóbico o racista. Si eres blanco, entonces eres un privilegiado, culpable por asociación».

En el puente, MacDonald lanza una bomba que a todos, de izquierda y derecha, toma por sorpresa, al exponer la tecnología que es hoy usada por los titanes tecnológicos para controlar la vida de las personas:

«Nunca liberaron a los esclavos, se dieron cuenta de que no necesitan las cadenas. Nos dieron pantallas diminutas, creemos que somos libres porque no podemos ver la jaula». Mezclándolo con el motto de Ben Shapiro que canta en el coro: «a los hechos no le importan tus sentimientos».

Pocos versos iniciados en su segunda estrofa y MacDonald suelta una lección sobre la libertad de expresión y cómo la Big Tech censura hechos para escribir la realidad:

«La censura es un problema porque ellos eligen lo que borran. Existe una diferencia entre el discurso de odio y el discurso que odias».

Exponiendo la ridiculez de las identity politics de Black Lives Matter, MacDonald califica el nombre del movimiento como el más estúpido pues «el sistema está jodiendo a todos exactamente por igual». Para la tercera estrofa, el rapero toca de nuevo la censura por las grandes compañías, expresando su preocupación por el futuro de los niños que crecerán «idiotas» sin información y que, a pesar de que digan que es por nuestro bien, lo que buscan con la censura es evitar ciudadanos empoderados.

Para el final de la estrofa, MacDonald pone en cuestión la ridiculez del progresismo a la hora de manipular el lenguaje y cambiarlo por aplicar la ideología de género: «Están tratando de cambiar Amén a Awoman ¿Cómo permitimos que hicieran de la oración una microagresión?», finalizando luego con una brutal reflexión sobre el estado espiritual de esta época: «en lugar de pedirle a Dios la fuerza para seguir ganando, hacemos trampa para salir adelante y luego le pedimos perdón».

Las rimas de MacDonald son frontales y no juegan mucho entre los versos para musicalizar el mensaje más de la cuenta. Sin embargo, las reflexiones que el rapero expone en su canción dejan a la vista la hipocresía con la que el sistema quiere dominar a las personas y cómo el progresismo quiere imponer un modo de vida ridículo y totalitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
China limita a USA

China quiere trazar el camino de Estados Unidos en Asia

Next Article
marco rubio - escuelas

Marco Rubio presentará ley para que Biden cumpla promesa de reabrir escuelas

Related Posts
Total
4
Share